Edición Nº 1748


 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Artes y Ensartes
  • Mal Menor
  •  

     

     
    21 de noviembre de 2002
    Por AUGUSTO ELMORE

    HACE unos cuantos lugares comunes dije que Lima era una ciudad capital con suerte, porque tenía tres candidatos a alcalde que podrían ser muy buenos alcaldes. Mencioné a quien probadamente ya lo era: Andrade, y a dos posibles, Luis Castañeda Lossio y Michel Azcueta. Pues bien: se va Andrade y entra Castañeda Lossio, que ha llegado a la elección por los palos, como se dice en la hípica.

    Antes de continuar, debo ser sincero y confesar que voté por Andrade, pese a todo lo que me une con Castañeda Lossio. Lo confieso, Lucho, pero la verdad es que Andrade ha sido probablemente el mejor alcalde que jamás tuvo Lima. En su errada campaña por la reelección olvidó mencionar sus grandes logros: la reconquista de la ciudad que había sido capturada por el comercio informal y los vendedores ambulantes, la reconquista también del Mercado Central y de Polvos Azules, cuyos comerciantes (ocupantes precarios) no sólo abandonaron pacíficamente el lugar que ocupaban sino que salieron de allí con pasacalles. Lima antes de Andrade era una ciudad imposible -hoy sigue siendo difícil porque desde entonces la situación económica del Perú ha empeorado-, pero Lima recuperó gran parte de su prestancia como capital del Perú gracias a él. Andrade hizo asimismo el más grande esfuerzo cultural que se conozca en beneficio de los habitantes de la ciudad, ofreciendo numerosas y diversas actividades de gran calidad nacionales e internacionales. Pese a ello, y quizá por ello, Andrade sufrió la guerra desatada en su contra por el gobierno de Fujimori, que le quitó gran parte de sus rentas y sus recursos, y le envió hordas asalariadas para hacerle la vida imposible; y aún así pudo seguir haciendo obras. Por ello creo que su fracaso en esta elección es una injusticia y una inconsecuencia, porque merecía una nueva y última oportunidad al frente de la ciudad. Por eso voté por él, aún sabiendo que Castañeda Lossio también sabría hacerlo bien y, Dios lo quiera, quizá hasta mejor. De ello no me cabe la menor duda. ¡Que todo sea para bien!, dije al cerrar la página anterior. Y estoy absolutamente seguro de que así será.

    Lamento nomás los exabruptos cometidos por ambos candidatos al final de sus campañas. Ahora que todo pasó podríamos decir nomás que ambos son mejores que sus excesos.

    ¿Por qué perdió Andrade?: por aquello del refrán que dice: camarón que se duerme se lo lleva la corriente. Nadie se puede dormir en sus laureles.

    En lugar de poner énfasis en la labor realizada, y dando palos de ciego contra Castañeda, Andrade contestó equivocada, negativa y nada imaginativamente la feroz campaña desatada inicialmente en su contra por dos congresistas que aprovecharon de su inmunidad para atacarlo en forma inmisericorde, siguiendo el guión fujimontesinista previo. Tuvo, además, casi concertadamente, a toda la prensa escrita en su contra, al punto que en un mismo día seis (6) diarios magnificaron las primeras encuestas que lo daban como posible perdedor, iniciando con ello una tendencia que terminó siendo real. A esa campaña se sumó malamente el conductor de un programa de televisión, que hizo de inquisidor sin reparo alguno. Así, paso a paso, culminó la peor campaña electoral que se haya visto. Finalmente, un agotado Andrade le ha dejado el sitio a un renovador Castañeda.

    Por su parte Castañeda acertó con ese spot televisivo en el que se escucha la canción del tengo un millón de amigos, de Roberto Carlos, que en su momento fue casi el himno del Instituto Peruano de Seguridad Social (IPSS) durante su exitosa gestión.

    Solucionado el caso Zaraí, las elecciones municipales y el caso del desquiciado cirujano plástico sirvieron para desviar la atención que la prensa adversa -es decir casi toda la prensa- suele dedicarle al presidente Toledo, aunque por allí se esbozaba una nueva: ya no se trataba de que Toledo salía tarde a trabajar, que se esforzaba poco, que vivía encerrado en su casa o en Palacio y no se le veía por provincias; recientemente se trató de todo lo contrario: se le ha criticado por viajar demasiado a provincias, por poner primeras piedras a horas tempranas de la mañana, por recorrer excesivamente el país. ¡Qué ganas de fregar!

    Yehude Simon Munaro ha sido elegido presidente de la región Lambayeque. Quien, como el que esto escribe, en su momento lo criticó severamente por su posición ideológica en épocas en que ésta se podía confundir con simpatía por la subversión (lo que lo llevó a sufrir controversial y creo que injusta prisión), lo saluda calurosamente. Según pude comprobar personalmente durante mi reciente viaje a Chiclayo y Lambayeque, Yehude Simon es ahora un hombre que ha superado, o ha sabido aprovechar, lo sufrido. Se enfrenta, eso sí, a un tremendo reto: la pobreza de su región. Va a necesitar sembrar los campos que rodean las poblaciones de su región con algo mejor que las bolsas de basura que se ven ahora. ¡Salud, Yehude!

    También ha salido electo -reelecto- Fernando Andrade, en acto de justicia de los miraflorinos, que lo han repuesto en el cargo del que lo sacó Montesinos en abuso repudiable, que otro usufructuó por corto tiempo. Y se hizo justicia, podría llamarse también esta película.

    Saludo el triunfo de Jorge Salmón, alcalde electo de San Isidro. Aunque no vivo en el distrito temí mucho que fuera cierta la elección de un connotado propulsor de la natalidad a ultranza. ¡Ave María purísima!

    Creo que es hora de que Alejandro Toledo se convierta en el primer tránsfuga de su propio partido, Perú Posible, porque está visto que es una rémora. Con esa compañía no se va a ninguna parte. ¡Miren si no el resultado electoral!: de ponerse a llorar. Es el momento, creo, de disolver, digo di-sol-ver, ese partido confuso, indisciplinado y retardatario. Toledo debería empezar a lavar cabezas, aunque consuma mucho champú.


    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Heduardo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Lugar Común | China te Cuenta Que... | Piedra de Toque |Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal