Edición Nº 1683

 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Controversias
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Mal Menor
  •  

     

     

    16 de agosto de 2001

    Por FERNANDO VIVAS

    Lo Que Encontramos
    Balance del V Encuentro de Cine Latinoamericano de la Católica.

    Marisa nos convence de que puede ser muchas mujeres además de la diva de Almodóvar.

    POR primera vez en muchos años el cine peruano chispeó simultáneamente en tres pantallas: la de "Tinta roja" con etiqueta de Lombardi, que convence a ratos pero no falla, best-seller del chileno Fuguet reescrito con jeringa peruana y un buen grupete de personajes (ése es su fuerte) capitaneados por Gianfranco Brero; la de "El bien esquivo" de Augusto Tamayo con su coartada del azar como respuesta, la historia de amor que no es tal, y su terco, obstinado, apasionado pero sutil seguimiento de Jerónimo-Diego Bertie y la sorjuanina Jimena Lindo a través del claroscuro moral y cultural de la Colonia en pos de una imposible hidalguía; la de "Bala perdida" de Aldo Salvini, nuestro cortometrajista arrebatado que casi desfallece, hastía y nos satura en su primer largo digital pero, cocinando en el exceso en el que se mueve como pez en el agua, resbalando con frecuencia en el buitre, en el ridículo, en el prejuicio propio y ajeno, encuentra una íntima coherencia en la ensoñación bucólica que se cuela en la gran resaca de drogas, sexo paltoso y racismo impenitente de unos pastrulos en viaje de perdición por el Cusco.

    Tres películas apreciables y dos tan polémicas que desconcertaron al público y alborotaron a la crítica. El jurado de nacionales presidido por Ricardo Bedoya premió ex aequo (empate) a Tamayo y Salvini. El equipo de Edgar Saba puso caras largas ante el roche internacional del premio que se queda en casa pero en el provinciano capricho valorativo de mis colegas -ignorando a nobles extranjeras como la brasilera "Yo, tú, ellos", las mexicanas "La ley de Herodes y "La perdición de los hombres", la uruguaya "25 watts", la francesa "Lumumba", la chilena "Coronación"- encuentro tres sentidos afirmativos con los que me solidarizo:

    1) La crítica asume sin traumas su disidencia del gusto masivo (el premio del público, el más importante del festival, cayó en la charada argentina "Nueve reinas" de Fabián Belinski, fuego de artificio narrativo sobre un par de chantas que se estafan entre ellos, apología involuntaria del timo y de la manipulación del prójimo por alguien aparentemente más astuto pero en el fondo más bobo que uno; en fin, entretenimiento epidérmico.

    2) La crítica simpatiza con los cineastas que arriesgan su pellejo y obtienen buenos resultados en el intento. O sea, la moralina, el mensaje, las buenas intenciones, la académica corrección, el clasicismo hueco, la españolita de canje para asegurar la coproducción, la calateada forzada o la balacera gratuita, importan un comino si no nos llevan a algun pico emocional o a alguna hondura reflexiva, si no nos dejan algo más que el trasero adormecido y los ojos rojos. Se ha visto tanta nimiedad bien hecha, tanta pose, disfuerzo y cálculo, que la terquedad, la sinceridad y la originalidad de las ideas virtudes de las películas peruanas premiadas- son, a estas alturas, casi condiciones de calidad.

    3) Antes que hacer concesiones a nadie la crítica se concede a sí misma un espacio para calibrar sus gustos ante el cine que tiene más a mano, sin que los cineastas lo reclamen, sin cobrar ningún beneficio. A veces predominan los palos ahora las flores- pero siempre se afirma un interés profundo por analizar la obra autóctona remontando -¡qué difícil tarea!- los complejos, posturas, disfuerzos y otros virus contagiosos que prenden en los peruanos culturosos.

    Por supuesto, el Festival, que en apenas 5 años se ha ganado su buen alfiler en el mapa del cine latino, tendrá que replantear la conformación de los jurados para evitar la tentación del vicio localista. Si el vuelo es internacional pues que el jurado también lo sea.

    El vuelo lo dieron, sobre todo, Marisa Paredes, Edward James Olmos y Nelson Pereira Dos Santos. El segundo se encuentra hoy preso en Puerto Rico por pararse ante las cañoneras de los misiles de Vieques. Al tercero lo traté como al pionero que es y le hice la pregunta que no le hubiera hecho a Olmos, ni a un cubano cualquiera, ni a Caoizzi, ni siquiera a un Ripstein. ¿Cuál es la relación ideal entre el cine y las ideologías? El cofundador del Cinema Novo respondió:

    Es estupendo que una obra apunte a una forma de pensar pero es mejor si surge de la experiencia, de una reflexión emocional y sentimental sobre la vida.

    Con Marisa Paredes se corre el riesgo del "star harassment", o sea, el molestar a las estrellas, que es casi un delito en Hollywood. Es tan suave y nice por oposición al inagotable arquetipo de la diva neurasténica que compuso para Almodóvar picando un poquito de Lana Turner, de Bette Davis, de Sara Montiel, de aquí y de allá, que duele apartarte de ella.

    En primer lugar, estás obligado a olvidarte de sus personajes. La vi sonreír por primera vez, pues en los 4 almodóvares y el par de ripsteins que protagonizó, la pasa tan mal que su ocasional risa es clínica, el pico eufórico de una depresión histriónica de la que quisiera salir me lo dice- para actuar en alguna comedia sofisticada.

    "Cuesta tanto sufrir. Luego de las películas de Pedro, sofisticada y glamorosa, pero sufriendo en cada plano, Ripstein me hizo embarrarme en la miseria". Le hablo de la cooperación española -Marisa es presidenta de la Academia del cine español y su pareja es Chema Prado, el director de la Filmoteca española- y se pone políticamente correcta, lo que la hace más dulce aún. "Ojalá que se hagan más películas en coproducción pero siempre respetando lo que los cineastas quieran decir, las historias que surjan en sus propios países".

    Buen balance de un festival que baraja, como ningún otro, premios de público y jurados. Para su sexta edición le convendría dispersar menos sus pequeñas muestras del pasado y armar una sola y gran retrospectiva para que el espectador, además de conocer el panorama del cine del año, alimente de mejores imágenes su memoria y homenajee a quienes de veras conoce. Listos para el 2002.

     


    Escribe MERCEDES CABANILLAS


    Congresista del APRA Meche Cabanillas, la TV paso a paso.

    Por mi profesión de educadora y mi oficio de representante política, soy espectadora obligada de los programas de nuestra TV que ahora puedo cotejar con los extranjeros, gracias al Cable. Cumplo con el mandamiento de estar informada de lo que ocurre en la "aldea global" y en nuestra casa nacional, conectándome a las 6 a.m. con RPP donde intercalan voces Jesús Miguel Calderón o Raúl Vargas y a veces ciudadanos que ingresan a través del Rotafono. Comienza mi itinerario entre el 4, 5, y 8. Salto los segmentos deportivos, busco noticias y algunos especiales de las unidades de investigación. Sin embargo, la repetición de la entrevista a Magali en el bloque deportivo del 5, me enganchó porque sus críticas al relajamiento y excesos de ciertos futbolistas tuvo sustento en lo que llamaríamos los "Magali-Videos". Aterrizo en el 4 y tomo nota del problemón suscitado en Migraciones. Por el 6 y hacia las 7 a.m. se anuncia la llegada de Alan García Pérez para hoy jueves 16; en el 7 Lourdes Flores dice que Unidad Nacional amplía su alianza hasta las municipalidades. Siempre visito Canal N en su espacio de 7 a 9 y confirmo al dúo Tola-Trelles, pero a los directores les pido que no repitan tanto las noticias del sábado durante el domingo. La verdad es que los televidentes casi podríamos recitar de memoria los libretos sobre la inauguración del servicio de agua y alcantarillado en un asentamiento humano de San Martín de Porres, a cargo del Presidente Toledo, no se pasen. Vuelvo al 7, Olmedo Auris coincide conmigo -¡que modesta soy!- en señalar que el aumento a los maestros representa sólo S/. 54.00, en el mejor de los casos. Sostengo que debió aproximarse al 50% como tramo inicial y base para posteriores aumentos.

    Hacia las 8 a.m. la ducha y el desayuno me obligan a transportar radio y celular. En este tramo me muevo entre RPP y CPN. Kuczynski dice que el pedido de facultades legislativos al Congreso es por un tema específico de carácter tributario y con incidencia en la reactivación. El maestro Kauffmann nos habla de la cultura y un reportero sobre el motín de Castro Castro. Entre las 9 y 9.30 parto a la oficina, siguiendo las noticias por radio. Antes debo admitir que todo el día mi televisor está en el 8, pero hacia la 1.00 p.m., paso al 6 por el noticiero La Rotativa del Aire con Guido Lombardi y Chema Salcedo. Hacia las 3 p.m. con los "Chistosos", vía RPP. Diariamente intercalo a Hildebrandt en el 2 con Rosa María Palacios en el 6, en seguida paso a "24 Horas" para retornar a las 11 al 2 con "Nadie se Duerma". En el '50 vi un concurso tipo el recordado "Quien Estudia Triunfa" donde un grupo de niños argentinos compitieron en temas absolutamente cognitivos. Nada de otras habilidades o destrezas. Regio para mi gusto Cartoon Network del 23, creo que los dibujos animados podrán innovarse tecnológicamente, pero nunca pasarán de moda, al menos mientras subsista el sano humor de los niños en nosotros. Velozmente paseo por Discovery Channel y Discovery Health. Los domingos a las 8.00 p.m. por supuesto `Panorama' del 5, hasta que los competidores amplíen la oferta noticiosa.

     


    Laura Busca Camiseta

    La Bozzo iniciando su estrategia de reencauche moral supervisado por Telemundo.

    Laura Bozzó tomó por asalto el set de César Hildebrandt para iniciar -en el mismo canal de la suavecita Mónica Zevallos- su reencauche moral. El éxito con Telemundo y el miedo a lo que cante Montesinos, la mantienen en histeria perpetua. Pronto vendrá su asimilación a la televisión blanca de Genaro Delgado Parker (por lo pronto ya está grabando en su estudio de Monitor en San Borja), su hipócrita adecuación al código de ética de la UPR, sus franelazos a Toledo; pero quedará en pie -si el Poder Judicial no la anula antes- la misma oferta que hizo al Chino: Conductora clientelista busca endosar hambre de figuración popular y estrategias de supervivencia a través del engaño a quien le dé sustento político. Telemundo le ha aconsejado no repetir el plato, que se dedique al programa y a su chico de la bailanta y cierre el pico pero, vamos, una vez que la competencia la hinque, ya la veo de vuelta al redil de las componendas y de los pecados de comunicación para ocultar los pecados de producción. Qué pena que la reina del talkshow se pervirtiera tanto y sus disculpas suenen tan sinceras como un testimonio promedio de su programa.epes mejor ni hablamos- que bregan por un imposible: limpiar América.


     

     

    Picotazos

    "Cuéntame de las 7 operaciones que te has hecho a la cara.

    -Tas cojudo, sólo me he hecho una."

    Laura Bozzo y César Hildebrandt.

     


    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Heduardo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Bienes y Servicios | Controversias | Lugar Común | China te Cuenta Que... |
    Piedra de Toque |Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal