Edición Nº 1713


Este espacio se subasta
 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Lugar Comun
  • Piedra de Toque
  • Mal Menor
  •  

     

     


    21 de marzo de 2002

    La Hora de DORA
    Reeditarán novela de José B. Adolph sobre la increíble historia de amor de Dora Mayer.

    José B. Adolph: "Ojalá que mi libro esté a la altura de la historia, demasiado fantástica para ser inventada y demasiado real para el olvido".

    EN sus andanzas feministas, José B. Adolph tropezó con escritos de y sobre Dora Mayer. El personaje lo cautivó y, en 1985, plasmó su fascinante historia en una novela que pronto aparecerá en nueva edición (Peisa): "Dora". La historia real, según el propio escritor, no se ha podido cambiar ni reinventar porque es en sí misma inmejorable: "cuando ella habla, a ratos capítulos enteros, lo hace con sus propias palabras pues son extractos de sus propios textos". Esta mujer, que trajinó la Lima de principios de siglo pasado, fue una de las más grandes luchadoras por los derechos del indio y de la mujer: cofundó la Asociación Pro-Indígena liderada, justamente, por quien habría de ser el amor y el desastre de su vida, el filósofo Pedro Zulen, 25 años menor que ella. Lo trágico es que él jamás correspondió a ese sentimiento. Entonces ella lo acosa, lo persigue, pone en riesgo su obra fundamental, hasta, ante la imposibilidad de conseguirlo, llega a imaginar o creer que una noche de junio fue suya. El niega el hecho. Pero qué importa. Dora Mayer igual hace que su nombre crezca y después de aquel encuentro ya no es más Dora Mayer sino Dora Mayer de Zulen. Aquí, agudas apreciaciones de Adolph sobre Dora.

    "Dora llega al Perú de Hamburgo -dice Adolph- cuando tenía más o menos 4 años y vive junto con su familia en Chucuito, en una casa frente al mar. Nunca va al colegio, se educa con la música de Mozart y muchas lecturas". El hecho es que, ya adulta, Dora comienza a interesarse por la situación del indio, escribe artículos y asiste con profundo interés a las reuniones de la Asociación Pro-Indígena, cofundada por ella. Conoce a Mariátegui, a Ravines, a Valcárcel, a Encinas, a González Prada y claro, a Pedro Zulen.

    -¿Qué pasó en verdad la "noche de junio" de 1920?

    -Dora dijo que se había acostado con Zulen y que por lo tanto él era su marido ante Dios. El no aceptó eso. El caso se presenta complicado porque ninguno de los dos era mentiroso. La verdad tiene que estar en algún lugar en el medio. En mi opinión personal tal vez hubo un forcejeo sexual y nada más. Si ahora hay mujeres ignorantes de la sexualidad, imagínate cómo sería en los años diez o veinte en Lima. Yo sospecho que Dora Mayer murió virgen.

    -Pero finalmente, toda la ciudad se entera de aquel "encuentro"...

    -Dora Mayer inclusive llega hasta al arzobispo de Lima, que era Dávalos Lissón, a decirle que le pida al confesor de Pedro Zulen, que era muy católico, que diga la verdad, acude al prefecto, a todo el mundo. Va a la casa de Zulen y le pide que salga y que le diga en su cara que no es su esposo.

    -¿Y él qué hace?

    -Sale y dice algo espantoso: "Esta mujer no es nada mío".

    -¿Siguieron trabajando juntos después de eso?

    -Zulen insistía en mantener el trabajo sobre todas las cosas. Seguramente le pedía que deje de lado todo eso -no decía "locura" porque era un caballerito chino. Y ella seguramente decía sí, sí, sí. Pero también "tú eres mi marido y yo te amo y tú no te atreves a nada porque eres tímido".

    -¿Qué pensaban los limeños de este asunto?

    -No es difícil deducirlo. "Gringa loca", dirían como menos. Y los amigos, los intelectuales, andarían muy nerviosos. Su trabajo, tan serio, en la sociedad Pro-Indígena se ponía en riesgo a raíz de esta relación tan extraña. Ella, por ejemplo, colaboró mucho con Mariátegui. El la apreciaba aunque políticamente estuvieran muy distantes. Ella no era revolucionaria.

    -¿Qué opina usted de Dora Mayer?

    -No es una mujer de mi gusto. Me recuerda a esas maestras de escuelas norteamericanas presbiterianas muy moralistas, con un moño acá y con el traje sastre. Un poco como rígida y yo tengo la insolencia de atribuir eso a su falta de vida sexual. La castidad es nefasta, con perdón de Rafael Rey. Por otra parte, siendo ella una filántropa en el sentido de no violenta yo creo que ella sí tenía una cierta violencia intelectual. Si bien los comunistas y los apristas pensaban en esa época en una revolución violenta, Dora Mayer (reformista segura de que sólo a través de la educación se podía liberar a los grupos oprimidos), era más violenta en el terreno ideológico, en el sentido de intolerancias. Sobre la actitud sexual de las mujeres era más bien muy conservadora. Ella hablaba de un amor espiritual, elevado. Creo que tenía una actitud muy ambigua entre lo que decía y lo que pensaba. Tendía a esquizofrenizarse un poco. Lo que me reconcilia con ella es su obsesión por Zulen. Si no fuera por eso hubiera sido una reformista puritana más.

    -¿Y de Pedro Zulen?

    -Como intelectual, un ser valiosísimo y con su obra truncada por la muerte cuando apenas tenía 30 años (Dora murió a los 91). Como hombre, un ser inexcrutable. (Teresina Muñoz-Najar).


    Rock y Rocas
    El rock es cultura según el INC y se celebra con programa de TV y concierto.

    Peñaloza y Rock TV. Va sábados y domingos de 5 a 6 p.m.

    "Cucho" Peñaloza, a través de Rock TV, será el nuevo difusor del rock en Canal 7. Su programa reemplaza de alguna manera al de Pedro Cornejo y se inserta dentro del nuevo enfoque que el INC ha tenido respecto al rock. De la misma forma, el 21 de marzo se ha organizado un festival en la explanada del Museo de la Nación en el que tocarán Voz Propia, Masacre, Psicosis y Rafo Ráez entre otros.

    -El INC decretó que el rock es cultura. Usted, con Tránsito y Tv rock, es el principal difusor de rock en los medios del Estado.

    -No lo había pensado de esa manera. Pero si ahora el rock es cultura habrá menos impuestos. No me importa que el rock sea cultura, a mí me importa que el rock crezca. Rock es una actitud, "rock and roll" significa hacer el amor. En el colegio todos conspiran contra la madre superiora, ahora lo que hacen es jugar al tercio estudiantil.

    -¿No cree que la iniciativa es sólo una respuesta de coyuntura al alboroto surgido por la cancelación de los programas de Cornejo y Guerrero?

    -Totalmente. Si no hubiera habido presión de la prensa, esto no sería agenda del INC. Por eso yo no lo veo como un logro para el rock.

    -Su enfoque no va a estar en el rock nacional.

    -No sólo eso, a mí me encantaría invitar a Susana Baca. Y si la siguiente invitada es Yola Polastri probablemente sea el mejor programa.

    -No cree que Antonio Cartagena esté molesto porque no se ha decretado que la salsa es cultura.

    -La salsa es cultura.

    -¿Y la tecnocumbia?

    -Eso del rock es cultura debería ser para toda manifestación artística. Te aseguro que el Chato Grados ya se está moviendo. Han debido sacar algo más elaborado.

    -¿Leonor Cisneros escucha rock?

    -Sé que escucha Jethro Tull. (JP).


    Todos Vuelven
    David y Etty Elkin estrenan y celebran 40 años de Hebraica.

    Desde el 23 de marzo en el Teatro Británico de Miraflores.

    SEÑALAR la tradición del grupo Hebraica es mencionar 4 décadas por las que han pasado dramas, comedias y espectáculos musicales como los recordados éxitos artísticos y de taquilla que fueron "El violinista en el tejado", "El diario de Ana Frank" y "Terror y Miseria del III Reich". Es también, asociarla a nombres de reconocido prestigio como Ricardo Roca Rey, Reynaldo D'Amore, Hernando Cortés, Alfonso Santisteban y Alonso Alegría. Precisamente, este último dramaturgo y director teatral celebra los 40 años de Hebraica con la escenificación de "Comedia Negra" del inglés Peter Shaffer. Obra que Alegría tradujo y dirigió hace más de 30 años y que ahora presenta en una versión renovada que incluye a dos de los fundadores del grupo: Etty y David Elkin. La acción de esta comedia de situaciones transcurre en una noche muy especial de Londres, donde un grupo de divertidos personajes se reunirá voluntaria e involuntariamente para develar un pasado que se actualiza cómicamente peligroso. Advertido.

     
    Patricia en el País de las Maravillas
    "La fiesta del té" de Patricia Villanueva es una muestra donde lo biográfico se hace evidente no sólo porque el rostro del personaje es el de la artista, sino porque a través de las diferentes secciones de la exposición se rastrean elementos de una historia personal que ha sido utilizada como pivote para la construcción artística. Allí están los textos "censurados" de "Alicia en el país de las maravillas", los dibujos a tinta, la escultura atravesando el espejo. Todo ello habla con lúdica irreverencia de la obsesión, pero también de aquello íntimo que nos asuela. Desde el 21 de marzo en ARTCO, Rouad y Paz Soldán 325, San Isidro.



    OTRO CANTAR
    Por Guillermo Nugent

    La Escena y el Veredicto

    EN Texas, una mujer acusada de un múltiple filicidio (ahogó a cinco hijos, incluyendo un recién nacido en la tina de su casa) fue condenada a cadena perpetua por un jurado de Dallas. Tratándose de un caso donde no quedan dudas de la grave dolencia psíquica de la acusada, una condena que significa un mínimo de cuarenta años de prisión efectiva es algo excesivo para cualquiera con un mínimo de sensatez.

    No deja de sorprender que el jurado no se haya decidido por la pena de muerte, especialmente en Texas, donde el culto por esa condena es algo mundialmente conocido.

    ¿Qué puede haber sucedido en este caso?

    Una de las películas candidatas al Oscar de este año es Beautiful Mind , estrenada entre nosotros como Una Mente brillante. Se trata de la narración de la trayectoria adulta de un matemático, John Nash, que ganó un premio Nobel de Economía. El tema central es la notoria esquizofrenia que aflige a Nash. Hay una escena, casi al paso, donde el protagonista ha abandonado la medicación antipsicótica, sin que su esposa se percate. Inevitablemente, los síntomas alucinatorios reaparecen y Nash dice que va a preparar la tina para bañar a su hijo. La esposa se da cuenta a tiempo de la situación y logra a las justas sacar al bebe de la tina, donde se iba a ahogar porque el padre estaba preocupado por una alucinada persecución en esos momentos. Más adelante la película muestra la ceremonia de entrega del Nobel y Nash recibiendo además la solícita ayuda de su hijo.

    ¿Influyó el caso de la señora Yates, tal el apellido de la madre de Texas, en los guionistas para incluir la escena de la tina en la película? O, más bien, ¿Los miembros del jurado que no aplicaron la pena de muerte en este caso habían visto la película de Ron Howard?

    Sí nos queda claro que un veredicto no depende tanto de un hecho, como de la reconstrucción de una escena. Esta distinción entre hecho y escena era una minucia académica para nosotros los peruanos... hasta los videos de Montesinos. Antes de discutir qué hacer con los miembros del Tribunal Constitucional sería más interesante discutir cómo razonar con justicia cuando el hecho es ya una escena definida.

     


    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Heduardo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Lugar Comun | China te Cuenta Que... | Piedra de Toque |Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal