Edición Nº 1684

 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Controversias
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Mal Menor
  •  

     

     

     

    ARTICULO

    23 de agosto de 2001

    Argentina en la Cumbre de Río
    Con los Pelos de Punta
    Mientras que el Cholo movió contactos.

    La primera visita de Estado de Alejandro Toledo al exterior estuvo signada no sólo por su proverbial impuntualidad en ciertos actos protocolares, sino por la crisis financiera de Argentina y por un debate cada día más urgente sobre el rol de América Latina en la globalización, el reforzamiento de la democracia, la mejora de los niveles de bienestar hemisféricos y el control del gasto militar. Los escándalos de Lucchetti y Aerocontinente pusieron también la candela. La XV Cumbre del Grupo de Río en Santiago de Chile no fue ningún paseo.

    Presidente de Argentina tras el espaldarazo. Derecha: Llegando a Santiago, Toledo en su primera visita de Estado.

    Enviado especial
    MARCO ZILERI

    DE la Rúa de Argentina salió en hombros de una solidaria preocupación continental. Lagos, Pastrana, Cardoso pusieron el peso. Fox le dio altura. Los bisoños Toledo, Jorge Quiroga de Bolivia y Francisco Flores de El Salvador marcharon a razonable ritmo. Y Hugo Chávez de Venezuela, cuándo no, desentonó. La XV Cumbre de Río celebrada la semana pasada en Santiago de Chile fue, una vez más, un bastión de la democracia, ágora de la integración latinoamericana e hipotética plataforma para el desarme. Palabras mayores, sin duda, puestas en contexto con los ya clásicos corto, mediano y largo plazo. Incluso el tema de la Internet. Todo, salvo el caso Argentina.

    La descomunal crisis financiera argentina fue el nervio de la Cumbre y mantuvo a todos en la punta de sus asientos. Entre el almuerzo del viernes en el Palacio de La Moneda y la cena de gala en el Museo de Bellas Artes ese mismo día, los 19 mandatarios latinoamericanos diseñaron una estrategia que representó un espaldarazo a favor de su atribulado colega argentino. A De la Rúa, por cierto, no se le movió un pelo durante el proceso y no sólo por la gomina (ver nota aparte).

    En la movida, a Alejandro Toledo -uno de los nuevos muchachos del barrio- le tocó jugar un papel designado. El sábado en la mañana, mientras el anfitrión Ricardo Lagos llamó por teléfono al Presidente George Bush para pedirle su apoyo para sacar a Argentina del hoyo (un préstamo de US$ 5,000 millones), el Presidente del Perú telefoneó a la secretaria de Estado, Condolezza Rice, para hablarle de lo mismo. Rice fue rectora de la Universidad de Stanford cuando Toledo era profesor visitante de esa casa de estudios.

    El Cholo, en suma, lució sus contactos.

    Primera Dama de Paraguay, Susana Galli Romañach, ante los efectos del electromagnetismo de una esfera.

    ARRITMIA, ARMAS, DEMOCRACIA

    En el discurso inaugural de la Cumbre, Ricardo Lagos había dicho: "Está en cuestión el funcionamiento de los mercados internacionales, particularmente los mercados emergentes en el ámbito financiero. El problema ya no es que los términos de nuestro intercambio comercial se deterioren; el problema es que el sistema financiero, el corazón del sistema económico, tiene arritmias que no provocamos, pero que paralizan el sistema productivo... Tenemos que hacer oír nuestra voz, por lo que representamos en el mundo y porque lo que ocurre en el mundo nos afecta a cada uno de nosotros".

    La frustración de los líderes latinoamericanos por las disfuncionalidades de la economía globalizada corre desde Tierra del Fuego hasta el sur de Río Grande. El Efecto Tequila (1995), el Efecto Samba (1998) y el Efecto Tango (2001) mantienen al continente en una danza agotadora sin ponerse de acuerdo con la orquesta. Y los perdedores son las grandes mayorías. El tema, por lo tanto, no es sólo económico. Es sobre todo social, se sostuvo.

    El hecho de que la cotización de Nasdaq registrara un bajón histórico por esos días mantuvo al margen de la Cumbre el tema de la Nueva Economía y el de la brecha digital para la cual originalmente fue convocada, y se impuso un discurso francamente esclarecedor sobre dólares, armas y democracia. En esos temas, en lo esencial, todos los dignatarios estuvieron de acuerdo, salvo uno que otro zambo.

    Venezuela provocó un impasse de dos horas en la reunión de cancilleres, al introducir la bizantina discusión sobre democracia participativa versus democracia representativa, la misma que fue motivo de un ácido intercambio verbal con Jorge Batlle de Uruguay en una de las sesiones reservadas de los presidentes. Venezuela, al final, arrió su bandera, aunque está por verse si la volverá a izar cuando se suscriba la Carta Democrática Interamericana de la OEA el 10 de setiembre próximo en Lima.

    TOQUE PERUANO

    El Perú introdujo cinco artículos en la Declaración de Santiago con la que se selló la XV Cumbre, particularmente pertinentes en cuanto al combate de la corrupción, la colaboración de los países en la cruzada moralizadora y el compromiso para una eventual reducción del stock de armas en la región.

    Chávez de Venezuela: erre con erre. Al lado, Pastrana de Colombia ante sus 18 colegas puso énfasis en la paz regional.

    Del inicial "no menos seguridad, no menos gastos; pero tampoco más gastos" que elaboró Lagos a la redacción final del punto 29 de la Declaración que dice "reiteramos nuestro firme propósito de adoptar medidas que contribuyan a una efectiva y gradual limitación de gastos de defensa en la región", medió la mano de la delegación peruana.

    También fue de hechura chola el punto 10 de la Declaración que reza: "En la perspectiva de reforzar el respeto irrestricto de los derechos humanos en el mundo, manifestamos nuestro más amplio apoyo al Tribunal Penal Internacional y nos comprometemos a realizar los esfuerzos necesarios destinados a promover la adhesión universal a su Estatuto, a fin de que dicho Tribunal pueda entrar en funciones en el más breve plazo".

    UNA SOLA VOZ

    Desde sus tempranos orígenes en su condición de Grupo Contadora, que intermedió en el conflicto centroamericano de la década de los '80, donde corría mucha sangre, el Grupo de Río se ha ocupado de la promoción y fomento de la paz en la región, "la cual constituye hoy día el patrimonio más valioso con que cuentan nuestros países". El imperio de la democracia y el respeto de los derechos humanos también han sido parte sustancial de la agenda del Grupo. Pero no cabe duda de que en estos días tan dramáticos para la Argentina y América Latina en su conjunto, la agenda económica impuso su impronta.

    Durante el vuelo de retorno a Lima en el avión presidencial peruano, un alto y agotado funcionario de Torre Tagle reflexionaba sobre el compromiso suscrito entre los 19 países de llegar como un bloque latinoamericano a las negociaciones de la Organización Mundial de Comercio en noviembre próximo en Qatar, y a las asambleas del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial. "Como una sola voz, sí. La pregunta es: ¿para decir qué?" El inventario de reclamos y propuestas es grande. Es cuestión de ponerse de acuerdo en las prioridades.

     

     


    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Heduardo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Bienes y Servicios | Controversias | Lugar Común | China te Cuenta Que... |
    Piedra de Toque |Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal