Edición Nº 1741


Este espacio se subasta
 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Artes y Ensartes
  • Mal Menor
  •  

     

     

     

    ARTICULO

    3 de octubre de 2002

    Metralla o Cascada
    Indices de aprobación demuestran que cuando el río suena... todos se mojan.

    En Palacio se habla de "relanzamiento". Derecha: los costos de no saber hacer política (1996/2002).

    EN las últimas semanas una pregunta viene rondando la cabeza de políticos y analistas: ¿podrá Alejandro Toledo llegar al final de su gobierno?

    La interrogante, aunque parece, no es impertinente: bastó que la aprobación presidencial se fijara por debajo del 20 % para que distintas figuras de la oposición anticipen la debacle electoral de Perú Posible en las elecciones municipales y regionales de noviembre.

    "Después de esa fecha, el gobierno estará en minoría", dijo Javier Diez Canseco, sugiriendo la orfandad política de Toledo y compañía. Y similar aserto ha sido esbozado por algunos líderes del Apra y de otras fuerzas del Legislativo. Ante tamaña quimba, el Jefe de Estado respondió al clausurar un evento energético: "Nunca un presidente fue ametrallado por 120 encuestadoras en doce meses".

    Sin embargo, los resultados del último Latinobarómetro (ver recuadro) demostrarían que la calle está más caliente de lo que él cree.

    Pero, ¿es realmente para tanto? Es decir, ¿tan mal va el Ejecutivo que se hace imperativo un cambio de equipo?

    Todo indica que no es así.

    Para comenzar, una buena noticia: sólo faltan 3 años y 9 meses para que Perú Posible le entregue la posta a quien el pueblo elija. Así que paciencia.

    A su vez, hay razones para pensar que no todo ha sido tiempo perdido. Si se observa la situación de nuestros vecinos, el Perú puede mostrar una mayor estabilidad, acaso sólo superada por Chile.

    Económicamente, la inflación es casi inexistente (menos de 0,5 % en el último mes), la recaudación tributaria aumentó en 12,3 % si se la compara con setiembre del año pasado y es posible percibir la expectativa por los beneficios del ATPDEA que comenzarán a sentirse, a juicio de los especialistas, recién hacia el segundo semestre del 2003 (pasando de US$ 7,500 millones en exportaciones a una meta de US$ 15,000 para el 2006).

    A ello se suma el comienzo de la explotación de Camisea en el 2004, lo que significará un beneficio adicional en tiempos que, por pago de deuda, el Perú tiene comprometidos importantes desembolsos. No hay que olvidar créditos como el que recientemente obtuvo el gobierno, a través del Banco Mundial (US$ 920 millones de aquí al 2006), que ayudarán a paliar la demanda social.

     

    Similitudes y diferencias que dan qué pensar.

    EFECTO ARRASTRE

    "La transición, en boca de Toledo, es percibida como un pretexto para ganar tiempo ante la falta de éxitos inmediatos o resultados positivos. Y eso es algo que no escapa a la gente", asegura el historiador Iván Hinojosa al analizar por qué la calle está caliente.

    Son varios los diagnósticos acerca de las razones por las que el Ejecutivo, aparentemente, no da pie con bola. Aún así, Hinojosa ensaya un dato: "No se tiene en el Perú precedentes inmediatos, más o menos hasta Manuel Prado, de un presidente que no trabaje mucho. Independientemente de lo que se piense de ellos. De Fujimori al primer Belaunde, todos cultivaban una imagen de trabajo que, lamentablemente, Toledo no tiene".

    Aprovechando estos defectos, ¿hasta dónde es posible que Alan García o Valentín Paniagua quieran llegar al poder antes del 2006?

    "Las motivaciones de García son difíciles de precisar, pero supongo que él sabe que un fracaso de Toledo es un fracaso para la clase política. El esquema es como en Argentina: de arrastre. Por eso no creo que se trate de un `chao Toledo... Bienvenido García'. Hasta ahora nada demuestra que los puntos que pierde Toledo los gane AGP".

    Y concluye: "La mejor apuesta para la clase política es que el gobierno dure a pesar dé. Para terminar con la imagen de un gobierno adolescente, debe dejar de hablar de transición", precisa.

    Es paradójico que mientras Toledo se debate por debajo del 20 %, su gabinete tiene una aprobación -en varios casos- superior. Así, según la U. de Lima, su Primer Ministro (37,5 %), Economía (25,7 %) e Interior (28.7%), son prueba de que la cosa camina.

    En Palacio vuelven a sonar las voces que hablan de un relanzamiento más allá de lo cosmético. Una buena oportunidad para saber si en octubre hay milagros (PTN)


    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Heduardo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Lugar Común | China te Cuenta Que... | Piedra de Toque |Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal