Edición Nº 1710

 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Mal Menor
  •  

     

     

     

    ARTICULO

    28 de febrero de 2002

    Denuncias Toman Cuerpo
    ¿Fue torturada Susana Higuchi? Testimonios de Leonor La Rosa y presencia de nueva testigo pueden brindar respuestas.

    Martes 26, congresista Anel Townsend e Higuchi discutieron el caso de las torturas por siete horas.

    Entre el Yaitó y la Tortura

    ALBERTO Fujimori alzó un machete -no lee usted mal- y dijo "ahora vas a ver". ¿Intentaba acaso partir en dos la cabeza de su esposa Susana Higuchi? Los alaridos de ésta alertaron a algunas colaboradoras de la Fundación por los Niños del Perú, que en ese momento rondaban la cocina del Palacio de Gobierno. Cuando ellas irrumpieron, el ex Presidente disimuló su "cara de diablo" y dirigió el arma hacia la barra de mantequilla que tenía cerca. Orondo, untó su pan. Era 1993.

    Versiones como ésa, salidas de la boca de Higuchi, suelen ser calificadas como delirantes. En otra afirma que en ese mismo año Fujimori intentó envenenarla con Parathion, utilizando el aire acondicionado.

    -¿Por qué Fujimori la amenazó con un machete?

    -Vaya a preguntarle usted al Japón.

    Desde allí, su ex esposo ha contestado las denuncias con la torcida sonrisa irónica que lo caracteriza. Esta historia comenzó con un divorcio público detonado por la voz de alerta que dio Higuchi sobre el mal uso de donaciones de ropa usada provenientes del Japón. Era marzo de 1992, faltaba poco para el autogolpe y la relación marital se agrietó al punto de no retorno. Con el tiempo, el incidente de la ropa usada quedó como un jocoso pie de página en el libro fujimorista de la corrupción.

    A las acusaciones de la congresista Higuchi se añade hoy un personaje que dice haberla visto en condiciones humillantes en calabozos. Esa mujer, la torturada ex agente del Servicio de Inteligencia del Ejército (SIE), Leonor La Rosa, señaló además el nombre de una segunda testigo que, como CARETAS lo comprobó, continúa prestando servicio en el Ejército.

    La ex agente del SIE, Leonor La Rosa , señaló que Hilda Hidalgo (al lado), también habría sido testigo de vejámenes sufridos por Higuchi en Inteligencia del Ejército. CARETAS intentó infructuosamente buscarla en su domicilio (derecha). Sin embargo, un hombre que se identificó como familiar reconoció "estar viendo a quien le daban la primicia".

    EN LA CANDELA

    La Rosa señaló a la suboficial Hilda Sixta Hidalgo Candela como la persona que presenció junto a ella a Susana Higuchi, desnuda e inconsciente, en los calabozos del SIE. De otra mujer sólo recuerda el apelativo, "Chico". Esto habría ocurrido entre los años 1995 y 1996.

    Actualmente, Hidalgo Candela vive en un populoso sector del distrito de Chorrillos y CARETAS llegó hasta allí para conocer su versión de los hechos. Un hombre, que dijo llamarse Juan Hidalgo y se presentó como el hermano de Hilda, le dijo al redactor Luis Felipe Gamarra que estaban "decidiendo a qué medio se le entrega la primicia". A medida que se volvía a intentar con la insistencia propia del oficio, el hombre pasó a decir que era el padre de Hilda y se mostró cada vez más fastidiado -sacó documentos con los que acreditaba una enfermedad- y agresivo, al punto que redactor y reportero gráfico debieron retirarse del lugar. Una actitud en parte comprensible, tomando en cuenta que Hilda Hidalgo sigue en actividad (actualmente es suboficial, auxiliar en Inteligencia).

    Elementos así han hecho que la congresista Anel Townsend, presidenta de una de las principales Comisiones Investigadoras del Congreso, esté entre quienes se tomaron muy en serio las denuncias de Higuchi. El martes 26 pasó con ella dos sesiones, una de tres horas y la segunda de cuatro. "Queremos completar la información de lo reconocido por la agente La Rosa en el SIE", dijo Townsend. "Estamos reconstruyendo todas las operaciones de tortura por las que podrían ser responsables Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos".

    ¿Cuál es la secuencia? Luego del escándalo de la ropa donada, los hostigamientos contra Higuchi, afirma ella, arreciaron. Ya "en 1990, estando en la residencia de Palacio -se queja- me tiraban cosas desde el segundo piso, como grabadoras y otros objetos que podían hasta matarme... Desde ese año se produjo una lucha para sacarme, empujada por toda la familia de él".

    Dos años después del supuesto incidente del machete, los Fujimori empezaron los trámites del divorcio. Luego, el Jurado Nacional de Elecciones, presidido por Ricardo Nugent, declaró improcedente la inscripción de su lista Armonía-Frempol para el Congreso. Inició una huelga de hambre que sólo se suspendió cuando, pesando poco más de 40 kilos, debió ingresar de emergencia a la clínica San Lucas.

    Higuchi se vio con Montesinos en la Base Naval y luego afirmó que éste le pidió disculpas. Der.:La Comisión investigadora visitó los sótanos del SIE para completar información de La Rosa.

    Poco después del autogolpe del 5 de abril de 1992, habría ocurrido la peor tortura de la que Higuchi dice haber sido víctima: "Un fin de semana entre abril y mayo de 1992, ocho personas me sacaron con mucha violencia del departamento que nos fue asignado en el segundo piso de uno de los edificios del SIE. Me sacaron con los ojos vendados, me encapucharon, me metieron en una camioneta 4x4 y me llevaron a no sé dónde. Me torturaron con golpes hasta que caí inconsciente. Me inyectaron algo para que me quedara totalmente dormida. Allí me aplicaron electroschock, porque cuando vi hablar a Demetrio Peñaherrera, me preguntaba a mí misma: ¿me habrán hecho lo mismo? Yo, como `Vaticano', quedé con lagunas mentales, no hilaba bien las oraciones, no sabía lo que hablaba. No reconocí a nadie. Pero sé que todos tenían porte militar. No sé cuántos días pasaron, pero me ponen la misma ropa con la que me encontraron. Aparentemente estaba desnuda, tambaleante. Me sacaron de ese lugar y me dejaron por la parte posterior al departamento asignado al Pentagonito".

    Efectivamente, a mediados del año pasado, Higuchi denunció haber residido cuatro meses en el SIE, ante la subcomisión del Congreso que investigaba el autogolpe. Versiones como la del periodista Gustavo Gorriti -confinado allí luego del 5 de abril- y la de la propia La Rosa confirman que antes hubo celdas en esas instalaciones. La comisión presidida por Townsend no las encontró en sus visitas posteriores, pero debe recordarse que mientras el gobierno de Fujimori naufragaba a finales del año 2000, la cúpula del SIN se trasladó de emergencia al SIE. Es conocido que en ese lugar se desmanteló todo lo posible en una política de tierra arrasada.

    ¿Se trata del mismo caso ubicado por La Rosa entre 1995 y 1996? Llama la atención que en 1992 la ex Primera Dama no solía guardar para sus adentros lo que sucedía a su alrededor, mientras que tres o cuatro años después ya había pasado por experiencias frustrantes como la supresión de su candidatura y la posterior huelga de hambre. ¿Por qué entonces callar las torturas en 1992?, le preguntó CARETAS. Su respuesta fue cortante. "Por mis hijos".

    Puntos de Tratamiento
    Cual resorte, desde su página web, Alberto Fujimori se apuró a dar su versión. "Las huellas simétricas...que la Sra. Higuchi ha mostrado ante los flashes y cámaras de televisión, no se las dejó alguien que quería torturarla, sino alguien que quería curarla, utilizando una práctica curativa oriental conocida como Moxibustión o Yaitó". Consultada al respecto, Higuchi admitió haberse sometido a dicho tratamiento con un doctor de apellido Teruya, para curar sus dolores lumbares."Cerca a los lugares donde tenía yo quemaduras del tratamiento, me las profundizaron con las descargas eléctricas: dos en el Pentagonito en 1992 y dos en el Hospital Loayza en junio del 2000". En el dibujo se detallan los puntos de usual aplicación del Yaitó que consiste en leves descargas de calor que se aplican con una sustancia, Moxa, preparada con la hoja de la hierba Yomogui. Se dice que el efecto de calor de la Moxa amplía los vasos sanguíneos, produciendo un mejor flujo de sangre.

    CONFLICTOS FAMILIARES

    La confusión de las fechas, fuerte interrogante sobre la denuncia, puede tener alguna explicación. Para el psiquiatra y psicoanalista Saúl Peña, "no sabemos a qué tipo de tortura puede haber estado expuesta la señora Higuchi. Aunque estamos limitados a especular, hay una serie de conflictos derivados de la situación frente a los hijos".

    Higuchi dice no recordar incidentes de tortura entre 1995 y 1996. "En ese tiempo estaba casi siempre inconsciente". Consultado, Peña remarca que "todos tenemos aspectos felices que deseamos recordar y otros tristes o traumáticos que preferimos olvidar. Mientras la supresión es inconsciente, la represión es consciente". El especialista advierte "manifestaciones que hacen suponer que ha sido realmente torturada, ya sea psicológica o físicamente. Basta ver la conducta de su ex marido, ella estuvo impedida realmente de salir de Palacio, estaba presa en su propia casa".

    La última tortura que habría padecido Higuchi fue en el Hospital Arzobispo Loayza, luego de ingresar por supuesto envenenamiento. En ese entonces (4 de junio del 2000), ya era congresista. Allí, dice, un médico que no era el que la atendía la amarró a la cama y junto a otras ocho personas le aplicó descargas eléctricas, la golpeó e inyectó.

    Con todo dicho, Townsend, termina de afinar los detalles del informe que su comisión presentará sobre el caso Higuchi. Al cierre de esta edición, se terminaban de redactar las denuncias que pueden afectar a Fujimori. Su ex esposa, mientras tanto, le ofrecía a esta revista la que dijo ser su última entrevista sobre el tema. "Mi hija Keiko me ha dicho que ya no declare", nos comentó. "Iba contando las torturas una a una -tanto las físicas como las psicológicas- y le aseguro que fueron más de 500". Por encima de probables extravagancias, estamos frente a situaciones puntuales que no parecen haber ocurrido dentro de la cabeza de la agraviada, sino al interior de celdas reales (Sonia Sullón, Enrique Chávez).

     

    El Dormitorio de Fujimori en el SIE
    Debajo de él, en los sótanos del SIE, se habrían presumiblemente realizado las torturas contra Susana Higuchi. Derecha, la huelga de hambre de 1995 terminó con Higuchi internada. ¿Es posible que haya sido trasladada clandestinamente desde la clínica o sufrido maltratos allí?

     

    Vídeo por su Día
    Mujeres que sí se mantienen fujimoristas, listas a recibir mensaje por pantalla. Esperan aclaraciones.

    Fujimori en 1992. Ya miraba hacia otro lado. Ahora manda vídeo por Día de la Mujer.

    SI bien Alberto Fujimori no hace referencia alguna sobre su relación con Susana Higuchi en su reciente libro "Mis Armas Contra el Terrorismo", probablemente las haga en el mensaje que enviará al "Reencuentro Fujimorista por el Día de la Mujer" que se celebrará el próximo jueves 7 de marzo en el Coliseo de la Paz de Villa el Salvador.

    El plato de fondo del evento será precisamente el vídeo con el mensaje de Fujimori, en el que reiterará su intención de retornar al Perú e instará a las mujeres de los comités de bases a reorganizarse rápidamente para fundar el Nuevo Fujimorismo.

    Uno de éstos es el comité denominado Grupo 16 de Agosto, nombre que alude al día en que fueron desaforadas Carmen Lozada, Martha Chávez y Luz Salgado. Otro es el que conforman los cibernautas peruanos inscritos por Internet en la OIF (Organización Internacional de Fujimori).

    Tal como lo señalaron colaboradores cercanos a él, siempre tuvo una relación fluida y directa con las mujeres fujimoristas. Por ello delegó a Carmen Lozada, Martha Chávez y Luz Salgado -conocidas en sus fueros como "las chicas superpoderosas"- la tarea de recomponer sus bases con quienes aún lo siguen. Ellas presidirán la celebración.

    Más información sobre la relación con Susana Higuchi podría esperarse en sus Memorias, el próximo libro que Fujimori planea publicar, también en japonés a más tardar en junio. En todo caso, lo que se espera ahora son respuestas convincentes. (RB).

     

     


    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Heduardo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Lugar Común | China te Cuenta Que... | Piedra de Toque |Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal