Edición Nº 1748


 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Artes y Ensartes
  • Mal Menor
  •  

     

     

     

    ARTICULO

    21 de noviembre de 2002

    K.O.
    ¿Unidad Nacional besará la lona? Ya quisieran algunos, dicen. Sin embargo, en los predios de Lourdes Flores y Luis Castañeda Lossio no todo es color de rosa.

    "Kit" Castañeda. El domingo ignoró a Lourdes, después minimizó el papel de Rey y Barba en la contienda y todo indica que peleará por el título en Unidad Nacional.

    Escribe PEDRO TENORIO

    JOSE Barba deja el puro de lado y exclama: "Castañeda nos ha manifestado su voluntad de seguir apostando por Unidad Nacional. Y si es un gran alcalde lo apoyaremos en su deseo de ser Presidente. Así tendremos dos excelentes candidatos para el 2006 y no sólo uno, como el Apra".

    Aunque suene madrugador, el pragmatismo de Barba confirma hasta qué punto podrían llegar las pugnas al interior de Unidad Nacional al definir el liderazgo de la alianza con miras a las elecciones generales del 2006.

    -Podrían ser tres candidatos -le decimos-. Antero Flores también reclama un lugar en la carrera por la Presidencia.

    "No pues, hablemos en serio. Eso sería como si Zumaeta le disputara el liderazgo del Apra a Alan García o Bruce hiciera lo propio con Alejandro Toledo en Perú Posible. Si Antero quiere ser candidato, entonces Rafael Rey podría reclamar igual derecho", responde.

    Desde su esquina, Antero reacciona a la ironía: "Ni me molesto ni me pico. Falta mucho para el 2006. ¿Acaso en Unidad Nacional hemos firmado un pacto para que Lourdes Flores sea nuestra candidata eterna?"

    -¿No teme que Luis Castañeda, ahora alcalde, quiera asumir el liderazgo y pretenda competir por la Presidencia?

    "Castañeda tiene todo el derecho de proyectarse, al igual que Lourdes y que yo también. Pero hablar de candidaturas para el 2006, cuando faltan más de tres años, me parece absurdo".

    Ciertamente, el espectacular triunfo de Luis Castañeda sacudió el avispero en UN. "Nadie pensó que podría ganar. Incluso una semana antes de que repuntara en las encuestas pedíamos plata para la campaña, queríamos contratar algunos spots, y todos nos la negaban. No había fe en el candidato y eso Lucho lo tiene muy presente", asegura un colaborador cercano -hoy regidor electo- cuyo nombre prefiere mantener en reserva.

    Quizás por eso Castañeda no compartió con sus aliados el sabor de la victoria. Lourdes llegó el domingo 17 media hora antes de que la televisión diera el "flash" con los resultados, y fue notorio -a la hora de los agradecimientos- que a la única que pasó por alto fue a ella. Tanto así que la propia Lourdes debió subir por iniciativa propia al estrado y levantar el brazo de su candidato en señal de triunfo.

    Pero no fue la única. Al día siguiente, Castañeda aseguró ante la prensa que no le debía nada a la dupla Rey-Barba. Consultado por CARETAS, Castañeda dijo: "Solidaridad Nacional no ha perdido su identidad nacional. SN vive, tanto así que es la que finalmente me ha llevado a la alcaldía... Claro, con el apoyo de Unidad Nacional".

    Se dice que quien anduvo bastante contento con estos desplantes fue Antero Flores Aráoz. "Qué te puedo decir", nos dijo cuando quisimos confirmar el dato y soltó una carcajada.

    Ahora, las miradas apuntan a si UN podrá convertirse o no en el partido de masas que sus socios anhelan.

    "De aquí al 2006 no habrá más elecciones, por lo que no veo la necesidad de conformar un partido político. Creo que el 2003, 2004 y 2005 servirán para que cada socio de la alianza fortalezca a su propia agrupación", sostiene Flores Aráoz, presidente del PPC, quien siempre se opuso a la desaparición de su partido.

    Lo cierto es que al PPC le espera, muy probablemente, un largo y ardiente verano. Y eso porque en los próximos meses un plenario nacional decidirá si finalmente dan el paso que los convierta en parte de un nuevo partido.

    "¿Antero candidato? ¿En serio?", bromea Barba. El otro no se pica y también mira al 2006.

    "Mi mandato como presidente del PPC es hasta el 13 de febrero, y le aseguro que no me han elegido para ser el enterrador del partido. No soy émulo de Agustín Merino", dice Antero, anticipando la férrea resistencia que encontrará en Lourdes Flores, partidaria -hasta donde se sabe- de la fusión.

    "No creo en la necesidad de dejar la alianza y pasar a un partido. Y me parece que ahora la propia Lourdes lo está pensando", indica Barba.

    Más allá de ello, ¿es negocio para el PPC estar en UN? Su presidente dice que sí: "Hemos obtenido buenos resultados en el interior. Y en Lima, Heresi (San Miguel), Allison (Magdalena) y Del Pomar (Barranco) son hoy jóvenes alcaldes pepecistas".

    Le faltó reconocer que los burgomaestres elegidos por Unidad Nacional en Villa El Salvador, El Agustino y La Victoria, habían sido anteriormente conspicuos militantes de izquierda. Es decir, en la torta de UN, para todos hay.

    Por encima de los conflictos que animan la existencia de esta alianza, es claro que Luis Castañeda hará sentir su voz en los próximos meses. ¿Aceptarán Antero, Rey y Barba, con la locuacidad que los caracteriza, ser simples comparsas? Quizás dentro de muy poco haya una respuesta.


    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Heduardo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Lugar Común | China te Cuenta Que... | Piedra de Toque |Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal