Edición Nº 1719


Este espacio se subasta
 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Lugar Comun
  • Piedra de Toque
  • Mal Menor
  •  

     

     

     

    ARTICULO

    2 de mayo de 2002

    Los Giros de América
    Los acreedores finalmente toman la administración de Canal 4.

    Benjamín Huamán de los Heros, Jorge Lira Flores y Jaime Crosby Russo, en nombre de los acreedores, son los administradores de la "transición" de América Canal 4.

    Escribe FERNANDO VIVAS

    LOS acreedores de América han recibido un jugoso y problemático paquete, una suerte de anticipo de herencia político-mediático-empresarial. El ráting es boyante (el 5 y el 2 le pelean el primer lugar) pero las deudas reconocidas por Indecopi escalan a 259 millones de soles; las ventas están en alza pero también las amenazas de embargo judicial; los programas periodísticos son tan influyentes que han sacado de sus casillas al Presidente Toledo y al presidente del Congreso Carlos Ferrero y, por lo tanto, las presiones son abrumadoras.

    Sin embargo, la Consultoría A, escogida por los acreedores para gerenciar provisionalmente el canal, pone la cara más entusiasta que tiene, la de su presidente Jaime Crosby Russo. El no tiene puesto en América y debe vigilar otras empresas en reestructuración a cargo de su consultora, pero por ahora no se aleja de la esquina de Montero Rosas con Mariano Carranza. Jorge Lira Flores Guerra, designado como gerente general en reemplazo de Eduardo de Orbegoso, es menos locuaz. Las respuestas nos las canta, como el gringo Bing, su socio Crosby:

    "He dicho que reconfirmamos a todo el mundo. No existe de parte nuestra otra intención". Zanjada así, coyunturalmente, la permanencia de César Hildebrandt y Nicolás Lúcar en el aire, queda la duda sobre la orientación del comité o consejo editorial, planteado sin mucha convicción desde el viernes pasado: "Fue una propuesta hecha en la instalación de la Junta por el representante de Televisa Roberto MacLean. La estamos evaluando". ¿Quiénes estarían en él? "No lo hemos pensado aún. La prensa ha estado voceando a Valentín Paniagua, Jorge Santistevan, Juan Julio Wicht". ¿Estaría en él Gustavo Mohme Seminario de La República? "No".

    Sin embargo, Mohme sí está a la expectativa del futuro del 4 pues es público su interés de hacer en él su debut televisivo, una vez cumplidas las gestiones comerciales debidas. La vía del Indecopi legitima su opción, como la de cualquier otro comprador, porque despeja la arbitrariedad política que hubiera significado el retiro de licencias o la intervención judicial. Sus negociaciones con el Wiese y Televisa para comprar deuda estarían avanzadas y en los próximos meses podría dar una sorpresa, si no aparece un postor con más ganas.

    La tensión del cambio se concentró en los programas periodísticos de César Hildebrandt y Nicolás Lúcar.

    El mensaje es claro: los acreedores han cumplido con la campaña antiimpunidad mediática alentada por el gobierno al rechazar la propuesta de las hermanas Crousillat de establecer una administración mixta presidida por Nicanor González, hijo de quien fuera fundador de América en 1958; pero no están dispuestos a seguir a pie juntillas ningún libreto que parezca ajeno. (Fuentes del 4 nos cuentan que MacLean de Televisa habría delatado ser sujeto de presiones del gobierno para rechazar la propuesta de las hermanas y eliminar uno de los dos programas periodísticos chúcaros. Se mantuvo neutral pero fue él precisamente quien lanzó la propuesta del Comité Editorial en la Junta).

    Crosby y Lira saben que tienen que rendir cuenta a los acreedores y a nadie más. Nos dice Crosby: "Tenemos 60 días para presentar un plan de reestructuración; lo más probable es que nos den 60 días más. Nuestro contrato es de 4 meses. Vamos a buscar las mejores condiciones para que cualquier transacción sea en función de los intereses de los acreedores y las accionistas". O sea, que el canal se vende. "Este canal necesita un socio estratégico. Ningún banco quiere ser socio de un canal".

    La ley de radio y Tv. que pronto discutirá el pleno del Congreso trae la novedad de permitir la inversión extranjera hasta en un 40%. La legislación vigente la prohíbe y ello determinó que Televisa transfiriera sus acciones a José Enrique Crousillat en 1994. Ahora el camino estaría abierto para que los mexicanos sean ese "socio estratégico", aunque también hubo acercamientos del grupo español PRISA alentado por El Comercio. Telefónica también podría querer sumar a su activo lo único que le falta, un canal abierto. Difícilmente se cerrará ningún trato antes de aprobarse la nueva ley.

    Desechada su propuesta de administración mixta, las hermanas Crousillat preparan su salida con el gerente Alfredo Marcilio. der.:Marisol Crousillat con consultores Jorge Lira y Jaime Crosby.

    Aunque las deudas son ingentes la posibilidad de reestructuración y capitalización del 4 no es descabellada si se tiene en cuenta el factor de confianza que podrían dar los acreedores, una vez que el canal deje de estar identificado con los Crousillat. Pero los juicios contra éstos siguen y tienen al 4 de tercero civil responsable. Precisamente esta semana Crosby y Lira están tratando de convencer al procurador Luis Vargas Valdivia para que retire su pedido de intervención judicial y a la jueza Sara Mayta para que no lo ejecute.

    Otra vez, la tensión de América se concentra en su frente periodístico. Lúcar fue quien sugirió la contratación de Hildebrandt, revalorizando políticamente al canal. Ambos tienen contrato hasta el 2003 y rescindirlo arbitrariamente obligaría a los acreedores a pagar fuertes penalidades. Esta es otra razón para conservarlos y hay una tercera: sus espacios tienen una apreciable facturación. "La revista" vende entre 140 y 200 mil dólares mensuales y "A las 11 con César Hildebrandt", siendo diario, entre 200 y 300 mil.

    Mientras tanto, en Tucumán, en Asunción, o en Buenos Aires, Crousillat padre e hijo deben sentir que la telenovela va acercándose a su fin y podría empezar otra peor. Marisol, la hermana mayor, entrevistada por Hildebrandt, decía, en una mezcla de confesión e ironía, que no quería volver a acercarse a un medio de comunicación. Es una buena conclusión, ante la responsabilidad que le toca por no haber tenido un papel activo contra la repudiable operación de manipulación y estafa a la opinión pública que en complicidad con Montesinos su padre y hermano montaron a partir de 1998.

    Otra telenovela, que nos incumbe a todos como espectadores, es la del poder que no soporta la crítica de los medios. Ahora que acabó la administración Crousillat, tendrá que resignarse a lo que venga de América.

     


    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Heduardo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Lugar Comun | China te Cuenta Que... | Piedra de Toque |Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal