Edición Nº 1684

 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Controversias
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Mal Menor
  •  

     

     

     

    ARTICULO

    23 de agosto de 2001

    Rospigliosi
    La Izquierda Y La Militancia

    Fernando Rospigliosi, ministro del Interior y ex periodista de CARETAS, enfrenta una encrucijada compleja en el Gabinete: la seguridad interna. Su pasado revoluciona-rio ha sido puesto sobre el tapete por los más recalcitrantes fujimoristas y, a propósito de ello, el siguiente texto trata de su metamorfosis política como militante de Vanguardia Revoluciona-ria a analista político del IEP.

    Escribe IVAN HINOJOSA*

    EL periodista y sociólogo Fernando Rospigliosi, actual ministro del Interior, sorprendió a muchos en la última campaña electoral con su creciente defensa política de la candidatura de Alejandro Toledo que contradecía la imagen de combativo periodista independiente que había mantenido por más de una década. Una vez en el cargo, se puso con energía la camiseta de Perú Posible y lució como un ducho político ante la prensa y sus adversarios.

    Poco se sabe de la experiencia política de Rospigliosi, más allá de un pasado izquierdista radical que es agitado frecuentemente por sus oponentes, interesados en desacreditarlo por una hipotética proximidad ideológica con las organizaciones terroristas. Paradójicamente, al igual que varios miembros del actual Gabinete (el de más ex izquierdistas que se tenga memoria), Rospigliosi sí tuvo un parentesco ideológico remoto con agrupaciones como Sendero Luminoso hace más de dos décadas, aunque sería una infamia vincularlo con el terrorismo o con dicha agrupación.

    En realidad, Rospigliosi fue un maoísta por propia confesión (ver sus declaraciones en el folleto La generación del 68, p.35), militante y dirigente de Vanguardia Revolucionaria por alrededor de doce años (1968-1980). Llamarse maoísta a partir de 1980 fue casi un sinónimo de senderista, pero esto no fue siempre así. Hubo numerosas organizaciones de izquierda, especialmente en los años '70, que buscaron seguir el ejemplo y las ideas de Mao Tse-tung, salpicando sus textos y programas de términos chinos y citas suyas y, más importante aún, proponiendo la guerra popular prolongada o la lucha armada.

     

    1989: Rospigliosi se aleja de su militancia de izquierda y opta por el periodismo de opinión.

    No es fácil explicar los matices que separaban a las diversas agrupaciones de izquierda radical de los '70. Hasta cierto punto, un observador externo puede sentirse tan desconcertado como el habitante de un país mayoritariamente católico que intenta explicarse las diferencias que existen entre las diversas denominaciones evangélicas de algunos países como Estados Unidos.

    Vanguardia Revolucionaria (VR) había sido fundada en 1965, como parte de la llamada Nueva Izquierda peruana, por individuos de diversas procedencias políticas, entre los que había desde acciopopulistas hasta trotskistas, pasando por maoístas y guevaristas. En palabras del recordado Alberto Flores Galindo, se trataba de un fenómeno de sincretismo casi religioso. A pesar de haber nacido el año de las guerrillas del MIR y el ELN, los seguidores de VR no se inclinaban por aventuras foquistas. Creían en la lucha armada pero también en la construcción de un partido revolucionario. Pretendían ser, con poca modestia, la vanguardia del proletariado pero no se convirtieron en un grupo de elegidos. El curso posterior que siguieron no estuvo determinado por ellos mismos. Las reformas velasquistas llevaron a VR (y a muchos otros grupos) a posiciones más radicales porque no había otra forma de hacerle oposición de izquierda a un gobierno dictatorial que agotaba, en la práctica y en el discurso, la mayoría de programas de la izquierda de décadas anteriores.

    En ese escenario, para un joven progre como Rospigliosi, de clase media alta, ex alumno de colegio particular y estudiante de la Universidad Católica, era más fácil inclinarse por VR o el MIR, antes que por el Partido Comunista, Patria Roja o Sendero Luminoso, sin que esto implique que todos los militantes de VR tuviesen dicha procedencia. El trayecto continuaba con una fuerte oposición al gobierno militar en sus dos fases y más adelante a la participación en la Asamblea Constituyente de 1978-79 y la transición a la democracia. En estos años, Vanguardia Revolucionaria se integra al frente UDP y publica el semanario Amauta, liderado por Oscar Dancourt. Por esos años, Rospigliosi está más cerca de la corriente del dirigente Edmundo Murrugarra, fundador de VR, de quien, según aguda frase de su correligionaria Maruja Barrig, era una especie de comisario político (ver La generación del 68, página 38). Estar cerca de Murrugarra implicaba no estarlo tanto de Javier Diez Canseco, quien a la larga encabezaría la organización en los años siguientes hasta llevarla a servir de base para la creación del Partido Unificado Mariateguista (PUM) en 1984.

    El año '80 trajo un cambio radical para el país y la izquierda. Se retornó al sistema democrático luego de doce años y con ello la izquierda asumió responsabilidades "en el Estado burgués" a través del Parlamento y los municipios. Los izquierdistas eran entonces, en su mayoría, parte de la escena pública y tuvieron que aprender a vivir en democracia … así no creyesen en ella. Los partidos pierden relevancia como referentes obligados del ser izquierdista. La sociedad civil ofrece nuevos espacios de intervención y las acciones armadas de Sendero apuran las definiciones.

    1993, reportando desde una zona de emergencia.

    En este sentido, Fernando Rospigliosi es uno de los primeros cuadros destacados de VR que se aparta de la militancia partidaria y del marxismo, a inicios de la década. Lo hace, según dice, por el agotamiento ideológico de la propuesta en la que creía y por el desencanto que le producían los vaivenes y la desunión de la izquierda. Asume una posición crítica frente a la izquierda marxista pero no es fanáticamente hostil a ella. En otras palabras, no cambia de religión para convertirse en un furibundo anticomunista. Se mantiene como un "compañero de ruta" por varios años, aunque las diferencias ideológicas con sus antiguos camaradas crecen durante el gobierno de Alan García (1985-1990). Rospiglosi se acerca a posiciones liberales en política y economía, apartándose del estatismo de García. La izquierda, por el contrario, a pesar de su rechazo al gobierno aprista termina de alguna manera prisionera del destino de éste, ya que tiene similitudes ideológicas como demostraría el frustrado intento de estatización de la banca que terminó siendo respaldado más por izquierdistas que por los mismos apristas.

    Desde esta perspectiva, era lógico que en 1990 Rospigliosi respaldase la candidatura de Vargas Llosa antes que la de Fujimori, elegido con votos izquierdistas. Su imagen, sin embargo, es la de un independiente. Es casi un francotirador para la izquierda (ver, por ejemplo, sus entrevistas en Caretas a Ricardo Letts a inicios de los '90) pero no es denostado ni estigmatizado como Nicolás Lúcar, otro ex dirigente de izquierda, de tránsito parecido pero muy distinto aterrizaje.

    A partir del autogolpe de Fujimori, Rospigliosi destaca por su oposición al régimen y, a través de ella, vuelve a coincidir con varios de sus ex compañeros. Liquidado el fujimorismo, Rospigliosi ha optado por dejar de lado su reconocida independencia periodística y ha asumido, veinte años después, una nueva camiseta partidaria y un espinoso puesto público. De él depende, que todo el vigor y vehemencia con los que defiende las causas políticas en las que cree no termine ahogando su vena crítica. Todos se lo agradeceremos porque aquí abundan los militantes de partido (en el poder) y escasean los independientes comprometidos con el país y su conciencia.

    _______
    *Historiador y profesor universitario. Trabaja en temas contemporáneos.

     


    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Heduardo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Bienes y Servicios | Controversias | Lugar Común | China te Cuenta Que... |
    Piedra de Toque |Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal