Edición Nº 1694

 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Controversias
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Mal Menor
  •  

     

     

     

    ARTICULO

    31 de octubre de 2001

    Comezón de Los 90 Días
    Fue un discurso breve y entusiasta, que buscaba reanudar el romance roto con la popularidad.

    Mensaje inesperado pero necesario, que, pese a vacíos e imprecisiones, atrajo la atención.

    EL mensaje del Presidente Alejandro Toledo el domingo último fue tan importante por lo que dijo como por lo que calló. Estuvo dictado por su afán de celebrar los 1,886 millones de dólares obtenidos del exterior, eufórica cifra que exige palmas y aclaraciones.

    Al cumplir noventa días de su mandato, Toledo tenía buena necesidad de ese entusiasmo. Porque, a pesar de sus largas travesías, la impresión general es que todavía "no agarra viaje". La encuesta de Apoyo a mediados de octubre lo ubicó con un 42 por ciento de aprobación y el mitin de sus partidarios el sábado 10 sólo cubrió, según El Comercio, una quinta parte de la Plaza San Martín.

    La referida encuesta revelaba, sin embargo, un amplio respaldo para algunas medidas concretas del régimen. La creación de una tarifa social de electricidad lograba un 80% de aprobación, casi a la par con la reducción del Impuesto Extraordinario de Solidaridad, que llegaba a 81%. Más contundente aún era el respaldo al cronograma para la descentralización, pese a la desilusionada renuncia del alcalde de Arequipa Juan Manuel Guillén a la presidencia de una institución descentralizadora que parece no tener cuándo ni cómo.

    La referida consulta encontraba, en cambio, un rechazo de 71% al aumento excesivo en el sueldo de los magistrados.

    No menos reprobado ha sido el sueldo de 18 mil dólares mensuales que el Poder Ejecutivo, es decir, el mismo Toledo, se ha fijado. Ha declarado él que ése es un monto que evita el riesgo de una corrupción como la que se vio en días de Fujimori y Montesinos.

    ¿Quiere decir que si le pagaran, por ejemplo, ocho mil dólares podría incurrir en tentación?

    Hay que precisar que el sueldo de Toledo es tan escandaloso que hasta enturbió su visita a España. La pregunta incómoda no faltó, ni tampoco se pudieron evitar los titulares adversos en los diarios más serios de la península.

    Pero las críticas, si provienen de fuentes independientes, pueden ser magnífico servicio para un mandatario que anhela el éxito, y cuyo fracaso sería una desgracia colectiva.

    El silencio sobre la posición del Perú respecto al tema del terrorismo en el Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC) en Shanghai resultó notable en el mensaje dominical. Hubiera servido para conocer cuál es nuestra posición frente al conflicto de Afganistán, que interesa a todos los países, no sólo en cuanto al dilema de la guerra o la paz, sino también en el nudo gordiano de la economía.

    Solari, Doris Sánchez y Waisman parecen destinados a abandonar el Gabinete en diciembre.

    SALEN MINISTROS PERO....

    Pudiera ser que el Presidente preste oídos a algunas críticas sobre el desempeño de su Gabinete. Así, no sería raro ver que en diciembre próximo congresistas convertidos en ministros sueltan sus portafolios y retornan a sus curules. Buena falta hace Luis Solari para pilotear una bancada en que hay más de un miembro chúcaro. David Waisman puede salir de Defensa, por razones de salud física y política. A Doris Sánchez, ministra de la Mujer, se le reprocha incompetencia.

    Sólo cuando eso se produzca, y se conozca a los respectivos reemplazantes, podrá saberse con mayor precisión hacia dónde se encamina el régimen.

    Jorge Toledo, un personaje menor se ha convertido en problema mayor en estos días (ver nota aparte). No es el único. El nombramiento del Contralor General de la República, Genaro Matute, continuó royendo la confianza de amplios sectores públicos. No porque se discutan títulos o méritos personales, sino por el hecho, impolítico, de que el Presidente elija para el cargo a un amigo que tiene que controlarlo a él, y, por supuesto, a su sobrino.

    El vaivén de aciertos y descalabros puede explicar que Toledo llegue al nonagésimo día de su función con puntaje de aceptación bajo, si se compara con el de sus antecesores.

    Alan García tenía a esa altura una popularidad muy alta. CARETAS 874 dio cuenta, bajo el título de El Día 91, de una encuesta de Datum que le otorgaba en octubre de 1990 89.5% de respaldo. En octubre de 1990, Alberto Fujimori no tenía mala imagen, a pesar del superpaquetazo de agosto de ese año: su popularidad, que a mediados de agosto había alcanzado el 67%, descendía al 53%.

    Algo pasa con Toledo, algo que sería bueno que él y sus asesores ubicaran y tomaran en cuenta.

    La impuntualidad, la propensión al derroche, el afán de brillar a toda costa como en el caso del reciente viaje a España, la propensión a rodearse de amigos más que de colaboradores, la incapacidad de crear un movimiento que se parezca a un partido dotado de alguna orientación firme y una disciplina clara, todo eso se está acumulando en el balance.

    Balance provisional, por cierto. El 42 por ciento de octubre bien puede servir de semáforo en rojo, para detenerse y pensar en cómo cambiar de dirección. Lo peor que le puede pasar al Presidente es creer que todavía está en olor de santidad; es decir, de aprobación multitudinaria.

    EL FACTOR OLIVERA

    Aparte de los problemas de fondo que agitan a Perú Posible, y no sólo en el Parlamento, hay cuestiones de personalidad que se han convertido en escollos para el régimen y para la gobernabilidad. Un caso ruidoso fue el de Jorge Mufarech contra Pedro Pablo Kuczynski. Al final, el improvisado político pidió disculpas e hizo mutis por el foro.

    Más oneroso políticamente es el proceder de Fernando Olivera, colocado en un ministerio estratégico. Un episodio explosivo es el del vídeo en el que se ve a Ernesto Schütz, presidente del directorio de Panamericana Televisión, recibiendo dinero de Montesinos. Olivera habría sido el primero en verlo y en pasar la información a la Fiscalía de la Nación, la cual lo remitió luego al Congreso. Fue él quien convenció al coronel EP (r) Roberto Huamán para que le entregara ésa y otras grabaciones. La grabación sobre Schütz fue remitida a la Fiscalía y ésta la trasladó al Congreso.

    Dañino y PPK preparan baterías para el Congreso. Hay incógnitas en bancada de Perú Posible.

    El hecho bochornoso es que 24 horas antes de que el vídeo se emitiera, Toledo se habría reunido con Schütz (en compañía de Manuel Delgado Parker y Raúl Diez Canseco, primer vicepresidente de la República y ministro de Industria).

    La versión oficial afirma que Toledo no sabia nada sobre la filmación escandalosa. Si lo hubiera sabido, no se iba a reunir con alguien "con semejante anticucho", expresó Diez Canseco. Resulta difícil creer en semejante inocencia.

    En este caso, como en muchos otros, se ve que Olivera trabaja de modo diligente y que no es un pelele de Toledo ni de nadie. Pero parece ser que su agenda no es necesariamente la del gobierno y que el punto número uno de esa agenda es Alan García.

    Eso, en tiempos en que Roberto Dañino y aun el propio Toledo hablan de concertación, y hasta dan pasos en favor de ésta.

    LA BUENA NUEVA

    Buena noticia fue la de la obtención de donaciones, créditos concesivos, canje de deuda por inversión social, así como la confirmación de diversos créditos de los organismos multilaterales. Pero es evidente que algunos de esos dineros ya habían sido obtenidos en los días del Presidente Valentín Paniagua y hasta anunciados por el entonces Presidente electo Alejandro Toledo. El 7 de julio, los diarios La República y Expreso anunciaron: "Toledo vuelve con 1,714 millones de dólares".

    Es evidente que si se sumaran esos millones con los 1,886 de ahora deberíamos saltar de júbilo.

    Desgraciadamente, no es posible.

    Hoy, en la estación de preguntas, el presidente del Consejo de Ministros, Roberto Dañino, tendrá que aclarar algunos puntos y despejar imprecisiones sobre lo obtenido de Europa y Estados Unidos.

    Sería bueno, en primer término, que se supiera qué parte de los créditos obtenidos y de las donaciones logradas es nueva.

    La suma anunciada puede dividirse en tres segmentos. Una parte son las donaciones netas, que parecen acercarse ahora a mil millones, según una primera versión de Dañino. Si fuera así, sería una auténtica conquista, que se debe, como precisó Toledo en su mensaje, a un trabajo de equipo. Presidido éste por nada menos que el embajador Javier Pérez de Cuéllar.

    Otra parte de lo obtenido son los créditos concesionales. Son préstamos de gobierno a gobierno, que por lo general van amarrados a la condición de comprar bienes del país que los otorga. Este tipo de créditos exige una contrapartida de dinero nacional, que se sitúa entre el 25 y el 30% del valor del crédito.

    En cuanto a las operaciones de canje de deuda, parece que en buena parte son logros de la administración anterior.

    Todo eso, así como el cronograma de los ingresos, deberán ser anunciados hoy. Cálculos de especialistas indican que plata líquida vendrá, por un monto de 200 a 300 millones de dólares, entre fines de este año y el primer trimestre del próximo.

    El debate de hoy en el Congreso echará nueva luz sobre los primeros noventa días del mandatario cuyas promesas de fondo se refieren a trabajo, salud, educación y descentralización.


    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Heduardo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Bienes y Servicios | Controversias | Lugar Común | China te Cuenta Que... |
    Piedra de Toque |Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal