Edición Nº 1753


Ud. Puede anunciar aqui
 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Artes y Ensartes
  • Mal Menor
  •  

     

     

     

    ARTICULO

    26 de diciembre de 2002

    Premios A la Resistencia 2002
    Una vez más escogemos a personajes que durante el año -a veces durante una vida- demostraron tesonero afán de servir causas justas, aun a riesgo de la vida; o ahondar en la historia, la cultura y el deporte. Honrándolos, CARETAS se honra.

    Advierte que las "batallas más duras" de la Comisión están por venir. Presentarán su informe final el 13 de julio.

    Salomón Lerner
    La Terca Verdad

    SALOMÓN Lerner Febres, Presidente de la Comisión de la Verdad y Reconciliación, asumió su designación como si fuera, dice,"un test personal. La Filosofía es la búsqueda del amor, el bien y la verdad. Quería saber, si aparte de ser bagaje académico, podía ser eficaz".

    La búsqueda del rector de la Universidad Católica encontró obstáculos de distinta dimensión: flaco presupuesto, medios de prensa indiferentes y sectores políticos hostiles. "Lerner se compró el pleito", señala una persona que trabaja con él. Su perfil, un profesional de incuestionable solvencia académica carente de pasado en el activismo por los Derechos Humanos, resultó ideal para aplacar a quienes estigmatizaron a la Comisión desde antes de que se conformara.

    La Comisión logró hitos con la realización de las impactantes Audiencias Públicas, la recolección de 12 mil testimonios y el impulso de exhumaciones como la de Lucanamarca. En contravía a otras iniciativas similares, viene adelantando que las víctimas atribuibles a Sendero Luminoso son muchas más de las que originalmente se pensó. Aunque Lerner asegura que las FF.AA. deben asumir la responsabilidad que les toca, también advierte que "no estamos para hacer de ellas un chivo expiatorio, sino que les podemos ayudar a practicar un necesario exorcismo".

    Entre los ejemplos más nítidos del compromiso de Lerner, estuvo su insistencia para recabar el testimonio de Alberto Fujimori, quien no lo recibió en Japón. "El señor Fujimori puede ser astuto, ladino, pero es cobarde", dice ahora. En los líderes terroristas encarcelados, le llamó la atención la brecha entre sus conductas cotidianas -Oscar Feliciano Ramírez le regaló una tierna tarjeta en la que se ve a un niño halando una alpaquita- y la intolerancia política que llevó al Perú al desbarrancadero. "Fueron envenenados por un cascarón de ideología", anota. Lejos de cualquier cálculo político, Lerner continuará con sus funciones docentes cuando la Comisión termine su mandato. "Creo", reflexiona, "que las clases que dictaré de aquí en adelante tendrán un referente real".

     


     

    Monseñor Luis Bambarén, será recordado por ser el obispo de los pueblos jóvenes y por su compromiso con la defensa de los derechos humanos.

    Luis Bambarén
    Orando en El Arenal

    A los 16 años, Luis Bambarén, ingresó al noviciado de los padres jesuitas de Miraflores para iniciar su formación religiosa. Desde entonces se ha consagrado al servicio de los demás, a denunciar injusticias y a enfrentar los poderes de turno, cada vez que lo exigió su misión eclesial.

    En 1968 recibió la consagración episcopal como Obispo Auxiliar de Lima, asume su labor pastoral comprometiéndose a atender a los miles de migrantes que convertían a los arenales en sus residencias.

    Este compromiso lo llevó a enfrentarse al gobierno del general Juan Velasco Alvarado. En 1971 se produjo una masiva invasión en Pamplona. La Policía actuó brutalmente al reprimir a los invasores matando a dos personas. Bambarén denunció los excesos policiales, lo que originó la desmedida reacción del entonces ministro del Interior general Armando Artola, quien ordenó que se le detenga.

    Es difícil olvidar la imagen de monseñor Bambarén engrilletado y conducido a los calabozos de Seguridad del Estado. La Iglesia reaccionó con un enérgico pronunciamiento que obligó al gobierno del general Juan Velasco Alvarado a retroceder. El obispo fue liberado y el ministro fue destituido.

    Tiempo después, cuando la violencia se apodera del país. Monseñor vuelve a levantar la voz. Esta vez para denunciar las torturas que sufrían los detenidos acusados de terrorismo.

    A fines de los noventa, su continua preocupación por la violación de los Derechos Humanos y su prédica contra la violencia de Sendero Luminoso lo puso en la mira de los terroristas.

    En 1990 fue amenazado de muerte y dos sacerdotes de su diócesis fueron asesinados por un comando senderista Aún así se mantuvo en defensa de los derechos humanos.

    Está fresca en la memoria de los peruanos su oposición desde el ángulo eclesiástico, al régimen de Alberto Fujimori. Sus gestiones y su participación activa fueron claves para lograr que el Perú retorne a la senda democrática.

    El 14 de enero próximo, cumple 75 años. Edad de jubilación automática de acuerdo a las estrictas leyes eclesiásticas. A partir de ese día, pasará a ser obispo emérito, sin control sobre ninguna diócesis. Aunque Juan Pablo II puede prolongar su mandato, como están las cosas en el Vaticano, esta posibilidad resulta remota.

    El actual obispo de Chimbote, pasará así al retiro, pero su voz y presencia seguirán marcando el derrotero de su grey.

    60 años dedicados a la defensa de los derechos humanos y de los más pobres conducen a CARETAS a concederle el Premio a la Resistencia.



    La aeromoza Hermis Chávez Talledo, neutralizó a un terrorista que quería hacer volar el avión. Der.: Terrorista Richard Reid, de al-Qaeda.

    Hermis Chávez T.
    Valor a Bordo

    LA aeromoza peruana Hermis Chávez Talledo de Moutardier, de 47 años, es considerada una heroína en los Estados Unidos y del mundo civilizado que lucha contra el terrorismo. El 22 de diciembre del 2001, tres meses después del ataque terrorista a las Torres Gemelas, impidió que Richard Reid, un ciudadano inglés de 21 años, presumiblemente miembro de la organización terrorista al-Qaeda, activara una bomba al interior de un avión de American Airlines, que llevaba a 185 pasajeros de París a Miami.

    Reid había burlado todos los controles del aeropuerto Charles de Gaulle, en París. Y después de dos horas de vuelo, a 35 mil pies sobre el Océano Atlántico, estaba sentado, solo, mirando el cielo a través de la ventana. En realidad, estaba a punto de perpetrar su macabro plan: hacer estallar en pedazos el avión.

    Ya había llamado la atención de los pasajeros, que por el olor a humo pensaban que estaba fumando. E incluso Hermis, la aeromoza peruana, al ser solicitada por los demás pasajeros, lo había descubierto prendiendo un cerillo. Por eso Hermis, luego de reprenderlo, se había mantenido atenta a su comportamiento. Hasta allí todos pensaban que se trataba de un empedernido fumador que no se aguantaba las ganas de prender un cigarrillo.

    Minutos más tarde, cuando Hermis fue a ver si todo había vuelto a la normalidad, se encontró con una escena terrorífica: Reid estaba tratando de prender con un fósforo la mecha de una bomba casera oculta en una de sus zapatillas, la misma que tenía entre las piernas. "Sólo vi el mecanismo con pequeños cables y un fósforo. El fósforo estaba prendido" -recuerda ella. Fue entonces que la aeromoza peruana se abalanzó sobre el terrorista para neutralizarlo. Luego llegó otra aeromoza y después algunos pasajeros, que lo maniataron con correas y pitas. Y le echaron agua Evian para inutilizar la pólvora. Finalmente, un médico le aplicó un sedante gracias al cual el terrorista no despertó hasta que estuvo en manos de la Policía. Así, un ángel peruano salvó la vida a 185 pasajeros de todo el mundo.

     


     

    La arqueología, dice Ruth Shady, nos hace reflexionar sobre el presente, en base al conocimiento de una memoria que ha sido olvidada pero, como decía Martí, que nos es necesaria.

    Ruth Shady
    Caro Cara

    LA noticia fue recibida con indiferencia y luego con incredulidad. ¿Cómo creer que habíamos sido capaces de desarrollar la matemática, la ciencia, la tecnología y el arte casi simultáneamente con el Viejo Mundo y nos adelantamos en por lo menos 1,500 años en ese conocimento a cualquier otra sociedad del continente americano?

    El descubrimiento de Caral rompió esquemas pero la arqueóloga Ruth Shady tiene en sus manos 28 fechados radiocarbónicos que son una prueba irrefutable: en el valle de Supe floreció la ciudad más antigua de América y el primer Estado peruano.

    La historia comenzó cuando tenía 12 años con la primera colección de historia que recibió como regalo de Navidad de su padre, el agrónomo Gerardo Heinz Shady Berner. "Mi curiosidad por los libros y su lectura inició mi interés por la cultura prehispánica". En el colegio Juana Alarco fue una de las dos solitarias alumnas que pertenecían al club de museos y en San Marcos las excavaciones en la huaca de la universidad la hicieron decidirse por estudiar arqueología en paralelo con la carrera de pedagogía.

    Es en 1994, a los 44 años de edad, que llega al valle de Supe. Trabaja sin sueldo, durmiendo en carpas, sin más apoyo que el de sus alumnos de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y un auto prestado por el director del INC de entonces, Pedro Gjurinovich. En 1996, con fondos de la National Geographic inicia las excavaciones con apoyo de la propia comunidad de Supe. En 1999, ya estaba convencida de que estaba ante la más antigua civilización peruana, de arquitectura monumental y desarrollo complejo.

    Actualmente la esperanza ilumina Caral. Existe el compromiso de la Primera Dama Eliane Karp para lograr que este valioso patrimonio arqueológico se ubique en un contexto integral con el desarrollo artesanal, agrario, de salud y turístico de la zona.


     

    No había cumplido los 15 y ya compartía afanes literarios con sus condiscípulos Rafael de la Fuente Benavides (Martín Adán) y Adolfo Westphalen.

    Estuardo Núñez
    La Vida y Las Letras

    HA cumplido 94 años de edad, y aún sigue en la pelea. Estuardo Núñez -que ha hecho de Barranco su patria chica- es el maestro que se resiste a decirle adiós a las aulas universitarias; el literato que mantiene viva la pasión que lo llevó, desde niño, a los libros; el escritor que aún sigue investigando; el hombre al que se le iluminan los ojos cuando recuerda a Eguren y Maritátegui, a quienes tuvo la suerte de conocer siendo todavía un adolescente. Don Estuardo es el único amigo que perdura de estos memorables personajes.

    Nació en Chorrillos, en 1908. Pero gran parte de su vida ha vivido en Barranco. A los 5 años comenzó a aprender a leer en una Underwood, y en esa máquina a reconocer y, luego, a teclear las primeras letras.

    No había cumplido los 15 y ya compartía afanes literarios con sus condiscípulos Rafael de la Fuente Benavides (Martín Adán) y Adolfo Westphalen, en el Colegio Alemán. "Eramos 20 alumnos -recuerda- y el 25% de ellos tenían especiales habilidades literarias. Tuve la suerte de coincidir con este pequeño grupo que tenía el culto por la lectura. Mi generación fue una generación eminentemente literaria".

    En la Universidad de San Marcos se gradúa como doctor en letras y luego como abogado. Trabajó en la universidad, pero no pudo regularizar su contrato por el hecho de haber participado en la reforma universitaria. En 1932, Sánchez Cerro cierra la universidad y mucha gente queda en la calle. En 1937 se reabre la universidad, pero un poco volviendo a lo antiguo. Los delegados que participaron en la reforma son, entonces, considerados como revolucionarios y no los llaman para ocupar ningún cargo. "Durante diez años yo fui excluido de la universidad" - rememora el escritor.

    Estuardo Núñez tiene en su historial profesional haber sido director de la Biblioteca Nacional, director de la Academia Peruana de la Lengua y miembro de número de la Academia Nacional de Historia. Además de autor de una veintena de libros.

    Entre sus libros, hay uno que recuerda con especial afecto: `Panorama actual de la poesía Peruana', que fue el libro donde se hizo por primera vez la revelación del enorme valor de la poesía de Vallejo, "porque antes la gente no lo entendía; lo había entendido en su primera etapa, pero en su última etapa de Trilce hacia delante, eso ya no lo entendía la gente. El propio amigo íntimo, que lo trataba de tú, Luis Alberto Sánchez, le reprochaba el que por qué estaba escribiendo esa poesía difícil".

    ¿Cómo se siente, don Estuardo, al llegar a los 94 años de edad? -En pleno uso de mis facultades, no tengo limitaciones en el comer, ni en el beber, no abuso... A pesar de mi edad, no uso bastón. Puedo mantenerme de pie durante muchas horas... He disminuido mis horas de lectura por deficiencia visual. Yo he perdido gran parte de la visión de un ojo y trabajo solamente con el otro, lo que a veces me impide lo que quisiera leer, pero yo sigo leyendo, sigo investigando...

    Nada más admirable que este personaje, múltiple, memorioso, fascinante, que pese a su edad aún conserva el vigor intelectual para seguir produciendo.

     


     

    La italiana Anna Zucchetti hace cuatro años defiende el valle verde de Lurín.

    Anna Zucchetti
    Salve Lurín

    IDEAS simples y sensatas como salvar el valle verde de Lurín de la voracidad urbana de Lima demandan, en un país como el nuestro, no sólo paciencia, sino nervios de acero. Hace cuatro años, Anna Zucchetti, 36, libra esa inconclusa batalla. Bióloga italiana con una especialización en gestión ambiental, Anna pronto descubrió que para ganarla no basta con cantarle a la primavera, sino atender el crujido de las ruedas de molino de la inefable burocracia estatal.

    El valle del río Lurín es un regalo de la naturaleza a la ciudad de Lima. En pleno siglo XXI, el Lurín desemboca en el Oceáno Pacífico tan limpio que aún se pueden pescar camarones en sus aguas. Pero Lima, luego de haber sepultado bajo cemento el valle del Rímac y del río Chillón, ha volcado su mirada sobre él. Donde hay chacras, se pretenden levantar industrias; en reemplazo de sistemas de riego centenarios, se trazan avenidas. Y ahora se quiere erigir también una ciudad satélite para un millón de personas, financiada por MiVivienda y con el padrinazgo del gobierno, que podría ser la sentencia de muerte del noble valle.

    Pero han topado con un hueso duro de roer. Zucchetti, directora de proyectos de la Oficina de Asesoría y Consultoría Ambiental (OACA), tiene un plan alternativo -el Proyecto Valle Verde- que propone una expansión urbana ordenada y respetuosa del patrimonio natural.

    "En un futuro cercano Lurín estará ubicado en el centro de la metrópoli como si fuera un gran parque central", sostiene el arquitecto Augusto Ortiz de Zevallos. "Lurín representa la última oportunidad de Lima para contar con espacios naturales en su entorno inmediato. Pero requiere de gestión imaginativa. La inteligencia del proceso planteado por Valle Verde es que no es cortoplacista. Ofrece una palanca de desarrollo para el disfrute de la ciudad, y no para que estas áreas sean tratadas como una mercancía más".

    Así también lo creen los doce alcaldes de la cuenca del Lurín -desde las alturas de Huarochirí hasta el valle bajo de Pachacámac-, así como 24 organizaciones de base de productores y un creciente y militante comité de amigos del valle de Lurín que se han sumado a la cruzada. Si no fuera por ellos, y por el temple de Anna Zucchetti, es muy probable que el valle ya habría sido depredado. La pelota está ahora en cancha del flamante alcalde de Lima Metropolitana, Luis Castañeda Lossio. La campaña por la campiña de Lurín continúa.

     


     

    Arrojo y control. El suboficial Vela representa el cambio por el que pasa el cuerpo policial.

    Ramón Vela
    La Ciudad y Los Fierros

    "Todo lo que veía era el hueco de los cañones". Dos peligrosos delincuentes apuntaban a la cabeza de Ramón Vela Rodríguez en la primera cuadra de la calle Felipe Sassone en Miraflores. Este suboficial técnico de tercera perteneciente a las Aguilas Negras persiguió en su motocicleta a los individuos de amplio prontuario policial luego que robaran S/5 mil a dos transeúntes y huyeran en un vehículo contra el tráfico. Según el comandante PNP y jefe de las Aguilas, Carlos Alfonso Vargas, esta situación es inusual, pues los policías motorizados son enlaces que no acostumbran a enfrentar situaciones en las cuales tienen inferioridad de condiciones. Vela esquivó los disparos que le hicieron desde el carro y luego, cuando se bajaron, hizo como advertencia dos disparos al aire. Siguió un tiroteo abierto. Uno de ellos huyó en dirección a la Vía Expresa y el otro cayó con una herida en la pierna. "Era como si rompieran una cañería. La sangre salía así". Víctor Camacho Nájar, conocido como "Gordo Víctor", intentó recuperar su arma y aún así Vela logró desarmarlo sin disparar. Seguidamente, el suboficial le pidió a un peatón que le hiciera a Víctor un torniquete.

    Vela (36) tiene gran pericia para desarmar sujetos que tienen el cuchillo en el cogote de sus víctimas. En la mayoría de ocasiones, "pienso en mi fierro pero no lo uso. Evitamos el uso de armas para que no muera un inocente". El caso de Vela, alguien que apenas alcanza a ganar 700 soles, sale a la luz en un año en el que el arrojo policial se percibió por doquier. Uno de los efectivos que participó del rescate en la discoteca Utopía casi pierde la vida luego de salvar a siete personas. El técnico de segunda Gonzalo López fue asesinado por delincuentes que amenazaron con matar a un niño que tenían en su poder si no soltaba el arma. Su amigo y actual jefe de los escuadrones de emergencia, coronel PNP Armando Martínez, fue hostigado al negarse a ser parte de los malos manejos del gobierno de Fujimori. Para él, "en el actual proceso de reforma, la Policía busca eliminar la imagen del policía violento y construir otra más cercana al ciudadano". Cuando un solitario efectivo le recriminó a Vela no haber eliminado al "Gordo Víctor", su respuesta no requirió de más explicaciones: "Ya no estamos en tus tiempos".

     


     

    Garrido Lecca aboga porque desarrollemos nuestro potencial forestal. El Perú tiene 41 millones de hectáreas (32% del territorio nacional) de bosques naturales renovables. Qué esperamos.

    Garrido Lecca
    Tocó Madera

    JOSE Garrido Lecca, un ingeniero industrial de 42 años, se convirtió en una de las sensaciones de la última Conferencia Anual de Ejecutivos (CADE). Su exposición sobre la innovación empresarial cautivó al auditorio.

    Y es que Garrido Lecca mostró las enormes posibilidades que ofrece el aprovechamiento de nuestros recursos madereros. Un banco de oro, sobre el que insistimos en seguir sentados.

    Sus cifras eran elocuentes. El Perú ocupa el sétimo lugar en el mundo en cuanto a extensión de bosques tropicales, y el segundo lugar en Latinoamérica. Hemos sido premiados con 65 millones de hectáreas de bosque natural, de las cuales 41 millones (32,1% del territorio nacional) son potencialmente aptas para la producción forestal permanente.

    "Si aplicamos una correcta política de aprovechamiento de estos bosques, en quince años podríamos estar exportando unos 800 millones de dólares anuales", sostiene Garrido Lecca.

    El empresario conoce bien de lo que habla. Como gerente general de Exportimo, una fábrica dedicada a la producción de muebles, ha protagonizado uno de los mayores éxitos industriales de los últimos años.

    Exportimo ha crecido a un ritmo impresionante: 33% anual en la última década. En el 2001 exportó muebles por un valor de 8 millones y medio de dólares a Estados Unidos, y hoy trata de ingresar al mercado europeo.

    La planta ubicada en Zárate es un modelo de eficiencia. Dotada de lo último en tecnología, combina la calidad y la tradición artesanal de los carpinteros peruanos con el uso de las máquinas más modernas.

    El secreto de su éxito radica en esta combinación y en su permanente esfuerzo por alcanzar estándares internacionales.

    Este año obtuvieron el "certificado para la cadena de custodias de maderas provenientes de bosques manejados de acuerdo a los principios y criterios de la Forest Stewardship Council (Consejo para la Administración Forestal)".

    Una certificación que asegura que la madera de la que están hechos los muebles es extraída adecuadamente y que los bosques de la que proviene son reforestados. El premio por adquirir insumos de estas características es la posibilidad de conquistar mercados ecológicamente exigentes como el europeo.

    Exportimo entendió esta situación y por ello sólo trabaja con madera proveniente de industrias que cumplen con estas normas.

    Teniendo el 70% de las exportaciones peruanas en su rubro y un crecimiento espectacular, se puede decir que José Garrido Lecca y todo el equipo de Exportimo le ganaron por goleada a la recesión.


     

    Baigorria, en provincias como Cusco y Arequipa, tuvo que ser escoltado para poder escapar de la euforia de los taxistas que lo esperaban.

    Sergio Baigorria
    El Super Tico

    CADA vez que llegaba a una provincia, la ciudad se quedaba sin taxistas. Y es que todos los choferes de Ticos esperaban pacientemente a Sergio Baigorria, competidor de Caminos del Inca en Turismo Mejorado, quien con el carro más diminuto y frágil que han conocido las pistas peruanas se aventuraba, en el más descarado de los atrevimientos, a correr en el rally más agreste, el torneo madre del automovilismo peruano. Su motor de 795 cc era casi exactamente la mitad del permitido en la categoría, 1600 cc. Pero eso no importaba. Importaba asumir el reto de sacarle la lengua a los descreídos, reivindicar la herramienta de trabajo diaria, llegar a la meta. También subir la autoestima de una de las clases más vapuleadas de nuestro magma social, los taxistas; y desmentir el mito de que el Tico es un carro peligroso, es, las más de las veces, quien lo conduce.

    El tercer puesto en Caminos del Inca ("el objetivo era llegar, subir al podio fue un premio") fue la antesala a otro triunfo: el primer lugar en la tradicional "6 Horas Peruanas".

    El Tico en la ruta no me dio ningún problema. En Turismo Mejorado competí contra el Lanos de Miyagi, el Volkswagen de Luis Fischer, contra unos Peugeots y contra un Lada. De bajada pasábamos autos, de subida nos pasaban. Estábamos segundos hasta Cusco, en la ruta a Arequipa se metió agua en el tanque de gasolina y perdimos minutos valiosos. Algunos corredores de provincias no me dejaban pasar porque se sentían humillados: en sus pueblos los esperaban con flores y no iba ser bien visto que les gane un Tico. En las 6 Horas Peruanas le pusimos 3 carburadores de moto y el carrito respondió bien. Corrimos contra un Lada, un Peugeot, un Volkswagen Gol y llegamos primero. Pusimos un buen pressing. En la curva los pasaba y en las rectas, por máquina, ellos me volvían a pasar. Pero parece que no aguantaron el pressing y al final se quedaron.

    -¿Cómo te animaste a competir con un Tico?

    -Yo he sido campeón de autos tubulares en el 2000 y 2001, y 4 veces campeón nacional de motocross. Por eso yo quería correr Caminos del Inca a como dé lugar.

    -¿Pero cuál es la ventaja de correr en un Tico, si es que tiene alguna?

    -La gran ventaja es el auspiciador, Iza Motors, el taller más grande de Ticos del Perú. Cuando les presenté el proyecto me acogieron y apoyaron. Se buscaba hacer de Turismo Mejorado una categoría popular, una puerta para la gente que quiera empezar a correr autos. El Tico no es muy caro, los repuestos son baratos.

    -¿Te sientes el ídolo de los taxistas, un reivindicador?

    -Me siento contento de haber quitado la mala imagen al Tico, de revalorizarlo. Así ellos van a estar más contentos.

     


    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Heduardo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Lugar Común | China te Cuenta Que... | Piedra de Toque |Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal