Edición Nº 1746


Ud. Puede anunciar aqui
 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Artes y Ensartes
  • Mal Menor
  •  

     

     

     

    ARTICULO

    7 de noviembre de 2002

    El Invierno de la Señora Winter
    El éxito de Maritere Braschi es agridulce: triunfa en la Tv ecuatoriana mientras su esposo, Mendel Winter, lleva un año ocho meses detenido.

    Dentro de 15 días, el caso de Samuel y Mendel Winter pasaría a la Sala Penal Anticorrupción a fin de que se fije inicio de los juicios orales.

    Entrevista TERESINA MUÑOZ-NAJAR
    Fotos VÍCTOR CH. VARGAS

    EL 31 de octubre María Teresa Braschi llegó de Guayaquil. El fin de semana largo le daba la oportunidad de ver a sus hijos y visitar a su esposo, Mendel Winter, detenido en el penal de San Jorge. Su casa es territorio privado y sugirió reunirse con CARETAS en cualquier otro lugar. Apareció radiante en el Hotel Country. Maritere está muy pendiente de su aspecto personal y no pronuncia palabra mientras se termina de arreglar el maquillaje.

    Desde febrero del año pasado vive entre Guayaquil y Lima. Su talk show es, como ella misma lo dice, "un éxito rotundo" en la televisión ecuatoriana (TC Ecuador). También se transmite por la cadena norteamericana Telemundo, quien lo promociona como el talk show número uno del Ecuador, sin hacer referencia a la carrera peruana de Maritere. Si bien últimamente se ha especulado sobre un posible retorno de la conductora a la TV peruana, todo parece indicar que ella preferirá mantenerse lejos. En todo caso, eso lo tendrá que resolver en los próximos días cuando "todas las cartas estén echadas" y elija lo más conveniente.

    Como se sabe, su esposo Mendel Winter y su cuñado Samuel Winter, fueron acusados del delito de peculado en agravio del Estado (recibieron de manos de Montesinos más de 3 millones de dólares) y se encuentran detenidos hace un año 8 meses. Su proceso ha sido acumulado al de los Crousillat y al de Julio Vera Abad (prófugos). De otro lado, fuentes de la Procuduría han señalado que, desde hace varios meses, los Winter habrían solicitado acogerse a los beneficios de colaboración eficaz. Aunque no hay convenio de por medio, la negociación está en pleno proceso. Si bien todo aquel que tiene una deuda con la justicia debe pagarla, ésta debe actuar con mayor celeridad para que los procesos por corrupción que han paralizado el país no terminen desprestigiados por burocracia y desorden administrativo. Sobre éste y otros temas, habla Maritere Baschi.

    -Has tenido que acostumbrarte a una vida un poco errante...

    -El hombre siempre se acostumbra a sus nuevos ritmos. Piensas que no vas a sobrevivir y al final lo logras. Y encima, lo manejas muy bien. Procuro estar cerca de mis hijos, eso sí. Además, en Guayaquil me va estupendo.

    -¿No has pensado en instalarte definitivamente allá?

    -Lo único que me ata al Perú es mi marido, porque, si te pones a pensar, ¿qué hago acá? En Guayaquil el clima es maravilloso, ando sólo con sandalias. Este fin de semana, por ejemplo, todo el canal se iba a la playa. Me dio mucha pena no poder acompañarlos. El año entero he tenido esa dualidad de sentimientos respecto a los lugares.

    -¿Tienes la esperanza de que tu esposo salga libre pronto?

    -Quiero tener la certeza de que va a salir en algún momento pese a la cantidad de injusticias que se están cometiendo en el proceso.

    Con sus hijos Joseph (7) y Gabriel (4), acostumbrados también a vivir entre Guayaquil y Lima.

    -Sabemos que actualmente está colaborando con la justicia...

    -No, él no tiene cómo colaborar. Matilde Pinchi puede dar información porque ha sido una colaboradora directa de Montesinos. Además, lo que ha dicho ha sido todo lo que sabía y las investigaciones terminaron hace muchísimo tiempo. El nunca fue soplón y por último, ¿para que va a decir más si nadie lo está ayudando? Todo este proceso es absurdo. En primer lugar te encierran para investigarte que es algo inconstitucinal.

    -Bueno, se trata de que no se fuguen...

    -En segundo lugar, se supone que a los quince meses debió haber salido libre, luego le dieron 18 y ahora le han dado 36. Me siento impotente frente a la justicia. Una de las cosas por las que venir al Perú se me hace tan desgarrador es porque aquí no se respeta nada. El sistema judicial prácticamente no existe. No sé, tal vez hay mucha aversión contra Vladimiro.

    -Hay que verlo también del otro lado. La corrupción ha sido monstruosa por lo que los ciudadanos tenemos todo el derecho de preguntarnos ¿Por qué delinquieron los Winter? ¿En qué estaban pensando? y finalmente, que se les condene ¿no?

    -Más allá de los juicios subjetivos de los casos -a muchas personas les puede parecer terrible y desear que los maten- hay una justicia que está escrita para que el día que tú cometas un error, sepas que te va a caer tal o cual pena. El estado de derecho se tiene que cumplir y no se está cumpliendo.

    -El país no se recupera aún de todo lo que ha pasado, eso hay que comprenderlo. Ahora, ¿tú no presentiste algo y dijiste, cuidado...?

    -Siempre tenía mucha confrontación con Mendel respecto a la línea periodística del canal. Mendel siempre estuvo a favor del gobierno y ése no era un delito. Al final hubo presión con diferentes medios para firmar unos contratos. Eso era lo que yo obviamente desconocía. Me enteré una semana antes de que los detuvieran, cuando ellos, Samuel y Mendel, nos reunieron a mi cuñada y a mí en la casa de mi suegro. Entonces yo le rogué que se fuera. No me voy, dijo Mendel, porque yo no soy un delincuente.

    -Pero cometió un delito.

    -Cometió un error. Para la justicia, un delito que debe ser calificado. Lo que no está bien es que él esté purgando una pena que le correspondería a un delito a mayor. El no es funcionario público, él nunca recibió dinero para hacer una cosa y lo utilizó en otra, él lo único que hizo fue firmar un contrato con Vladimiro Montesinos.

    -Eso se tipifica como peculado en agravio del Estado.

    -Por eso te corresponde irte a tu casa. ¿Por qué no lo juzgan? Han metido en un mismo saco su caso con los de Shütz y Crousillat. Eso es injusto. Si hay gente que ha cometido un delito igual a ti, te tienen que preguntar, por ley, si quieres que los delitos se junten o nó. A ellos no les han preguntado nada.

    -Tú has sido conductora y periodista de Contrapunto hasta 1995, ¿nunca te pusiste a reflexionar sobre lo que pasaba en tu canal?

    -El canal apoyaba a Fujimori. En la época de Ivcher se le apoyó en todo momento. Se le deja de apoyar cuando Baruch se va del país. Yo no entendí qué paso. Hay cosas que hasta ahora son muy misteriosas. Cuando, a los seis meses le quiran la nacionalidad, mi esposo y mi cuñado, como accionistas con más de 46 %, entran a manejar el canal.

    -¿Por qué te alejas de Contrapunto?

    -Mira, a mí me rogaron que me quedara pero yo ya había tomado la decisión de ser mamá. Yo le había dedicado a Contrapunto mis mejores años, no tenía unidad de investigación. Tenía, por ejemplo, que ir a tal cual ministerio, esperar horas en una salita y rogarle al ministro que estuviera en el programa el domingo. Cuando nació mi hijo dije no. Ya no más.

    "Prefiero hacer mi talk show que dedicarme al periodismo político que me parece asqueroso".

    -La famosa entrevista a Alan García, que la hiciste en 1999, fue o no arreglada por el gobierno de Fujimori?

    -Jamás, jamás me hubiera prestado a hacer una entrevista pactada. Además, el gobierno se desbarató con esa entrevista. Por eso me quedé impactada cuando Rospigliosi, en su columna de CARETAS, dijo que había sido arreglada. No, negativo. Es más, yo tenía una lista de entrevistados pues planeaba hacer un programa de entrevistas. Había estado ubicando a Alan García, pero él fue quien me llamó, a finales de enero de 1999, para decirme que le interesaba darme una entrevista y que viajara a Bélgica. Si yo hubiera querido apoyar al gobierno de Fujimori me habría quedado en Contrapunto en lugar de hacer programas sobre la tecnocumbia.

    -¿En qué se diferencia lo que te está pasando ahora con los sueños que tenías cuando egresaste de la universidad?

    -Entonces era más idealista Hoy me doy cuenta que todo responde a diferentes intereses y no existe ese periodismo ideal que nos enseñaron en la universdad. Ya estoy alejada de eso. Prefiero hacer mi talk show.

    -¿Y, en qué te diferencias tú de Laura Bozo?

    -No me gusta hablar mal de nadie. A ella le va muy bien, tiene éxito y un estilo muy personal. Yo tengo el mío.

    -Ahora no le va tan bien.

    -Más allá de mis sentimientos hacia Laura, ella está siendo víctima de la detención por investigación.

    -Los Winter han declado contra ella..

    -Nunca. Hace meses cuando les preguntaron por Laura Bozo, lo único que ellos dijeron fue que sabían que había pedido una entrevista de Violeta Mori. Punto. La única que está acusando a Laura es Matilde Pinchi.

    -Cómo están los ánimos de Mendel Winter?

    -Si antes lo amaba ahora lo amo más. Lo admiro. Tiene mucha fortaleza. Está haciendo cerámica, participa de todos los talleres, corre una hora cada mañana. Es un líder de espíritu.

    -Aparentas ser una mujer muy fría, ¿nunca te quiebras?

    -Lloré en el programa de Magaly, por si acaso. Es que una cámara persiguió a mis hijos cuando salieron del penal. Yo puedo soportar todo, pero no que toquen a mis hijos que son totalmente inocentes. Y claro que me quiebro. Cuando mis hijos me preguntan por su papá muchas veces me volteo y lloro, no tengo respuestas para ellos. Ni siquiera las tengo para mí.

    -Pero ¿qué les dices?

    -Que el papi está trabajando en un sitio por un problema que tuvo con el gobierno. Trato de contarles una historia dentro de la historia real.

    Suena el celular de Maritere: "Sí amor, ya terminó la entrevista".


    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Heduardo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Lugar Común | China te Cuenta Que... | Piedra de Toque |Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal