Edición Nº 1686

 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Controversias
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Mal Menor
  •  

     

     

     

    ARTICULO

    6 de setiembre de 2001

    ANDRADE Dale que Dale
    El Alcalde de Lima adelanta el papel de Somos Perú como fuerza política y la calistenia previa a una nueva candidatura municipal.

    "Nos interesa manejar Sedapal, y así se lo he dicho a Roberto Dañino", señala.

    Entrevista PEDRO TENORIO

    ALCALDE de Lima por dos veces consecutivas -y con sendas victorias sobre el fujimorato en ambas ocasiones-, Alberto Andrade restaña sus heridas políticas tras la campaña presidencial del 2000. Rehabilitado por los vladivideos que lo muestran como el blanco predilecto de Montesinos y compañía, hoy exhibe una gestión que bordea el 70 % de aprobación, lo que habla de sus posibilidades de cara a los comicios ediles del 2002. Aquí adelanta conceptos y estrategias para los próximos meses.

    -Uno pasea por Lima y parece como si los ambulantes hubieran vuelto al centro y a la Plaza Mayor. ¿Se está relajando en el control?

    -No, alrededor de 800 vendedores de golosinas han sido autorizados. También algunos emolienteros, vendedores de pilas para relojes o de documentos para trámites, pero todos con sus uniformes y cumpliendo las normas. Son pequeños ambulantes a los que se autorizó porque la situación es crítica, es difícil encontrar trabajo y de eso comen día a día. No podemos cerrarnos.

    -¿No será para combatir esa imagen de insensible con los ambulantes que le endilgó el fujimorismo?

    -No se trata de eso. Y también hay otro problema grave: la crisis económica ha hecho que la gente pague menos impuestos y menos arbitrios. Tenemos menos policías municipales. De 900 ahora estamos en alrededor de 500. Es una rebaja sensible, pero a pesar de eso seguimos ordenando.

    -¿Qué opina de lo que dijo Julio Fa- vre, de Confiep, a propósito de su decisión de sacar a Lucchetti de los pantanos?

    -Me da vergüenza que quien nos preside, porque yo también soy empresario, dé una respuesta de ese tipo. El no está viendo por los puestos de trabajo, él está defendiendo los intereses económicos de su gremio.

    -¿Como alcalde se siente apoyado por el Gobierno, ha habido una muestra tangible de ese apoyo?

    -Sí, no sólo de palabra sino de hechos. En el tema del transportes, el ministro nos apoya. Y con el ministro del Interior también nos hemos reunido. Lo ideal es que ya no exista, y disculpe la expresión, el normal "cojudeo" de la Policía. Ellos siempre decían "cómo no, señor alcalde", "claro que sí, señor alcalde", y nunca hacían nada. Eso es lo que se llama, criollamente, cojudear a la gente.

    -Imagino que en los últimos años los cojudeaban a cada rato.

    -Esa era una actitud de la Policía que se agravó con la actitud política de ignorar al alcalde y perjudicarlo.

    -Sobre el servicio de agua y desagüe en Lima, ¿a la Municipalidad le interesa manejar Sedapal?

    -Sí, y eso lo he conversado con Roberto Dañino antes de su presentación en el Congreso. Le manifesté que la Municipalidad metropolitana no podía estar ajena a un servicio básico de la población de Lima, y que por lo menos antes de que se defina qué va a ser de ella se decida que la Municipalidad tenga asientos en su directorio. En todas las grandes ciudades del mundo las municipalidades tienen a su cargo este servicio.

    ¿Será nuevamente candidato? "No deja de interesarme, de gustarme y de quererlo", dice.

    -¿Se opondrá a su privatización o entrega en concesión?

    -No soy partidario de su privatización porque ésta buscará el lucro y no se puede estar jugando con el agua, algo vital para el ser humano. Tiene que tener un carácter social, así se lo dije a Dañino.

    -Luego de ver que no estaban dispuestos a votar por la entrega de facultades al Ejecutivo, ¿cuál es la posición suya y de Somos Perú ante el Gobierno?

    -De apoyo, pero sin consignas. En el Congreso acordamos una decisión conjunta con la Unión Parlamentaria Descentralista, y nuestra discrepancia con el Gobierno era de forma, no de fondo.

    -¿Respalda la actitud de Luis Alberto Arias, ex jefe de la Sunat, cuando reveló presiones del vicepresidente Raúl Diez Canseco?

    -Siempre he confiado en el profesionalismo de Luis Alberto Arias, quien no se casa con nadie y por eso sigue soltero. Me pareció leal con el gobierno que lo había convocado.

    -¿Volverá Arias al SAT (Superintendencia de Administración Tributaria de la Municipalidad)?

    -No, pero porque él lo ha decidido. A nosotros nos gustaría que vuelva. Además, él sigue ligado a nuestro grupo político.

    -Hace una semana Lourdes Flores nos dijo que todos los roces y animosidades del pasado con usted habían quedado superados, y que incluso le gustaría un acercamiento entre Unidad Nacional y Andrade.

    -Sí, con Lourdes nos hemos reunido y, efectivamente, como ella dice, hemos limado asperezas. Asperezas que siempre han sido de ella hacia mí (ríe). Yo nunca he dicho una palabra en contra de Lourdes. Seguiremos conversando.

    -¿Considera que ella ha madurado políticamente en estos últimos 5 años, por ejemplo?

    -Indudablemente.

    -¿Es cierto que se fue del PPC porque ella se opuso a que usted sea candidato independiente en 1995?

    -Es cierto, en ese momento Lourdes era secretaria general colegiada del PPC. Hablé con el doctor Bedoya y me dijo que sí, pero Lourdes era contraria a eso. Tomé mi decisión y renuncié al PPC. Le dio una larga pataleta, que espero ya le haya pasado.

    -¿Somos Perú está abierto a una alianza o planea ir solo en las elecciones del próximo año?

    -SP va a participar a nivel nacional con sus propios cuadros, como tal y con su logo. Si no participamos en las presidenciales de este año fue porque no era un momento político propicio. Además, la cantidad de basura que me habían echado encima no se había despejado y no habían salido los vladivideos que probaron que todo había sido una confabulación, terrorismo de imagen.

    -¿Cómo ha evaluado y eventualmente superado las derrotas en su carrera política?

    -Yo considero que la del año 2000 no fue una elección. Era como un boxeador que subía al ring con los brazos y pies amarrados y con los ojos vendados a recibir golpes únicamente. No me ganaron por nock-out, me sacaron el alma.

    -Se viene el congreso de SP, ¿cómo será eso?

    -Ahora que empezamos a recuperar imagen, nuestra gente vuelve a recobrar el aliento y decidimos cambiar de movimiento a partido. Hemos citado para noviembre a un congreso nacional, probablemente en Lima, y ahí vamos a abrir nuestras puertas a todos los que quieran ser militantes, porque por ahora todos somos simpatizantes. Es algo que queremos trabajar seriamente.

    -Qué pasó con Michel Azcueta?

    -Creo que está buscando su propio espacio, y tiene derecho a ello. El no se ha alejado, está de licencia. Aquí le tenemos mucho cariño y deseamos que no se aleje de nuestro grupo.

    -¿Y cuál es el espacio que le corresponde a SP, el centro, quizás una derecha renovada?

    -El espacio se va a ir buscando poco a poco y el pueblo es el que le va a dar el espacio que deba tener. Somos un partido en formación y no me animo a decir somos el centro porque todo el mundo lo dice.

    -El año '99 hubo una diáspora de alcaldes en Somos Perú que se fueron a Vamos Vecino, ¿alguno le ha pedido volver?

    -Sí, pero quiero decir qué cosa sucedía. Querían destruirnos y para ello cada alcalde distrital tenía personas estudiando sus debilidades y fortalezas para ver cómo quebrarlo y hacer que se cambie de camiseta. Está el caso de un alcalde que estaba peleado con su mujer y se estaban disputando la tenencia del hijo. Fueron y le dijeron "¿tú quieres a tu hijo?, sí, entonces salte de Somos Perú". Se alejó de SP, le dieron a su hijo y una vez vencido el problema ha regresado y es el alcalde de Breña.

    -¿Cómo ve el proceso de descentralización tal y como se está planteando?

    -Lo veo, con toda sinceridad, todavía un poco turbio. Se nombró presidente de la comisión a un alcalde prestigioso como es Juan Manuel Guillén, pero él mismo no está viendo las cosas claras. Pienso que hay la mejor intención, pero que todavía no saben cómo.

    -¿Usted será candidato a la alcaldía nuevamente el 2002?

    -Depende de lo que diga el pueblo. No quiero decir que me desagradaría, me gustaría. Pero veamos cómo se dan las circunstancias en el momento, porque si las encuestas dicen "basta de Andrade", será basta pues.

    -La próxima gestión en la alcaldía durará 5 años, ése es oxígeno más allá del 2006. ¿Le interesa esa perspectiva?

    -(Ríe) No deja de interesarme, de gustarme y de quererla.

     


    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Heduardo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Bienes y Servicios | Controversias | Lugar Común | China te Cuenta Que... |
    Piedra de Toque |Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal