Edición Nº 1770


 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Artes y Ensartes
  • Mal Menor
  •  

     

     

     

    ARTICULO

    30 de abril de 2003

    Paginas 28 y 29 de la edición impresa.

    Tras la publicación de la última edición, CARETAS intentó comunicarse con Matilde Pinchi Pinchi para que ofreciera su versión completa de los hechos que desencadenaron en la filtración del vídeo Kouri-Montesinos. Aunque Pinchi Pinchi optó por guardar silencio, Jacquie Beltrán analiza las razones que, en su concepto, pudieron motivar a quien conocía como "Rosita". Alta tensión en este capítulo del diario.

    Dos Mujeres, Un Estilo
    Jacquie comenta la historia de Matilde y el vídeo Kouri-Montesinos.

    MATILDE Pinchi Pinchi, `Rosita', se fue consolidando como una candidata de fuerza en la mente de Jacqueline Beltrán. Corría el tiempo en la cárcel de Santa Mónica y para la ex pareja sentimental de Vladimiro Montesinos era cada vez más probable que hubiera sido la responsable de filtrar el vídeo Kouri-Montesinos.

    La misma pregunta rondó por las cabezas de otras personas que estuvieron cerca a Montesinos. La lista siempre se reducía a los mismos sospechosos: Pinchi, Roberto Huamán, Humberto Rozas. Aunque los documentos digan lo contrario, Pinchi Pinchi le negó a CARETAS ser quien sacó el vídeo de la caja fuerte (1769). Cuando entonces se le preguntó si creía que Jacquie pudo haber sido esa persona, respondió que no era capaz.

    Queda bajo un signo de interrogación el momento en el que Pinchi Pinchi se decidió. Como en muchas otras especulaciones, del diario de Beltrán también se desprende que el día D pudo ocurrir al regreso del viaje que Montesinos y las mujeres hicieron a Rusia. Ello fue cinco días antes de la emisión del vídeo (14 de setiembre del 2000). Pero, como ya lo confirmó el congresista Luis Iberico, las negociaciones para la obtención de la cinta comenzaron en agosto. Sólo una mujer sabe la verdadera respuesta. (E.CH.)

    DIARIO OCHO

    Lima, 28 de abril del 2003

    Como he dicho anteriormente, fue a mi retorno de Panamá a fines de octubre del 2000, que supe de todo lo que había sucedido a mis espaldas.

    Uno de los hechos fue enterarme que quien yo conocía por el nombre de Rosita se llamaba en realidad Matilde Pinchi Pinchi. La vi en el Congreso de la República sentada con la comisión investigadora presidida por el señor David Waisman.

    Después, el 22 de enero del 2001, se ordenó mi injusta detención en el penal Santa Mónica. En febrero ingresaron medios de prensa para hacer entrevistas. Recuerdo a la periodista Mariela Balbi a quien le conté lo sucedido en el viaje a Rusia y las discusiones que allí se dieron entre el señor Montesinos y `Rosita'. Noté en la periodista Balbi una dosis de duda y sorpresa. Lo comprendo. A mí nadie me conocía, era una extraña y cualquier cosa que yo dijera en esos momentos se podría tomar a la ligera.

    Pasaba el tiempo y seguía en el penal, reflexionando sobre lo que había pasado. Todos sabemos que el vídeo del señor Kouri y el señor Montesinos salió a la luz al poco tiempo de regresar del viaje a Rusia. Montesinos y su masajista Pinchi Pinchi lo hicieron peleados. Yo sólo pensaba que se trataba por las llamadas de atención que ella recibió del señor Montesinos. El estaba enfurecido, con razón, por su comportamiento, digamos, vulgar, ante estos señores rusos. Ahora sé que todo se debía a los celos y el despecho de esta señora que me odiaba en silencio.

    En Rusia no fue la única vez que la vi. Muchas veces fue a la casa de playa Arica a practicarle masajes al señor Montesinos y jamás vi nada sospechoso. Para mí sólo era una empleada y nada más. Incluso les cuento que en algunas oportunidades le daba masajes a Montesinos mientras yo los dejaba solos y atendía otros menesteres del hogar. Eso le molestaba a Montesinos, pues no quería que me moviera de su lado. Sólo en Rusia vi por primera vez en `Rosita' y Montesinos una actitud que no vi antes. No pude aclararlo.

    En Rusia, ella recibió un merecido trato duro, despectivo y humillante por parte de Montesinos debido a su comportamiento en una cena con los señores rusos. También de parte mía porque la boté de mi habitación cuando ingresó sin tocar la puerta a buscar el famoso Sanax para Montesinos. Consideré su actitud un total despropósito. Vio que Montesinos tenía un comportamiento torpe con mi persona y en vez de darme su apoyo como mujer que era, sólo se preocupó de buscar el Sanax sin importarle cómo me sentía en ese momento. Por eso la largué diciéndole sus cuatro palabras. Estaba segura que le habría dolido en el alma.

    En suma, la tal `Rosita' recibió su merecido de ambos y seguramente se incrementó su odio y despecho contra mi persona, así como la vergüenza y la cólera contra Montesinos. Desde San Petersburgo casi no se dirigieron la palabra. En La Habana ella le pidió a Montesinos su pasaporte para hacer un viaje desde allí por su cuenta, recibiendo otra largada violenta por parte de él.

    Obviamente, al merituar todos estos hechos, es lógico que casi todos pensemos que fue Matilde Pinchi Pinchi quien entregó este vídeo. Mucho más cuando ella era la mano derecha de Montesinos, como se sabe ahora. Actuó por celos hacia mí, ya que ella misma ha confesado haber tenido hace muchos años un affaire con Montesinos. Claro, al conocerme le nació el odio que supo disimular muy bien cuando vio que era la pareja del señor Montesinos, con quien constituí un hogar de hecho junto a mi hijita Joseline.

    Los celos y odio fueron fundamentales para inventar toda esa sarta de mentiras e infamias que declaró en el juicio oral durante el proceso de tráfico por influencias.

    Es tanta su obsesión con mi persona que me he tomado el trabajo de observarla y darme cuenta que en algunas ocasiones intenta vestirse como lo hago yo. Y eso no me molesta, no soy una mujer egoísta, pero debo confesar que cuando la he visto no he podido resistir la risa.

    Es increíble hasta dónde puede llegar una persona cegada por el odio y los celos, para mí eso es obra del demonio. Aunque no estemos libres de adversidades, los que estamos con Dios nos encontramos protegidos y alejados de todos esos sentimientos negativos. Lo más lindo, estamos en paz.

    Quisiera también poder contestar por este medio a las personas que leen mis diarios. En este caso a quienes me han expresado sus impresiones en las anteriores ediciones de CARETAS. Me gustaría expresarles mis saludos y respetos y decirles que sólo intento que me comprendan en tanto consideren que soy un ser humano privado de su libertad injustamente, que sólo intenta decir su verdad. Pero también quisiera contarles que estoy escribiendo un libro que seguro muchos leerán para poder seguir conociendo mi vida sentimental al lado del señor Vladimiro Montesinos. Les deseo suerte.

     


    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Heduardo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Lugar Común | China te Cuenta Que... | Piedra de Toque |Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal