Edición Nº 1679

 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Controversias
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Mal Menor
  •  

     

     

     

    ARTICULO

    19 de julio de 2001

    Omisión de la Verdad
    Nueve años atrás, guarecía a Abimael Guzmán. Hoy purga cadena perpetua. En la semana en que se instaló la Comisión de la Verdad, CARETAS conversó con Maritza Garrido Lecca en la prisión de máxima seguridad en Chorrillos. Reveladoras declaraciones.

    Garrido Lecca, Ivonne Cotrina y Gladys Espinoza: "Carlos Tapia dijo que somos una turba dogmática. Eso es un antejuicio".

    Escribe ENRIQUE CHAVEZ

    LAS mujeres se acercan al notar la presencia extraña. Los tres pares de ojos están más abiertos que de costumbre. Iluminados.

    -¿Usted es periodista?

    Estoy rodeado. Nos presentamos y en un principio ellas prefieren no mencionar sus apellidos. Las voces son calmadas, el trato es suave y amable. No tienen contacto regular con la prensa y les interesa sobremanera saber qué pienso del movimiento que integraron. Como es lógico, yo prefiero escucharlas. Hablan de los familiares que viven en provincias, del encierro que llevan hace años, de la evolución de las condiciones del mismo. Es una conversación amena, pero insisten en enterarse de mis irrelevantes opiniones.

    -Por ejemplo, ¿qué métodos son para usted bárbaros?

    Me pregunto si todo es un mal chiste pero mantengo la actitud cordial y respondo lo primero que cruza mi cabeza.

    -¿Le parece poco utilizar la sangre de la víctima para escribir "muerte a los soplones" junto a su cadáver?

    Se miran a las caras. Silencio. Una señora recoge el vaso descartable del que tomé gaseosa.

    -Es que aquí nos sirve mucho eso.

    Ah, ya.

    MY WAY

    Lejanos están los días en que la actitud de las senderistas recluidas transmitía hostilidad. De eso no cabe duda. El personal del penal femenino de máxima seguridad en Chorrillos reconoce que la disciplina de su formación facilita el orden y el cumplimiento del régimen. Se observa que las celdas se mantienen en pulcro orden. Cuando el evento celebratorio del Día del Rehabilitado concluye, las reclusas forman un coro para cantar en homenaje a uno de los grupos musicales que amenizó la sesión.

    Dejé, sé que dejé
    por donde fui
    el alma entera.
    Errores cometí, pero al final
    pagué la cuenta.

    A mi manera es una de las canciones favoritas de Abimael Guzmán. La mezcla de autoridad y fascinación que el líder senderista ejerce sobre sus subalternas se halla intacta.

    -Lo tienen que sacar de la Base Naval. Es una persona anciana.

    El título de presidente fue reemplazado por un honroso doctor Abimael Guzmán Reynoso. Documentos y testimonios, así sea una conversación informal, no pasan nunca por alto la modificación.

    Cae la noche y las reclusas no gritan proclamas revolucionarias, sino entonan A mi manera, clásico de Sinatra favorito de Guzmán. Derecha, la edición de la captura.

    LA BAILARINA DEL
    PABELLON B

    -Mucho gusto.

    Maritza Garrido Lecca extiende la mano. Su aspecto es sano. Tiene una bonita sonrisa que muestra las dos hileras de dientes. En un momento me tutea y ella misma se corrige. Lo que celebran ya no es el día del recluso.

    -Ahora le han cambiado el nombre a "día del rehabilitado" ¿no?

    Su risa tiene un atisbo de ironía. Es claro, no se considera ninguna mujer en ningún proceso de rehabilitación.

    Cuando entramos en materia, asume un tono firme pero sereno.

    -La Comisión de la Verdad debería entrevistarse con una voz autorizada del Partido Comunista del Perú, como el doctor Abimael Guzmán Reynoso.

    Asiente con lentitud y cierra los ojos frecuentemente.

    Gladys Espinoza es más directa.

    -Carlos Tapia ya dijo por la mañana que somos una turba dogmática. Eso es un antejuicio.

    Entre ellas, todas las opiniones sobre el tema de la Comisión son homogéneos: Sendero Luminoso debe tener participación directa, de igual a igual frente al Estado. Allí se puede identificar un primer pecado en el tema. ¿Es ingenuidad o invade los terrenos del sentido común?

    La tesis de "solución política negociada a los problemas derivados de la guerra" está dando vueltas desde 1993. Ahora sostienen que el llamado que ese año hizo Guzmán para culminar con el conflicto armado evitó un mayor derramamiento de sangre y, si no hubiera sido por la disidencia de Feliciano, la pacificación del país habría sido completada en menos de lo que canta un gallo. El análisis pierde de vista un detalle. Guzmán fue capturado en 1992 y todo el discurso que gira alrededor de la solución política se gesta con el máximo líder en prisión. Como se lee en un documento producido a partir de una mesa redonda realizada por las reclusas este mes, con la detención de Guzmán "se produjo el giro estratégico para el PCP y el movimiento quedó descabezado y sin dirección capaz de cumplir los objetivos y metas, pues como políticos y basados en nuestros principios, sabemos que la guerra es cuestión de dirección política". La pregunta que cabe hacerse es: ¿dónde estaba la solución política en los años '88, '89 ó '90? En ese momento, la proclama de SL tenía su base en una ruptura radical e irreconciliable con el Estado. Una destrucción de lo establecido que no admitía ningún tipo de negociación y que de hecho empujó la solución militar de la que ahora reniegan porque perdieron. Una de las mujeres responde.

    -Las condiciones eran diferentes.

    Quizás ésa no sea una respuesta suficiente.

     

    Del ballet al huayno. Laly Goyzueta y Delfina Paredes estuvieron entre los animadores. Derecha; La reclusión no atemperó su vehemencia.

    ¿SIN MEA CULPA?

    La secuencia es en realidad simple. Sendero busca lo que hace varios años: el reconocimiento como presos políticos abre toda una gama de posibilidades cuyo desenlace es la amnistía general.

    ¿Están dispuestos a hacer una autocrítica severa sobre su responsabilidad durante la guerra? En palabras de Garrido Lecca, "no se deben seguir buscando venganzas ni rencores. Debemos llegar a una verdadera reconciliación".

    Según el documento, "no somos pues responsables de los 25,000 muertos, menos de miles de desaparecidos. El PCP nunca aplicó como forma de lucha el genocidio, la tortura, el secuestro ni desaparaciones. Si errores hubieron nos sometemos al juicio de la historia". Una conclusión que no explica ni siquiera parcialmente la ola terrorista que vivió el Perú. La bailarina no pierde la calma.

    -La dirección del PCP tiene la lucidez como para reconocer errores. ¿Tarata? Un error político, evidentemente.

    ¿Error político? ¿Evidentemente? De seguro no lo fue para los familiares de las víctimas. Mientras conversábamos, se cumplían 9 años del atentado.

    El cambio más relevante que la cúpula senderista ha sufrido en los últimos años es la aproximación que tienen hacia la guerra. Para Garrido Lecca, "la lucha armada no es viable en este momento. Ahora existe por parte del pueblo un clamor de paz y sería ilógico no hacerle caso. Sería incluso antirrevolucionario". ¿Cuál es entonces el mañana?

    -Habría que preguntarle al doctor Guzmán, pero creo que sí tenemos un futuro como partido político.

    -Seremos partido político, siempre al lado del pueblo.

    Así remata Ivonne Cotrina, una joven de 26 años recluida desde los 19.

    -Imagínate, 19 años y le dieron cadena perpetua.

    -No. Me dieron 25, luego 15 y le volvieron a subir. Mi juicio ha pasado por todos lados, sólo le faltó a la FAP.

    Muy propio de un movimiento marxista que quiere meter todo en un saco tan dilatado que parece infinito (basta con revisar la bíblica lista que se diseñó con las FARC para el proceso de paz colombiano), las demandas políticas de SL van desde "la solución política a los problemas derivados de la guerra", hasta el cierre del penal de la Base Naval. Entre los dos extremos se pasean una amnistía general "en función de una futura Reconciliación Nacional", el incremento de la producción nacional y trabajo para el pueblo y la democratización del país. Este último proceso, lo reconocen, se inició con el Gobierno de transición. Y no deja de ser curioso que una organización tan vertical y mesiánica como ésta abogue por un proceso democratizador.

    Finalmente, el documento repasa los hechos de sangre en los que tuvieron responsabilidad agentes estatales. Maritza señala que "como testigos de parte, estamos casi seguros de que la mayoría de matanzas y genocidios, un 80 %, fue responsabilidad de las FF.AA".

     

    Sybila Arredondo no opuso resistencia a los retratos e incluso los solicitó.

    En resumen, algunos virajes con los que no se llega a reconocer, ni de lejos, la barbarie que Sendero desató. Siguen en el juego de justificar métodos terroristas (calificación que rechazan) debido a la situación social que vivía el Perú.

    EL FINAL DEL DIA

    -Antes había condiciones muy duras. No nos permitían leer. Nada de Mariátegui ni de César Vallejo. Decían que la vida de Bolívar fue muy "movida", así que no nos permitían leer su biografía.

    La Biblia fue uno de los escasos recursos de lectura, así que hubo que devorarla. Se les advertía que no hablaran entre ellas. Un foco de 25 vatios era todo lo que iluminaba los pasillos y cuando comenzaron a utilizar los huesos de la sopa para hacer artesanías... se acabaron los huesos en la sopa.

    Los medios de comunicación eran restringidos. En la visita mensual, los familiares sólo podían dejarles periódicos como Expreso y El Peruano. ¿Caretas? "Recién pudo entrar al final".

    Hoy en día todo es distinto. Son las seis de la tarde y el evento del "día del rehabilitado" ha concluido. Las senderistas ocupan el pabellón B y regresan a él con sus bancas a cuestas. Como acto de protesta por unas requisas, las emerretistas no participaron de la celebración y durante la tarde se escucharon algunas arengas. En general, todo está tranquilo. Me despido y le solicito que me recuerden sus nombres. Cuando quieren decir el de Garrido Lecca, ella ríe.

    -A mí me conocen. Estoy quemada.

    Sybila Arredondo, reacia hasta hace unos momentos a la cámara, nos pide que le tomemos fotos con las amigas. Lo mismo que las demás. Todas igual de amables y con la misma distancia entre la corrección de sus maneras y la intransigencia del discurso.


    El Grupo De los 7
    Tras la instalación de la Comisión de la Verdad, sus integrantes tienen una primera reunión este viernes.

     

    Los comisionados en pleno, el viernes 13 de julio en Palacio de Gobierno. De izquierda a derecha: Beatriz Alva, Enrique Bernales, Carlos Iván Degregori, Salomón Lerner, Gastón Garatea, Alberto Morote y Carlos Tapia

    FINALMENTE, a pesar de la turbamulta generada por la manera cómo se conformó, el viernes 13 por la tarde fue instalada formalmente en Palacio de Gobierno la Comisión de la Verdad. El escenario no podía ser más pertinente: el Salón de la Paz; no obstante, persiste cierta controversia, especialmente por el nombramiento de la ex parlamentaria fujimorista Beatriz Alva Hart.

    Esta ausencia de consenso no es novedad. Ha ocurrido en casi todos los países en que ha habido una instancia de este tipo. En Guatemala, por ejemplo, cuando en 1994 se creó la Comisión de la Verdad, hubo tal discusión que se decidió darle la presidencia al Relator Especial de las Naciones Unidas para este país, un alemán de apellido Doumouchard.

    En el Perú salimos apenas de un ciclo turbulento, en el cual la polarización fue nuestra divisa. Por eso, esperar que no haya reclamos tras la decisión es iluso. Una carta enviada a Expreso ilustra la multitud de temperamentos: la firmante no protesta por Beatriz Alva sino por el resto de integrantes, presuntos e imperdonables izquierdosos, según ella.

    La misma manera cómo se procedió dentro del Gabinete fue una metáfora de la dificultad. Hubo una votación con papelito secreto, en el que cada quien ponía los 7 nombres de su preferencia, tomados de una lista de aproximadamente 43 candidatos, más de 20 aportados por el Grupo de Trabajo Interinstitucional y el resto propuestos por los propios ministros.

    Paralelamente, algunos espontáneos se acercaron de motu proprio al Ministerio de Justicia, lugar donde se cocinaban los nombres, con el objeto de ofrecer sus buenos oficios. Entre ellos habría estado el ex candidato vicepresidencial y hoy parlamentario electo José Luis Risco. Curiosamente, el nombre de Lourdes Flores también anduvo en la baraja de elegibles, de modo que puede decirse que Unidad Nacional tampoco accedió a esta segunda vuelta.

    Pero, ¿quién propuso a Beatriz Alva?

    Su nombre emergió de dentro del gabinete, pues el Grupo de Trabajo jamás pensó en ella, pero lo interesante no es saber quién fue sino por qué contó con los votos suficientes, superando a candidatos como monseñor Bambarén. Al parecer, se trató de un rapto de consideración excesiva, de un adelanto apresurado, de lo que sería la Reconciliación Nacional.

    La doctora Alva, por cierto, nunca fue la vocera más desatada del fujimorismo, estuvo en un nivel más bien intermedio y acaso discreto del régimen. El problema con ella -y lo evidenció en declaraciones al diario Liberación- es su, casi desesperante, desconocimiento del tema.

    Lo peor que podría pasar ahora, sin embargo, es que las objeciones devengan en una suerte de maltrato a la Comisión. El presidente electo puede hacer algunos cambios, sugerencias. Mas no convendría que destace a la Comisión, bajo el argumento de que no fue consultado. Si lo hace, podría contaminar este delicado proceso con el virus del calculo político.

    Hasta Sendero Luminoso -véase el artículo adjunto- quiere participar en la Comisión. Los senderistas piden, cosa imposible, tener un representante o, por lo menos, que Abimael Guzmán sea consultado en la Base Naval, algo que no dejaría de tener un sabor tenebroso. En esta búsqueda, no obstante, aún las rutas más difíciles pueden ser tomadas si conducen a la claridad.

    La primera reunión de los comisionados será mañana viernes, por la tarde. Les esperan 18 meses de ardua tarea, a lo más 23 (se puede ampliar por 5 meses el plazo, de acuerdo a la Ley). Si en el camino hay cambios en la conformación de la Comisión, esperemos que éstos no afecten la esencia de la Verdad (Ramiro Escobar).


    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Heduardo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Bienes y Servicios | Controversias | Lugar Común | China te Cuenta Que... |
    Piedra de Toque |Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal