Edición Nº 1730


Este espacio se subasta
 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Artes y Ensartes
  • Mal Menor
  •  

     

     

     

    ARTICULO

    18 de julio de 2002

    Gabinete Chacchado
    El Presidente designó nuevos ministros, puso a Luis Solari como timonel de su nave y ahora perfila el "relanzamiento" del gobierno a partir del 28 de julio. El reto —de cara a la ciudadanía— pasa por recuperar la confianza perdida.

    Alan García habló de luna de miel breve y Solari retrucó "que sea intensa", signo de un nuevo tiempo post Olivera.Der.; Con Valentín Paniagua, el Primer Ministro quiso demostrar que también sabe concertar.

    "Ministro, ¿es cierto que Fernando Olivera irá de embajador a EE.UU?"

    "Mire, podemos estar jodidos, pero no estamos taaaaan jodidos", respondió un chispeante colaborador del Presidente Alejandro Toledo cuando, 24 horas antes de que juramentara el nuevo gabinete, el rumor ya había ganado la calle, causado zozobra en Torre Tagle y provocado hilaridad en la sede del Legislativo.

    El viernes 12 se supo quiénes acompañarían finalmente a Toledo en el "relanzamiento" de su gobierno. Pero, al mismo tiempo, se mantuvo reserva sobre cuál había sido el precio que éste tuvo que pagar para sacar a Fernando Olivera del Ejecutivo.

    Ahora se sabe que, a cambio de su salida, dos representantes del FIM tendrán asegurados su asiento en el Consejo de Ministros. El primero fue Eduardo Iriarte, quien juramentó como ministro de la Producción ese mismo día. Pero una fuente confiable asegura que el otro será el congresista Fausto Alvarado, quien sucederá a Olivera en la cartera de Justicia.

    Alvarado, fiel escudero de Popy desde hace más de una década, no suelta prenda al respecto. Se supone que su designación se debate entre la especulación y el rumor. Sin embargo, éste sólo esperaría que Olivera cumpla con un par de gestiones que lo mantendrán ocupado por unos días más para ceñirse el fajín.

    Fausto Alvarado sopesando la herencia de Olivera. Der.: En el castigado sur, Alejandro Toledo tuvo oportunidad de sentir el calor de las masas. Aunque dudaba si era cuestión de carné (foto) o cariño.

    POPILANDIA TIEMBLA

    El miércoles 10 por la mañana, Toledo se reunió con Fernando Olivera en Palacio para decirle que lo mejor para ambos era que se alejara del cargo. Este no quería oír hablar del tema, pero las encuestas —que lo exponían como el ministro más nocivo del régimen (CARETAS 1729)— jugaban en su contra. Pese a ello, Popy no pensaba dar su brazo a torcer.

    Tanto así que pasado el mediodía llamó a los miembros de su bancada para definir si mantendría o no su alianza con Perú Posible. Como se recuerda, aquella tarde los muchachos del FIM se retiraron del Congreso votando en contra de la Ley orgánica del Poder Ejecutivo. La misma que, precisamente, abría el camino para la renovación del gabinete.

    Ya en los altos del Café Olé de San Isidro, Olivera se llevaría otra sorpresa: sus propios partidarios le aconsejaron que se alejara del ministerio.

    Tras largas deliberaciones, comprendió que su no-va-más era inminente y nuevamente se reunió con Toledo para negociar su salida.

    Más allá de si la cena entre Alan García y Alejandro Toledo sirvió para "conversar" la composición del gabinete —hecho que ambos han negado tanto en público como en privado—, al parecer sí hubo un emisario del aprismo que trató con un ministro la Cuestión Olivera.

    Según este trascendido, días antes de que Diego García Sayán desencadenara la renovación —sino crisis— ministerial, fue Jorge del Castillo quien habría comunicado a un colaborador del Presidente que su partido vería con buenos ojos —y retribuiría con una actitud menos confrontacional tanto a nivel de medios como en el Congreso— el alejamiento de Olivera.

    Sin embargo, no faltan quienes piensan que la permanencia del líder del FIM en el gobierno era una perita en dulce que, a la larga, favorecía al aprismo. "Ni queriendo habríamos podido desprestigiar tanto a Olivera como él mismo se ha desprestigiado en estos meses", reflexionó un alto dirigente aprista al evaluar el desenlace.

    IMPACTO Y GOBERNABILIDAD

    En estos días, Luis Solari se ha tomado el trabajo de visitar a los principales líderes de la oposición. Valentín Paniagua, Alan García y Lourdes Flores han sostenido encuentros protocolares con el flamante presidente del Consejo de Ministros. El objetivo, más allá de los buenos deseos de rigor, es garantizar la viabilidad de la Transición, concepto al que es tan afín Solari.

    Otro aspecto positivo de la impronta peruposibilista en el Ejecutivo es que el gabinete Solari nace con unos niveles de respaldo ciudadanos realmente auspiciosos. Según la encuesta de Apoyo realizada en Lima el sábado 13, tanto el Primer Ministro (58 % de aprobación), como el titular de Economía Javier Silva Ruete (51 %) y el canciller Allan Wagner (51 %) tienen el visto y bueno de la ciudadanía.

    El mensaje del 28 de julio —ver recuadro— será el momento estelar del "relanzamiento" del que hoy habla Toledo. Los ejes centrales de su presentación ante el Congreso se guardan bajo siete llaves, pero se ha podido saber que, por ejemplo, un agresivo programa de viviendas subsidiadas será anunciado en esa fecha.

    Para algunos ministros, Vega Llona (izq.) tendría los días contados al frente de ProInversión.

    TRES TRISTES TIGRES

    El clima que rodeó estos cambios se vio afectado por rumores que sugerían pactos por debajo de la mesa, voces que eran obviadas al momento de la toma de decisiones y ministros pugnando por mantenerse en el cargo.

    Así, se sabe que uno a quien más le chocó su partida fue al titular de Educación Nicolás Lynch. En su caso, se trataba de una testa exigida por el partido. Basta recordar el Congreso Nacional de PP en abril pasado, donde la mayoría de delegados pedía su salida. Sin embargo, Lynch obtuvo un premio consuelo: Toledo le ha pedido que se quede a trabajar junto a él en Palacio y todo indica que "Cochebomba" aceptará la oferta.

    Otro que anduvo tristón y se sintió excluido a la hora de las definiciones fue Raúl Diez Canseco. El primer vicepresidente incluso estuvo fuera de Lima cuando Toledo y un reducido grupo de colaboradores ultimaban la composición del gabinete.

    A propósito, una versión señala que el Presidente terminó de definir su gabinete entre martes y miércoles de la semana pasada, reunido en su casa de Camacho —y no en el despacho presidencial de Palacio, para evitar chismes y filtraciones— junto a Carlos Bruce, Luis Solari y —ésta no se la esperaban muchos— el ex ministro de Pesquería y hoy de Transportes Javier Reátegui, todos ellos miembros del Comité Ejecutivo Nacional de PP.

    Otra versión señala que en realidad Toledo, Bruce y Reátegui configuraron el gabinete, y que Solari tan sólo fue notificado de la composición del mismo cuando se enteró que había sido ungido Primer Ministro. Vaya uno a saber.

    Lo que sí es cierto es que en la dura pugna que enfrentó a los consejeros presidenciales con Roberto Dañino, los primeros resultaron con la sonrisa en los labios. Como se sabe, éstos eran de la opinión de que tanto Dañino como Pedro Pablo Kuczynski debían dejar el gabinete. Y quiérase o no, al final fue esa posición la que ganó predicamento.

    Ahora bien, no se sabe si la sonrisa será duradera. Diversos trascendidos apuntan a que algunos de estos consejeros tendrían las horas contadas en Palacio (ver Mar de fondo).

    Un tercer tigre apesadumbrado podría haber sido Carlos Ferrero, quien tras un fin de semana en el que parecía que la presidencia del Congreso se le escurría de las manos, ha visto reverdecer sus posibilidades en las últimas horas. La confrontación al interior de PP podría favorecerlo, pero eso pasa necesariamente por el visto bueno de Toledo.

    Su lugar entre los tristones podría ocuparlo Ricardo Vega Llona, cabeza de ProInversión, quien —se dice— figura entre los próximos a salir del Ejecutivo. Relanzamientos que les dicen. (Pedro Tenorio)

     

    Inventario al Salir

    Roberto Dañino hizo una tarea nada desdeñable en su año en la PCM, pero ¿por qué tanta gente tiene rabia sin mordedura de perro?

    CONSUMADO el remezón ministerial, queda la impresión que Roberto Dañino y Pedro Pablo Kuczynski merecían más tiempo en el cargo.

    A PPK el Apra y otros le colgaron una caricatura neoliberal que no responde a su orientación, más pragmática, y Dañino fue dado de baja como fusible quemado cuando las encuestas no lo identificaban como tal.

    Los principales electricistas aquí pertenecían a Perú Posible y el propio Luis Solari usó el alicate.

    En todo caso, Dañino es un hombre particularmente ordenado y le dio a la Presidencia del Consejo de Ministro una gravitación especial, dedicándose a coordinar 22 rubros mayores dentro y fuera del gobierno, y creando un enjambre de mecanismos para ello.

    Su agenda era amplia y, si bien este lunes culmina la etapa inicial de una tarea central suya, la firma del Acuerdo Nacional (ver nota aparte), han quedado, como es comprensible, una infinidad de planes por concretar.

    Por ejemplo, en un documento que resume la gestión del PCM fechado el 15 de julio se indica que, en el área del alivio de la pobreza, se descubrieron 32 programas y 15 de nutrición que se sobreponían y atendían a la misma población, y que, paradójicamente, "un 38% de los beneficiarios resultaban no ser pobres."

    Por ello, a pesar de que en la última década se invirtieron unos US$ 2,000 millones anuales en gasto social, "los niveles de pobreza se mantuvieron en los mismos niveles que a mediados de los ’80", dice el documento.

    Al finalizar la gestión de Dañino se había iniciado la fusión de estos programas bajo la coordinación del PRONAA para alcanzar mejor a los grupos de mayor prioridad y la PCM elaborado toda una Estrategia de Superación de la Pobreza y Oportunidades Económicas para los Pobres ensamblando varios organismos.

    Otro tema relativamente olvidado es el de la renovación y fortalecimiento de los organismos reguladores —Osinerg, Osiptel, Sunass y Ositran— promovido por la PCM para acompañar el programa de privatización y vigilar mejor a las empresas de servicios públicos. Mantener esta orientación será, sin duda, uno de los deberes de Solari.

    Bajo el impulso de Dañino se han creado el Consejo Nacional de Competitividad para promover las exportaciones, y una Agencia Peruana de Cooperación Técnica para coordinar esfuerzos en esta área.

    EL MENSAJE

    El Mensaje Presidencial de este 28 de julio se nutrirá, sin duda, de este resumen, pero seguramente destacará la ayuda-memoria alcanzada también por la PCM saliente que recopila logros alcanzados durante el primer año del gobierno —algunos muy reales pero otros francamente dudosos.

    Por ejemplo, en el área de Salud se asegura que la mortalidad por causa de malaria ha disminuido en 30 %, el dengue hemorrágico en 95% y los casos de rabia humana trasmitida por el perro en 100 %.

    Si estos espectaculares avances de dudosa cronología fueran ciertos, ¿por qué prevalece tanta rabia en la calle?

    La pregunta sigue siendo pertinente a la luz de esos otros indicadores positivos más plausibles.

    Por ejemplo, según la recopilación aludida:

    El PBI ha crecido ininterrumpidamente desde agosto del 2001 a un ritmo anual de 3.5 %, llegando a promediar 4.2 % este semestre.

    Los sectores que más han crecido son el de Minería e Hidrocarburos, en 20.8 % (gracias al inicio de la producción de Antamina en Ancash, descrito como el megaproyecto minero más grande del mundo), el de Construcción, en 8.7 %, y el Agropecuario, en 8.2 %. Estas altas tasas comparadas con el promedio general indican que otras áreas de la economía están en franca recesión.

    La tasa de interés promedio mensual en moneda nacional para préstamos corporativos bajó de 12.1 % que llegó a ser en el 2001 a 3.6 %, y la tasa de interés preferencial en dólares de 5 % a 2.5 %.

    El riesgo-país se mantiene por debajo del promedio latinoamericano, a pesar del ‘arequipazo’.

    No obstante las ahora furiosas corrientes contrarias, se privatizaron y concesionaron en el último año unos US$598 millones en las áreas de Energía, Electricidad, Minería y Transporte, creándose ProInversión.

    La Comisión de Cooperación Internacional presidida por Dañino armó una mesa de donantes en noviembre del 2001 que comprometieron US$ 1,886 millones. Durante el 2002 se afirma desembolsarían US $ 979 millones.

    Las reservas internacionales netas aumentaron de US$ 8,700 a 9,400 millones.

    El déficit fiscal, que fue 3.2 % del PBI en el 2000, bajó a 2.5 % en el 2001 y llegó a 1.5 % en el primer trimestre de este año, según, dice la PCM, y el Banco Central de Reserva.

    La inflación está básicamente controlada, y el régimen cambiario flota en un rango de + - 15%.

    Se colocaron US$ 1,430 millones de bonos soberanos para financiamiento de la deuda externa, la mayoría en operaciones de canje a 10 años.

    ¿Y EL AREA SOCIAL?

    En fin, estos indicadores no son nada despreciables, y en el área social el memorándum de Dañino también incluye un listado impresionante:

    El sector Educación acaparó el 21% del presupuesto nacional, el mayor en la historia del país.

    Programas como "A trabajar urbano" y "A trabajar rural" crearon cerca de 80,000 empleos.

    El Banco de Materiales aprobó 11,555 créditos generando más de 15,000 puestos de trabajo.

    Se creó el Agrobanco.

    FONCODES financió 3,392 pequeños proyectos de salud, educación, saneamiento, infraestructura agropecuaria, transporte y electricidad.

    La pesca de atún llegó a 7,982 TM, cuadruplicando el volumen del año anterior.

    OTRAS

    Y otras áreas no se quedan atrás:

    Las FF.AA. instalaron (o reinstalaron) 90 bases antiterroristas.

    La Dirección Contra el Terrorismo de la PNP capturó a 122 miembros de Sendero Luminoso.

    Se rehabilitó, construyó y mejoró 522 Km. de carreteras asfaltadas y 4,491 Km. de carreteras afirmadas afectadas por el sismo en el sur.

    El BID otorgó un crédito de US$ 300 millones para el Proyecto de Reforma Fiscal y de US$ 250 millones adicionales para el Programa Multisectorial de Inversión Pública.

    Etcétera, etcétera.

    Si todo esto es cierto —y no cabe duda de que mucho lo es— cabe preguntar de nuevo: ¿por qué tanta gente padece de esa rabia que no se deriva de la mordedura del perro?

    .

     


    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Heduardo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Lugar Común | China te Cuenta Que... | Piedra de Toque |Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal