Edición Nº 1770


 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Artes y Ensartes
  • Mal Menor
  •  

     

     

     

    ARTICULO

    30 de abril de 2003

    Pizarro a Paso Ligero
    La Primera Dama, el Rey Juan Carlos y Francisco Pizarro.

    Mientras en España, Eliane desfilaba frente a caballos de paso peruanos, en el Perú el conquistador español era defenestrado con todo y su caballo.

    FRANCISCO Pizarro no sólo fue el conquistador de estas tierras y el hombre que fundó Lima. Fue también el primer hombre que dividió al Perú. Y su legado entre nosotros -contradictorio y discutible, pero principio de nuestra peruanidad-, se hizo sentir en los últimos días. La Municipalidad de Lima decidió que el mejor momento para retirar el monumento del Conquistador del Perú, era el momento en que la Primera Dama obsequiaba en España al rey Don Juan Carlos de Borbón, una yegua pura sangre de paso, preñada y avaluada en quince mil dólares, llamada María Bonita.

    El pecado del monumento al conquistador fue haber llegado al país; en realidad, se sabe que la mentada escultura de Francisco Pizarro es réplica de otra que existe en Sevilla. El 18 de enero de 1835 se la instaló en el atrio de la Catedral, donde soportó por años las bromas de limeños y extranjeros que repararon en tan risible ubicación. Se le dedicó luego la plaza que ocupó hasta hace unos días, de donde se la arrancó de cuajo de su pedestal con festejos propios de la caída de las estatuas de Hussein, y se la transportó entre gallos y medianoche en el camión más vetusto posible a un depósito del Setame. El silencio de la prensa española ante el insólito proceder limeño sólo puede reflejar el estupor que debe reinar en la Madre Patria.

     

    Santiago Agurto, antiguo promotor del desalojo.

    ¿ACASO VALIO LA PENA?

    El autor intelectual del sorprendente acto es el arquitecto Santiago Agurto -a la postre, de ascendencia española-, por años promotor de la remoción de la obra. El alcalde Castañeda tuvo en sus manos la parte operativa. Para Agurto, "ese hombre a caballo con la espada desenvainada y el gesto violento dispuesto a matar, agrede a las personas. Como peruano, siento que es ofensivo por el aspecto que de Pizarro se elige perpetuar: el de Conquistador".

    "A mí en realidad no me ofende", ha sido la respuesta de José Antonio del Busto, quien ha dedicado gran parte de su vida al estudio del porcicultor convertido en hidalgo. Del Busto añade que Pizarro no estaba allí por ser el Conquistador del Perú, sino en su calidad de Fundador de Lima. Y esto no es ninguna excentricidad peruana: en Santiago de Chile hay monumentos a Pedro Valdivia y Diego de Almagro; en Colombia, a Jiménez de Quezada, y en Ecuador, a Benalcázar.

    Por cierto, el coste de esta mudanza mayor ya hizo corcovear a más de uno. El municipio afirma que los 600,000 soles invertidos son parte de un plan estratégico de ordenamiento, que contempla la creación de lo que ya se empezó a llamar el Parque Perú (¡y en el Perú!).

     

    Dijo que se iba y se fue. En la "Plaza Perú", se izarán tres pabellones con ceremonias los domingos. der.: El nombre propuesto para la plaza: José Davila.

    LA PLAZA DAVILA

    En lo que hasta hace poco fue la Plaza Pizarro, hace mucho se levantaba el hogar de uno de los más insignes vecinos que haya tenido la ciudad: el trujillano José Dávila Condemarín. Nacido en 1799 y muerto en 1882, Dávila fue designado secretario de don José de San Martín y luego de don Simón Bolívar. Llegó a rector de la Universidad Mayor de San Marcos y fue sucesivamente embajador del Perú en Italia e Inglaterra. Más tarde organizó nuestro sistema de correos con un reglamento que se mantuvo vigente por casi cien años. Una plaza en el espacio que ocupó la casa de alguien con tales pergaminos, quizá sea algo en lo que todos podríamos estar de acuerdo.

    Ahora, cual caballo que busca establo, el monumento a Pizarro engrosa una lista con más de doce esculturas itinerantes en la capital. Simultáneamente, algunas voces al interior del Concejo Municipal ya han deslizado que la idea es trasladarlo a la esquina de Lampa y Emancipación. Una playa de estacionamiento funciona en lo que sería la "Plaza del Fundador"; poco alentador destino para el analfabeto aventurero que llegó desde España a conquistar el Perú. (S.M.)

     


    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Heduardo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Lugar Común | China te Cuenta Que... | Piedra de Toque |Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal