Edición Nº 1770


 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Artes y Ensartes
  • Mal Menor
  •  

     

     
    ARTES & ENSARTES 30 de abril de 2003
    Por LUIS E. LAMA

    El Incinerador

    I.-CORRUPCION EN EL INC Se titula el comunicado del arqueólogo Manuel Aguirre-Morales en el que sostiene que fue invitado por el Dr. Lumbreras para realizar diagnósticos sobre la situación en las dependencias del INC, los cuales no fueran tomados en cuenta por Lumbreras. Principales problemas según Aguirre:

    1) Una pobre logística y un reducido personal mal remunerado (6 arqueólogos contratados para supervisiones en todo el Perú) a pesar de la existencia de un "Cuadro para asignación de personal del INC" aprobado por Resolución Suprema Nº 177-2002-ED. (El Peruano, lunes 30 de septiembre del 2002, P.230708) que presupuesta la contratación de 12 profesionales de un total necesario de 44 arqueólogos.

    2) La corrupción de funcionarios de todo nivel como moneda corriente que ocasiona la destrucción del patrimonio arqueológico por omisión de funciones o elaboración de informes técnicos de dudoso criterio.

    3) Archivo general no actualizado que carece de los medios para organizar una base de datos digitalizada (debilidad que permite continuar con el tráfico de objetos y zonas arqueológicas).

    4) Inexistencia de reglamentos para la aplicación de sanciones a quienes destruyen el patrimonio, convirtiéndose éstas en bisagra para la corrupción.

    5) Incumplimiento de convenios inter- institucionales firmados por el INC con relación a la protección de zonas arqueológicas (CAMISEA, COFOPRI y PETT, entre otros).

    Hay acusaciones que preferimos confirmar, pero lamento decirlo, uno de los indicios que permitirían darle razón a Aguirre es el peculiar énfasis puesto en áreas como la de Imagen Institucional, mientras que otras se desmoronan.

    II.-Ciertamente el INC ha sido incinerador de algunos de nuestros más distinguidos intelectuales que ocuparon su dirección. Las razones son muy sencillas. Tienen el cargo pero no los recursos suficientes para realizar su tarea con dignidad. De otro lado, hay que admitir que muchas mentes brillantes adolecen de la capacidad de organización para hacer funcionar una institución resquebrajada por intrigas, paranoias y miserias. ¿Realmente existe interés alguno, de este gobierno y quienes lo precedieron, por el INC?

    III.-En este embrollo están involucrados desde el SUTEP y Cuaresma, hasta el pobre... ¿alguien sabe cómo se llama el Ministro de Educación? Por su parte, Elías Mujica, miembro de la Comisión de Arqueología desmiente a Aguirre Morales y le recuerda que vino al Perú exclusivamente a hacer su plan de tesis. También aclara que más que renunciar, lo renunciaron por "incapacidad" (sic)... "Varias de tus metidas de patas, tuvimos que resolverlas a nivel de la comisión nacional de arqueología" (re-sic). Mujica defiende además el nombramiento de Piero Guarisco como Director General del Patrimonio Arqueológico. Pero Aguirre Morales refuta absolutamente todo, incluyendo la defensa de Guarisco, y termina por lapidar a Mujica "deplorando tu actitud sumisa y servil" (re-re-sic).

    IV.-Los dos pueden tener razón: Elías Mujica admite que "no hay dudas que el INC viene arrastrando muchos problemas como el que indicas. El problema es cómo aunar esfuerzos para resolverlos dentro de todas las limitaciones existentes, pensando en nuestro patrimonio cultural y no en nuestras ambiciones personales como las que denotas en tu correo". Respuesta de Aguirre Morales: "Te propongo en lugar de que te embarques en una cruzada por defender lo indefendible, encabeces y lleves a cabo un debate público nacional, con documentos puntuales y programáticos en mano, donde se discuta acerca de la "política cultural del Estado" y que paralelamente se realice una auditoría interna del INC en la que se revise todo lo actuado y gastado en el Instituto desde que se hizo cargo el Dr. Lumbreras, así como de todo lo actuado y propuesto por la Comisión Nacional Técnica de Arqueología desde que tú la conformas".

    V.-Respeto ambas posiciones, pero yo les pregunto: ¿Si no pueden con un Instituto, para qué diablos se está proyectando un Ministerio de Cultura que multiplicaría exponencialmente los conflictos existentes, llegando a una situación que pudiera ser infinitamente más grave que la de hoy?. Sería bueno preguntarle a los cusqueños, por ejemplo, qué piensan del INC. Dr. Lumbreras: ¿sería excesivo pedirle una convincente explicación?


    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Heduardo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Lugar Común | China te Cuenta Que... | Piedra de Toque |Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal