Edición Nº 1737


Este espacio se subasta
 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Lugar Comun
  • Piedra de Toque
  • Artes y Ensartes
  • Mal Menor
  •  

     

     

     

    ARTICULO

    5 de setiembre de 2002

    Caso Utopía
    Todo Sana En Familia

    Familiares de víctimas de Utopía amplían lazos. Este 7 de setiembre participarán en caminata pacífica en el Jockey.

    La gran familia. Deudos de fallecidos en Utopía, olvidan penas y comparten momentos de tranquilidad en almuerzo campestre en Chosica.

    EL sol sale para todos, tarde o temprano. Ese día en Chosica brillaba más que nunca. Como si estuviera celebrando lo que podía ver. Más de 50 personas reunidas, aliviando su dolor, reconfortándose unos a otros.

    Esa mujer de cabello corto y mirada triste necesita hablar. De su hija y la gran sonrisa, esa que se ve en cada foto del álbum que lleva consigo siempre. Mire qué linda era señorita, dice mientras las primeras lágrimas de indignación comienzan a mojar lentamente su rostro. A lo lejos, una delgada silueta presencia la escena. Se acerca. Lleva unos lentes de sol con los que esconde el dolor que también carga encima. Sabe qué difícil es para una madre hablar del hijo o la hija que se fue. Pero también sabe que la vida sigue adelante y que esa mujer que llora necesita un abrazo. Un abrazo que en silencio le diga que no se preocupe, que todo va a salir bien.

    Un mes atrás Lizy Fernández Puyó y Angela González ni siquiera se conocían. Ahora, abrazadas, son más que amigas. Se consuelan. Alrededor de ellas, voces en alto discuten. Son las voces de los familiares de todos aquellos chicos que perdieron la vida en Utopía. Padres, madres, hermanos y amigos. Todos participan. Todos quieren participar.

    Los periodistas no han sido invitados a ser parte de la conversación. Les han pedido, por favor, se mantengan alejados y los conducen a sentarse en una banca. Allí esperan. En silencio hasta que se puedan volver a reincorporar.

    Mientras los padres discuten y las palabras se oyen sueltas en el aire, una niña se acerca y pregunta si se le puede entrevistar. Se presenta como Ximena Ramírez, la hermana de Tato, y con soltura toma asiento y comienza a hablar. Tiene mucho que decir. Cuenta que lo que más extraña es su abrazo de oso y verlo comer tallarines echado sobre la cama con el televisor prendido. Pero cuando habla de Tato no se pone triste, más bien lo recuerda feliz. Dice, en voz baja como si estuviera contando un secreto, que la noche pasada "el gordo" se le apareció en sueños y le dijo que no llorara más. Que estaba bien. Hasta lo vi flaco.

    Recuerdos entrañables reviven postergadas sonrisas. Der.: Consuelo de madres. Lizy Fernández Puyó y Angela Gonzáles, unidas por la pérdida de sus hijas.

    Una niña que escucha la conversación la interrumpe. Yo también tuve un sueño con mi hermano. Alvaro Sayán , el único trabajador que murió allí. La niña de mirada tranquila también tenía algo que decir. Pasó luego de una semana de lo de Utopía. Alvaro me llamaba por teléfono y me pedía que le dijera a todos que los quería mucho y que por favor ya no lloráramos por él. Pero Anahí no puede evitar seguir llorando, lo extraña demasiado.

    Por un momento calla, como si ya no quisiera hablar más del tema. Pero las palabras salen de su boca sin pedirle permiso. Mónica, su enamorada, también soñó con él. Pero esta vez el mensaje fue distinto. Le dijo que estuviera tranquila. Que allí todos estaban bien.

    ¿Has visto cómo todos están mucho más fuertes? Quien realiza la pregunta es Edgar Gaviria, quien ha ayudado a su hermana Nancy a sobrepasar la pérdida de su único hijo. El fue quien tuvo la idea de que si todos los padres se unían las cosas para ellos serían mejor. A quien se le ocurrió la idea de que para hacer un trabajo más organizado habría que dividirlos en distintas comisiones. Unos tendrían contacto directo con la prensa y otros se encargarían del seguimiento judicial. Así estarían preparados para enfrentarse a todo lo que todavía les falta enfrentar. Así conseguirían lo que tanto están buscando: justicia. Las primeras reuniones fueron terribles. Pero, poco a poco, estas personas han ido integrándose cada vez más, compartiendo frustraciones, dolor y dándose esperanza. Ahora, son hermanos.

    Sin embargo, ellos nunca pensaron que tomar esta decisión los llevaría a convertirse en la gran familia que son. En la que si uno llora, todos también lo hacen. En la que si uno ya no tiene fuerzas para seguir adelante, todos lo animan. Tampoco pensaron que, después de lo que han pasado, estarían un sábado por la tarde, sonriéndole al sol. (Lorena Salmón)

     

    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Heduardo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Lugar Comun | China te Cuenta Que... | Piedra de Toque |Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal