Edición Nº 1751


Ud. Puede anunciar aqui
 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Artes y Ensartes
  • Mal Menor
  •  

     

     

     

    ARTICULO

    12 de diciembre de 2002

    Zarai Cumple 15
    El lunes 16 Zaraí Toledo Orozco llega a la edad mágica en que las niñas empiezan a ser mujeres. Hay 250 invitados. Uno de ellos es tácito.

    El vestido ya ha sido elegido. El modisto es Antonio Julquicóndor, el estilista Gino de Piura. Der.: Ella invita. Aún no han enviado una a Palacio.

    EL vestido será rosado, de gasa chifón con bordados y pedrería. El calzado plateado y las joyas de delicada fantasía fina. Aún no hay una decisión final respecto al peinado. A la fiesta están invitadas 250 personas, la mayoría de ellas jovencitas (y jovencitos, ya es con baile) del tercero de secundaria y otros grados del Colegio Proyecto donde estudia Zaraí. También están convidados sus familiares maternos y allegados a la familia. Hasta el momento no han cursado tarjeta al presidente Alejandro Toledo.

    "Es un invitado tácito", dice ella queriendo demostrar no preocuparle mucho la presencia de su progenitor. Muestra más interés por aprobar sus exámenes finales, que esta vez se interrumpen por los preparativos de la reunión. La sesión fotográfica y de maquillaje la hizo con un libro de inglés en el regazo, al día siguiente tenía una prueba decisiva.
    Prueba de peinados en curso. El maquillaje será como el vestido, rosa suave. Der.: Belleza que florece y se estiliza.

    Su madre Lucrecia Orozco comenta que después del reconocimiento padre e hija sólo se han comunicado en privado una vez cuando Toledo llegó a Piura. La niña no quiso ahondar en el tema conversado, como tampoco quiere hacerlo ahora la propia Lucrecia sobre la relación paternal. "No quiero comentar nada. Si Alejandro asiste al agasajo se vería el gesto como fuera de lugar y no creo que lo haga". ¿Y si se aparece?, le preguntamos. "Puede hacerlo. Pero dudo que lo haga".

    La fiesta transcurrirá, más o menos, como cualquier otra. La presencia de la prensa la hará pública y masiva. Los invitados más puntuales llegarán a las 8.30 p.m., hora señalada en la tarjeta, el escenario será el Hotel Los Portales, el segundo más importante en plena Plaza de Armas de Piura. Zaraí bailará el tradicional Danubio Azul con su tío Luis, a quien llama papá. Quizá sea lo único formal. "Voy a procurar que todo sea lo menos ceremonioso posible", dice la niña. En cuanto al buffet mamá Lucrecia está todavía indecisa si ofrecer bocaditos -preferidos por los jóvenes- o platos de comida para los veteranos. La familia correrá con los gastos que demanda todo esto; tío Lucho ya se apuntó con el pago del local, la comida y la cerveza.

     
    Celebrando los diez años, en el año 1997.

    Los regalos ya han empezado a llegar. Una cadena color plata enviada por la mamá de un jovencito desconocido que desea ser invitado, una agenda obsequiada por una estudiante de leyes de San Marcos que estuvo en Piura haciendo una monografía sobre el Caso Zaraí. También le han enviado cartas y tarjetas de cumpleaños, así como otras no tan festivas con pedidos tanto para ella como para su ilustre padre: la barra del Miguel Grau de Piura le pide pasajes para alentar a su equipo, por ejemplo. Los paisanos piuranos ven en la pequeña un acceso directo a los favores de Palacio.

    Un día antes de la gran noche habrá serenata en tres pueblos jóvenes donde la familia ha coordinado con las madres que firmaron las actas exigiendo la prueba de ADN. Será una chocolatada acompañada de regalos para los más chiquitos. "Vimos que la causa era justa y apoyamos a la señora Orozco, luego ella nos prometió ayuda cuando sus juicios se solucionaran.", explica Luz Angélica Navarro, pobladora del asentamiento humano Chavín de Huántar ubicado al margen del río Piura -un lugar sin agua ni luz.

    Lucrecia Orozco está formando la Asociación Civil Zaraí Justicia, una ONG que tendrá como misión ayudar a humildes mujeres con sus trámites legales por reconocimiento de paternidad. Pero, hasta el día 16, la política y otras batallas pueden esperar. "Lo que yo quiero es bailar y divertirme", dice Zaraí. Ya tiene en sus manos una lista de 300 canciones para que escoja. Primeritas están el Aserejé, el Onda Onda y el baile árabe de la telenovela El Clon. (Aurora Arriola V.).

     


    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Heduardo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Lugar Común | China te Cuenta Que... | Piedra de Toque |Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal