Edición Nº 1690

 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Controversias
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Mal Menor
  •  

     

     

     

    ARTICULO

    4 de octubre de 2001

    La Mordida de Schütz
    La orden de captura de Ernesto Schütz, estrella del primer vladivideo de un nuevo lote fatal, remece los cimientos de la televisión.

    Acusado de peculado y asociación ilícita para delinquir el dueño de Canal 5 se resiste a la justicia.

    CUANDO Ernesto Schütz, exitoso industrial del papel higiénico y de las conservas, entró al mundo de la televisión en 1997, jamás imaginó que se vería envuelto en un escándalo de proporciones, con maletines de dinero, chantajes, sobornos y hasta un vladivideo que lo compromete penalmente...

    Este podría ser el texto de un reportaje de Pamela Vértiz, Johnny Sánchez Sierra o cualquier periodista de `Panorama', pero no lo oiremos ahí porque la plana informativa del canal está en shock y porque su equipo, al cierre de edición, está discutiendo cómo hacer magia para renunciar sin irse, para hacer un sacrificio sin dejar de cobrar, para hacer teatro y mutis a la vez, para pasar piola con 30 puntos de rating crítico encima. Incomodísima situación que podría salvarse, piensan algunos, con la familia Schütz llorosa ante una Mónica Delta igual de sentida garantizando ante cámaras la credibilidad de un nueva fase de `Panorama' pero que otros piensan que habría que cortar por lo sano.

    La historia de las presiones que sufrieron y los favores que gozaron los empresarios de la televisión es bastante conocida y ha provocado el encarcelamiento de Samuel y Mendel Winter, de Eduardo Calmell socio de Expreso y de CCN al igual que Vicente Silva Checa, la orden de captura a los prófugos José Francisco y José Enrique Crousillat de Canal 4 y a Julio Vera Abad de Canal 9 y los procesos por tráfico de influencias contra Genaro Delgado Parker, Manuel Delgado Parker y el propio Schütz.

    Pero Schütz y su frente periodístico se mantenían como un bastión de la media tinta que mancha pero no condena, de la supervivencia en el filo de la navaja. Se sabía de maletines pero nadie daba fe de su contenido y se sabía de una demoledora carta de Montesinos hecha en su último refugio venezolano donde lo chantajeaba con la verdad y se daba una cifra de alarma: 10 millones 652 mil dólares.

    Pues en el vídeo 1 de una nueva caja de Pandora de la corrupción se ve, estigmatizado para la posteridad, al ingeniero Ernesto Schütz Landázuri, acompañado del proxeneta del montesinismo Víctor Joy Way, recibiendo aproximadamente 1 millón de dólares, la décima parte del costo de lo que en su caso fue más silencio que campaña. Mientras crousillats, winters y la prensa amarilla hacían el trabajo sucio, Schütz comprometía al 5 a un trabajo fino, a una suerte de zurcido invisible de la dictadura.

    La mordida. Schütz recibe su parte y el pago se encuentra entre líneas de `Panorama'. Derecha: Genaro Delgado Parker prepara estrategia para volver a sentar sus reales en el medio que fundó.

    El broadcaster vendido da a entender a Montesinos que controla a sus periodistas sin darles órdenes, que los conduce sin que casi se den cuenta. Trata de convencer al poder de que su colaboración será más eficaz cuanto más se respete la credibilidad de `Panorama', o sea, sin ponerse en evidencia pues eso no le conviene a nadie. Se ofrece de visagra entre las demandas del Asesor y los principios de lo que él gustaba llamar, cuando mandaba cartas quejándose de las críticas de CARETAS, "sus empleados periodistas". Sería ingenuo pensar que ambas partes no cedieron lo suyo en el fragor electoral.

    Que Montesinos entendió que había que tratar al 5 con guantes de seda no cabe duda. En el clímax rerreeleccionista del 2000, con la credibilidad del 4 y del 2 liquidadas, los cuestionarios sin repregunta de Mónica Delta fueron utilísimos para que el ministro de Justicia Alberto Bustamante, el premier Federico Salas, Alberto Pandolfi, Víctor Joy Way o Fernando de Trazegnies, dieran su mensaje quedando en la ciudadanía la impresión de que alguna batalla se les daba.

    Mientras la oposición se batía en la Mesa de Diálogo auspiciada por la OEA, `Panorama' era otra mesa de diálogo pero con los dados cargados a favor de Fujimori. Todavía se recuerda con asombro la anuencia de la Delta a la propuesta de reconciliación nacional planteada por Bustamante cuando Montesinos preparaba su retorno de Panamá y el vicepresidente Tudela estaba a punto de renunciar. En CARETAS 1661, la propia Mónica admitió que ello fue un error.

    Errores de oficio e inhibiciones ante el poder que puestos bajo la lupa podrían identificarse con la contraprestación de Schütz a Montesinos. De haber tenido `Panorama' en el polarizado 2000 la línea beligerante que la población antifujimorista reclamaba y que en privado sus propios periodistas anhelaban, el trato Schütz-Montesinos hubiera acabado en la mensualidad de diciembre de 1999, fecha en que se calcula fue grabado el vladivideo fatal.

    La contundencia mediática y política de la cinta obliga a revisar el cuándo y el porqué de su exhibición pública. Todos los trascendidos indican que ella fue entregada por asustados colaboradores eficaces el jueves pasado (ver recuadro) y no se trataba de un vídeo perdido del primer gran lote de la corrupción.

    Mal tiempo para el cuarentón Canal 5. Alejandro Guerrero (der.), viejo contacto de Montesinos en los predios de Pantel, ahora decide tomar distancia frente a Schütz.

    Los días pasados hasta la explosión del martes, mediando un fin de semana movido con mensaje presidencial incluido, dieron tiempo para que los ratones del Poder Judicial avisaran a Schütz, éste se escondiese y, según insinúa Javier Diez Canseco, dejara hacer a `Panorama' una edición incómoda para Toledo, pues lo enfrentaron consigo mismo a un archivo de los mítines donde pronunció sus promesas incumplidas. Porque los dominicales del 5, en su fuero interno, no son toledistas como nunca fueron fujimoristas. Su asepsia crítica se apellida Schütz y tiene un precio.

    La historia de la televisión podría rizar un rizo y hacer que Genaro Delgado Parker, acusado de delitos de tráfico de influencias que no merecen carcelería, vuelva a tener injerencia sobre el canal. Cuando Schütz en 1997, a través de su empresa Magnavisión, se hizo de las acciones de su consuegro Manuel Delgado Parker y de los hijos de Héctor, Genaro quedó por entonces con alrededor del 38.5% de las acciones. Posteriores aumentos de capital licuaron su participación hasta llegar al 27%. Se puede prever que la estrategia de GDP será cuestionar esos aumentos (han podido hacerse con el dinero sucio) , recuperar su participación original y forzar la insolvencia comercial y moral de su socio inamistoso hasta sacarlo de Pantel.

    Algunas empresas son más grandes que sus dueños. 43 años de Canal 5 (se fundó el 16 de octubre de 1959), de los que sólo 4 corresponden al gobierno de Schütz, no pueden desaparecer en un simple rebobinado con cabezal sucio.

    Al revés, algunas tentaciones y algunas presiones son más grandes que la reserva moral de quienes las padecen. Quizá Schütz, descendiente de suizos que fundó la empresa Papelera Suizoperuana, que no hace mucho fusionó su emporio del papel higiéncio con la transnacional Kimberley, que fue dueño de los Jugos Selva y que no le faltó solvencia comercial para aventurarse en la pantalla movediza sin conocerla para nada, estaría tranquilo de haberse mantenido en su rutina fabril.

    Pero el poder y la figuración, el mandato sobre la fama, el roce con las estrellas de la política y la farándula pervirtieron al empresario e introdujeron con él métodos de trabajo ajenos a la TV: el destajo, el apuro y la sobreexposición , donde se aconseja cálculo semanal y rigor creativo; el trato semifeudal donde se deben guardar respetos al talento y a la independencia; la trata de conciencias ajenas donde no se debe admitir ni insinuaciones de contenido. Schütz quiso explotar a la televisión y la TV le explotó a él en las narices.

    También Vienen
    Cómo apareció el vídeo de Schütz y los capítulos que todavía faltan por explotar.

     

    UN grupo de rango menor de ex agentes del viejo Servicio de Inteligencia Nacional se acercó hace más de cuatro meses al Ministerio Público ofreciendo vídeos y documentos a cambio de un arreglo extrajudicial que los excluyera de los procesos que se siguen contra Vladimiro Montesinos y que permitieran la libertad de su antiguo jefe, el coronel Roberto Edmundo Huamán Azcurra, recluido en el penal Sarita Colonia del Callao. Las autoridades de la fiscalía se negaron y cualquier acuerdo bajo esos términos quedó cancelado.

    Huamán y Manuel Aibar (con proceso de extradición en Miami) fueron los hombres más leales y cercanos al `doc'. Mientras el ojiverde Huamán era conocido por ser el experto en comunicaciones, el cholo Aibar lo era en logística y operaciones especiales.

    La semana anterior, los mismos ex agentes volvieron más humildes al Ministerio Público. Pidieron acogerse a la ley de colaboración eficaz en casos de corrupción, asumiendo que no serán exculpados y con la promesa de una caja fuerte llena de vídeos que podrían, según sus palabras, "hacer caer al Perú". Para aceptar a un colaborador como tal, la legislación peruana trabaja primero con una clave y se evalúa si éste añade información valiosa al proceso que se le sigue. Si es aceptado, tiene opción a cambiar de nombre y, dependiendo de lo proporcionado, eximirse totalmente de la pena carcelaria y hasta salir del país sin dejar huella.

    En los vídeos escondidos fuera de Lima, -entre los que estaba el de los 15 mil dólares Montesinos-Kouri- se encontrarían implicados los grupos empresariales más importantes del país, connotados políticos de oposición y dueños de medios de comunicación aún no implicados en ninguna denuncia de corrupción. Uno de los principales motivos que habría provocado la insistencia de estos ex agentes con la Fiscalía sería el de las continuas amenazas de muerte recibidas. Estas llegan en la forma de ratas muertas, un código conocido sólo por ellos. Su significado es muy gráfico: "la siguiente rata que va a morir serás tu". Los mensajes les obligaron a solicitar inmediata protección policial. La primera entrega fue el vídeo del broadcaster Ernesto Schütz. Las próximas semanas veremos qué otras caretas seguirán cayendo. (P.U)

     

     


    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Heduardo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Bienes y Servicios | Controversias | Lugar Común | China te Cuenta Que... |
    Piedra de Toque |Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal