Edición Nº 1712


Este espacio se subasta
 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Mal Menor
  •  

     

     

     

    ARTICULO

    14 de marzo de 2002

    Las Miras De Toledo

    El martes 12, en la quebrada de Bocatán (Tumbes) volvió a ver los males que nos azotan. Por eso y por la baja popularidad busca concertación.

    EL martes último, en la segunda jornada de esta tercera etapa del diálogo para la concertación, faltó la pelea (o el amiste) de fondo. El Presidente Toledo llegó a las seis de la tarde, habló diez minutos, repitiendo lo que ya Roberto Dañino había dicho, estrechó las manos de los presentes, pidió permiso y se retiró. Alan García, por su parte, estaba lejos: había sido invitado a una conferencia en Barcelona y se alistaba para ir de allí a una reunión de la Internacional Socialista.

    No es que la cita de la concertación, en esta oportunidad Foro de Gobernabilidad, careciera de animación. Se produjo ésta por ejemplo, cuando Julio Favre, representante de la institución de los empresarios privados, la Confiep, propuso que se incorporara al diálogo a los fujimoristas. Alguien murmuró quedamente, pero se pudo percibir: "¿Para qué, si tú los representas muy bien?"

    Ni la chanza ni la propuesta prosperaron.

    La cita, que se realizó en el segundo piso del Palacio de Gobierno, donde sesiona por lo regular el Consejo de Ministros, contó con la presencia de voceros de partidos, entidades sindicales y empresariales y sectores religiosos. No hubo calor en los debates, pero sí en la atmósfera: no había aire acondicionado. Algunas leves nubes de zancudos ponían la música de fondo.

    Ocurre que esta vez la agenda no daba para grandes polémicas. Se trataba sobre todo de ver los aspectos organizativos y administrativos de las reuniones que vendrán, tanto en la cima política como en sectores menos empinados.

    Un participante comentó al final que la reunión había sido exitosa desde el punto de vista de que se había superado la fase administrativa sin sobresaltos. El Apra, es decir, Jorge del Castillo y Mercedes Cabanillas, sus representantes, no habían complicado las cosas. Se temía lo contrario, aunque muchos dicen que aún es temprano para cantar victoria.

    Hubo un conato de confrontación cuando los apristas propusieron que se agregara a los foros venideros, uno consagrado a los jóvenes. Se llegó a la conclusión de que ése es un tema "transversal", según explicó Dañino, porque como el del empleo, atraviesa todas las instancias.

    Por Acción Popular acudieron el ex Presidente Valentín Paniagua y Javier Díaz Orihuela. Paniagua se retiró una hora después de iniciada la cita. No dijo que se iba. Sólo hizo un gesto de adiós a Dañino.

    Dañino intenta calmar las aguas de la política.

    Otro momento de tensión se vivió, relató un asistente, cuando alguien habló de que cada partido o sector debía enviar un delegado titular y otro alterno. Antero Flórez saltó: "Acá no hay alternos. Me dijeron que asistía invitado, así que todos estamos en igualdad de condiciones". Lourdes Flores miraba para otro lado.

    Luis Solari, secretario general de Perú Posible, disertó largamente dos veces. El comentario es que no expresó nada trascendente.

    Por Somos Perú se hizo presente Alberto Andrade, quien no dijo ni esta boca es mía.

    Por la Iglesia Católica acudió monseñor Luis Bambarén.

    Por los evangélicos estuvieron el Dr. Gustavo Noriega y Víctor Arroyo, ex senador de Cambio 90.

    Un hecho notorio es que se había anunciado que seis ministros estarían presentes, pero sólo acudieron dos: Cecilia Blondet y Nicolás Lynch. En cambio, en la mesa estaban, como un solo hombre, los observadores internacionales Luis Lauredo y Eduardo Stein, Max Hernández, los secretarios técnicos Alberto Adrianzén y Juan de la Puente, además de Pepi Patrón y Federico Velarde.

    A la cabeza de la cita estuvieron el presidente del Consejo de Ministros, Roberto Dañino, y Rafael Roncagliolo. El cónclave del martes, que duró de 3:15 de la tarde hasta las siete de la noche, decidió que el Foro de Gobernabilidad se mantenga abierto hasta el final del proceso. En ese transcurso se discutirán propuestas del Gobierno e iniciativas de los interlocutores, y luego se entablará un diálogo-discusión. Se espera que los acuerdos se tomen por consenso, en cuyo caso asumirán categoría de políticas de Estado.

    Al final de la reunión, el gobierno entregó un borrador intitulado "Marco de compromisos por la democracia", integrado por 17 puntos. Son los temas que el régimen propone para la concertación. He aquí algunos de ellos:

    Fortalecimiento del sistema democrático.

    Democratización de la vida política.

    Consolidación de una economía social de mercado.

    Política exterior orientada a la generación de mercados.

    Acceso universal a una educación de calidad y a servicios de salud.

    Combate a la corrupción.

    Principios generales que no admiten discusión, pero sí exigen precisiones: ¿Cómo? ¿Con qué presupuesto? ¿Bajo cuál fiscalización? En fin, o la concertación se concreta aunque sea pasito a paso, o se convierte en una nueva ensalada de discursos.


    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Heduardo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Lugar Común | China te Cuenta Que... | Piedra de Toque |Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal