Edición Nº 1712


Este espacio se subasta
 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Mal Menor
  •  

     

     


    14 de marzo de 2002

    Crónicas Personales
    Alfredo Bryce: fértil producción en medio de sus encuentros y desencuentros con Lima.

    En Lima, donde todavía no se halla, ha escrito su última novela "El Huerto de mi amada".

    EN sus recientes "Crónicas Perdidas" (PEISA), Alfredo Bryce revela una serie de textos escritos a lo largo de mucho tiempo pero que, por alguna extraña razón, nunca se reunieron. Se trata de escritos publicados en diversos diarios y revistas que abordan temas políticos, culturales y literarios y que permiten apreciar lo mejor de su producción periodística. El periodismo, por cierto, es un género que el escritor no deslinda del cuento, la novela o el teatro. "Todo es la escritura", dice. Pues apelando a esa misma tónica aparecerá, en los próximos meses "Doce cartas para dos amigos" (También con Peisa). Y aunque dirigidas a Maruja y Ramón, amigos catalanes de verdad, las cartas nunca fueron destinadas a ellos y carecen de respuesta. Son, en realidad, artículos que se publicaron en la revista "Oiga". El libro incluirá, además, el capítulo "Zapatos Vagabundos" en el que, a través de 14 artículos, Bryce narra un largo viaje que hizo por América del Sur. "Entonces me pasó algo muy curioso: volaba de Santiago de Chile a México e hice escala en Lima, la única ciudad donde quería quedarme y que en esos momentos no pude hacerlo".

    -¿Sigue queriendo quedarse aquí? ¿Por fin se halló?

    -No me hallo. En verdad cada día me hallo menos. Cada día me duele más lo mío. Pero a manera de consuelo me pregunto: ¿quién se halla en Lima?. Nadie la conoce. Apenas uno se acostumbra a la zona que domina. Los que viven en el cono sur, ¿necesitarán ir al cono norte?, ¿lo conocerán?

    -¿Se arrepiente de la decisión que tomó en 1999, la de regresar definitivamente?

    -Fui un poco exagerado. Radical. Como todo lo que he hecho en mi vida. No iba a dejar lo otro del todo. No podía renunciar a 35 años de un plumazo, no podía quemar las naves. De otro lado, el mundo se ha achicado y los recuerdos están más cerca. Ahora me muevo entre los dos lugares, entre Lima y Europa. Me es indispensable vitalmente. No quiero arrancar una parte de mi vida, la más importante porque yo salí de aquí como hijo de papá y mamá y afuera me convertí en Alfredo Bryce. Y esa parte de mi vida es la que más me ha ligado al Perú, por los ríos profundos, por los canales que uno traza debajo de lo visible.

    -Pero, ¿ha podido escribir en Lima?

    -Si hablamos de un tiempo material, objetivo, sí he trabajado mucho. He terminado una novela: "El Huerto de mi amada", ahora la estoy dejando descansar para luego leerla definitivamente y limar cualquier cosa. He asistido a conferencias, he escrito artículos, cuentos, capítulos de un futuro libro de memorias...

    -¿Y qué hay de su tiempo subjetivo?

    -Me convierto en un turista al revés. Busco cosas que ya no hay. El 25 de diciembre pasado -detesto la Navidad- me levanté muy temprano y me fui a ver la Lima que ya no existe. Fui solo, en carro y a pie, quería reencontrarme con lugares importantes en mi vida...la casa donde nací. No quedaba nada y lo que queda, mejor que no quedase.

    -¿Qué otros sitios suele recorrer?

    -Hace pocos días, coincidiendo con los Carnavales, hice un viaje muy divertido por los lugares donde transcurren mis novelas y en los que nunca había estado. Mi personaje imaginario de "El Huerto de mi amada", es un médico dermatólogo a quien yo hago estudiar en San Fernando. Pues he ido hasta allí, he visto el Jardín Botánico que está en la parte de atrás. Y es curioso, cuando busco esos lugares me doy cuenta que se parecen mucho a los que invento. Es impresionismo, no realismo. Mis personajes emanan el hábitat y el paisaje. El impresionismo también impera en mi obra periodística.

    -¿Cómo así?

    -Fui al estadio "Lolo Fernández" que antes se llamaba simplemente Estadio de la "U". De chico me gustaba mucho el fútbol y mucho tiempo de mi adolescencia los pasé ahí. Entonces fui a verlo y allí estaba rodeado de edificios que no son de mi época. Finalmente me salió un texto de un recuerdo de mi vida. Puede ser periodístico o literario. Todos mis textos son concebidos casi como cuentos. Capítulos de mi vida son contados como cuentos. Todo es la escritura. Afectiva, sentimental. Mira, acabo de mandar -cumpliendo con mis obligaciones- 15 artículos periodísticos a EFE que se van a publicar hasta abril del 2003.

    -¿Puede adelantarse tanto a los hechos?

    -Es que nunca he dado una noticia. Mi periodismo tiene un alto componente de imaginación salvo, cuando me he ocupado de la escena nacional. Ese es un trabajo que he hecho con mucho interés y rigor. Siempre que he escrito sobre hechos peruanos he recopilado información de la opinión que daban los entendidos en el Perú. En Europa me llamaban para pedirme mi opinión sobre cualquier cosa que ocurría en el Perú. Era uno de los peruanos que más a mano tenían. No era la verdad o la realidad lo que les interesaba sino mi opinión.

    -Algunos medios -incluyendo CARETAS- criticaron su silencio en el peor momento en la dictadura fujimorista...

    -A mí no me corresponde defenderme y echarme flores. Otros lo harán. Pero debo recordarles que le negué a Fujimori la Orden del Sol y le dije asesino. Hay periodistas que no conocen la revista en la que trabajan y no saben que esa actitud mía motivó una carátula. De otro lado, yo tenía otra causa: la cultura. Todos los gobiernos peruanos han sido profundamente indiferentes al tema cultural y en el caso de Fujimori ya no fue indiferencia sino desprecio. Mi militancia fue dedicarme a escribir cosas hermosas sobre literatura, cine, personajes y sobre el Perú por supuesto. Hay gente que me ha dicho gracias por eso: hay algo más que el encierro en este oscurantismo que es la dictadura. Además, la política y todo tipo de poder, religioso, cultural, lo que sea, siempre me fueron ajenos.

    -¿Cómo ve este nuevo gobierno?

    -Ahora hay muchas expectativas frustradas. Creo que Toledo merece apoyo y confianza. Nuestro pesimismo es peligroso. Tenemos que ser más creativos, generosos y abiertos. No hay que permitir la supervivencia de las costumbres y hábitos de un poder que se desmoronó solo. Porque uno, que venía de afuera, se daba cuenta que Fujimori y su asesor se iban a desmoronar en cualquier momento, como un castillo de naipes y arena. Los dos llegaron a la soledad del poder en un proceso muy lento, alejados del acontecer y creyendo que el acontecer eran ellos. (Teresina Muñoz-Nájar).



    "Paradojas", se podrá visitar en la galería Forum, Av. Larco 1135, Miraflores.

    Intima Mirada
    Alejandra Ballón inaugura exposición pictórica.

    LA paradoja es una frase contradictoria, donde se presenta como verdadero lo inverosímil. En ese sentido puede hablar de una estética, de una manera de definir la creación artística: recrear lo inexistente para que exista. Ese no existir fáctico incluye sueños, recuerdos y sensaciones. Es el reino de lo subjetivo tomando posesión de lo objetivo. En este proceso de 6 años que Alejandra Ballón ha llamado "Paradojas", el peluche, el óleo y el lienzo permiten un mundo al que se puede acceder siguiendo una hoja de ruta de conceptos y palabras que sirven como guía primera pero a la que en algún momento es necesario dejar de lado (como en "Rayuela"). Así, las piezas de este rompecabezas pictórico, que la artista enfatiza con miedo y orgullo, encontrarán su posibilidad insospechada en el albedrío del espectador para armar su propia imagen. Y esa posibilidad es el triunfo de la exposición. (JCM).

     

     

    Dialogo visual.-
    Gracias al apoyo de la embajada chilena, Francisco Brugnoli, director del Museo de Arte Contemporáneo de Chile y la galería Trapecio, se presentan dúos de artistas chilenos y peruanos donde se lleva a cabo un interesante diálogo regido no por lo similar sino por los contrastes. Destacan entre los peruanos F. De Szyszlo, Revilla, Wiesse y entre los del sur, Opazo, Balnes y Bru. Hasta el 6 de abril en Museo de Pedro de Osma 421, Barranco.

     

    Canto y memoria.- Todos los que han leído la obra de Arguedas saben de la profunda relación que el autor estableció entre sus escritos y la música andina. Los ensayos, narraciones y poemas así lo evidencian. La aparición en el 2001 del CD "Arguedas, Canto y Herencia", no fue más que una feliz y necesaria confirmación. Allí se recogía una grabación histórica de 1969 donde JMA interpreta diferentes temas andinos con la antropóloga y cantante María Rosa Salas. Ahora, se presenta una nueva propuesta sonora y estética titulada "De indios, mestizos y señores", inspirada en los escritos de Arguedas recogidos en el libro del mismo nombre. Así, se ha construido una propuesta de recital donde María Rosa Salas estará acompañada por Camilo Pajuelo en la guitarra, Omar Ponce en el charango y el maestro Miguel Mansilla como artista invitado. Este nuevo material que interpreta la perspectiva estética que Arguedas propuso, se presentará el 15, 16, 21 y 22 demarzo a las 7:30 p.m en la Casona de San Marcos del Parque Universitario y el 19 en el Auditorio de Petroperú de San Isidro a las 7 p.m.

    A ESTUDIAR...
    Gracias al ministro de Educación y el gobierno cubano, 50 jóvenes peruanos de escasos recursos se beneficiaron con becas para estudiar gratuitamente medicina humana en la isla. El acto de entrega contó con la presencia del ministro Nicolás Lynch y el embajador de Cuba en el Perú, Benigno Pérez.

     


    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Heduardo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Lugar Común | China te Cuenta Que... | Piedra de Toque |Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal