Edición Nº 1658

 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Controversias
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Mal Menor
  •  

     

     

    ARTICULO

    22 de febrero de 2001

    La Campaña Se Pone Picante
    Con Lourdes Flores al galope, Alejandro Toledo avanzando en provincias y Alan García en lento pero sostenido ascenso, la cosa comienza a ponerse de candela.

    Alejandro Toledo recorrió más de mil kilómetros del sur hacia Lima en su Cholobús. El entusiasmo va en ascenso. Lourdes Flores (derecha) y el ají urticante de las encuestas.

    Escribe PEDRO TENORIO

    LAS encuestas del último fin de semana confirmaron una tendencia que CARETAS, en su edición anterior, anticipó en carátula: Lourdes Flores crecía a todo tren amenazando con desplazar a Alejandro Toledo del primer lugar de las preferencias.

    Para Datum, la candidata de Unidad Nacional pegaba un salto de 19 puntos porcentuales en relación a un sondeo hecho un mes antes. Apoyo tampoco fue ajeno al fenómeno. En poco más de tres semanas, Lourdes crecía 13 puntos y casi casi duplicaba su opción de voto en Lima.

    Tal como se muestra en esta página (ver cuadros), 5 encuestadoras registraron este sorpresivo repunte. Imasen y Analistas y Consultores lo hicieron sólo en Lima, y la U. de Lima -al igual que Datum y Apoyo- en Lima y provincias. Los resultados han trastocado el mapa electoral de tal modo que cada equipo de campaña se ha visto forzado a afinar su estrategia.

    Y no es para menos.

    Una lectura detallada de estos sondeos muestra que, a 45 días de los comicios, los jóvenes estarían apostando significativamente por Lourdes Flores. Cuando Apoyo precisa las preferencias en Lima, se observa que entre los votantes de 18 a 24 años un 38 % apoya a Lourdes y 24 % a Toledo. Igualmente, entre los de 25 a 39 años, 36 % respalda a la candidata de Unidad Nacional y 25 % al líder de Perú Posible. En ambos grupos, Alan García se mantiene con alrededor del 12 %, prácticamente empatado con Olivera.

    ¿A qué responden estas preferencias?

    Alan García intenta empinarse por encima del 15%. Según Giovanna Peñaflor, estaría recuperando credibilidad a fuerza de tocar ciertos temas.

    "Los jóvenes buscan el cambio, la renovación, y por ahora Lourdes está ganando terreno en la encarnación de esa demanda", sostiene Giovanna Peñaflor, de Imasen. Según su empresa, la ventaja de aquella es también de más de 10 % sobre Toledo, en ese mismo espectro.

    Cabe preguntarse cómo es que Lourdes Flores, viniendo de un partido político como el PPC y a pesar de algunos nombres de su lista parlamentaria, puede representar el cambio. Según Peñaflor, por el momento hay un desconocimiento fuerte en la población sobre quiénes acompañan a cada candidato. "A lo más, hay impresiones de cómo se conformaron las listas y qué tan conflictivo fue el proceso", precisa. "Ella ha impuesto con su aparición en la televisión una imagen mediática de renovación y juventud. En ese terreno ha impuesto su mensaje".

    Con un Alejandro Toledo metido hace más de un año en campaña, no es raro que algo de esto pueda estar sucediendo. Sin embargo, allí no quedarían las cosas.

    VOTOS CON FALDAS.

    Tal como se veía venir desde nuestra edición anterior, el voto femenino está jugando decisivamente a favor de la candidata de Unidad Nacional. Según Apoyo, 10 % más de mujeres que hombres (39 % contra 29 %) votaría por ella. En el caso de Toledo, el cuadro es distinto: 29 % de hombres y 27 % de mujeres lo respaldan. Imasen recogió una tendencia similar. Mientras 35,8 % de mujeres apoyan a Lourdes, sólo 19,5 % lo haría por él.

    Absalonistas y Boloña estarían fuera de carrera. Derecha: Olivera y el trago amargo del 10%.

    "Toledo tiene un problema de faldas: no consigue convencer a las mujeres, en especial a las de sectores populares", explica Peñaflor. Y añade, "No ha logrado quebrar la imagen de violencia, de mentiroso y contradictorio -sin olvidar lo de la supuesta hija no reconocida- con el que los fujimoristas lo identificaron ante un sector de la población".

    Si bien faltan varias semanas para las elecciones y aún nada está definido -la hora de las definiciones suele llegar en marzo-, está claro que ahora es cuando se inicia una nueva etapa en la campaña. Por un lado Alejandro Toledo se ha visto obligado a replantear su estrategia -que lo tenía silencioso en la capital y visitando provincias- y retomar su contacto con los Conos de Lima.

    Aquí, Lourdes ha conseguido superarlo en todos los segmentos socioeconómicos (hay que decir que ésta nunca ha sido una plaza toledista), pero a nivel nacional el Cholo conserva una apreciable ventaja de hasta 8% según Apoyo. Toledo suma poco más de un tercio en las principales ciudades del interior y crece hasta el 40% en zonas rurales

    Alfredo Torres, de Apoyo, considera que Toledo "al no haber arriesgado, no ha ganado". Según este analista, "Alejandro Toledo ya es conocido por todos, ha perdido el atractivo de la novedad que sí podría tener Lourdes Flores. Pero su temor a arriesgar, a decir cosas -recuérdese lo silencioso que estuvo por semanas-, lo mantuvo en un perfil bajo que benefició a su competidora".

    "Mientras Lourdes genera entusiasmo, simpatía, Toledo corre el riego de perder el factor emocional que tanto lo ha ayudado. Todavía queda tiempo. El 40% de encuestados dice que podría cambiar su voto", explica Torres. Y si se agrega un 10% de indecisos, nada está cantado.

    LAS TRES MITADES

    Los sondeos también muestran un detalle que no ha de gustarle nadita a Fernando Olivera. "Alan García viene creciendo lenta, pero sostenidamente", advierte Peñaflor. Para ella, el candidato aprista estaría recuperando cierta credibilidad a fuerza de tocar ciertos temas -tarifas, services- tal como la gente los siente. Y es allí donde radicaría la clave del descenso que sus niveles de rechazo tenían al momento de su llegada (74%) hasta llegar al 46% que ahora tiene.

    Alejandro Toledo mantiene según todos los sondeos un tercio del voto, Lourdes Flores pugna por consolidar el suyo y Alan García -desde el 15% que le asigna Apoyo- avanza lentamente sin que nadie pueda descartar sus posibilidades de incomodar al segundo y tentar su pase a una definitiva vuelta.

    Así las cosas, el ataque frontal -como el ensayado por Eliane Karp y Toledo en estos días- no parece lo más conveniente. Mientras Lourdes utiliza hábilmente una muletilla ya antes explotada por el fujimorismo ("No puedo hablar con Toledo porque nunca sé lo que quiere, contínuamente cambia y cambia"), ni el Cholo ni su equipo han podido frenar aquello.

    Sobre temas en debate, la cosa también arde. Esta semana Lourdes ofreció la consesión de Sedapal a manos privadas, Toledo planteó la privatización de la hidroeléctrica del Mantaro, Olivera propuso dejar de lado las recetas económicas del FMI y Alan García insistió en cambiar la actual política económica.

    Además, hay un porcentaje de votantes -sobre todo en los sectores bajos- fieles a Fujimori y sin un candidato que los represente. Quien podría capitalizar esa expectativa es Lourdes Flores, en la medida que supo deslindar de la corrupción sin enfrentarse a ese sector. Cuando Apoyo pregunta en Lima si se está de acuerdo o no con inhabilitar por 10 años a Fujimori, 32% mostró su desacuerdo en diciembre.

    Dos meses después, la cifra es 31%.

    En los próximos días, Alejandro Toledo encabezará mítines y caravanas en Jauja y Huancayo, regresando a lima el fin de semana. Su esposa Eliane lo acompaña, pero también realiza tareas aparte, visitando comedores populares y organizaciones de base. Lourdes Flores irá al norte y aunque no coincidirán en la misma plaza estará cerca de García, quien volará a Tumbes y otras ciudades buscando el calor de las masas. La pauta publicitaria en televisión, donde Lourdes corrió a sus anchas durante las últimas semanas, tendrá en Toledo una presencia más activa.

    Pero no se trata únicamente de multiplicar spots, pues deberá afiatar su mensaje."Esta campaña es mucho más mediática que la del año pasado, y a la luz de las encuestas Toledo debería ver en cuántos programas de TV estuvieron Lourdes y Alan exponiendo sus propuestas, mientras él guardaba silencio", indica Peñaflor.

    Con una Lourdes Flores aparentemenete ubicada en el centro y un Alejandro Toledo obligado a tomar la iniciativa, la campaña se pone picante.


    A Boca Cerrada
    El 8 de abril no se anunciaría un virtual ganador al cierre de las mesas, pero sí "conteo rápido" a las 10 p.m.

    Absalonistas y Boloña estarían fuera de carrera. Derecha: Olivera y el trago amargo del 10%.

    DESDE 1980 era común que hacia las 4 ó 5 de la tarde -según la hora en que culminara el sufragio- los canales de televisión anunciaran a ritmo de fanfarria un primer "flash" con proyección de resultados. Ahora, tras el escándalo por la diferencia entre las cifras obtenidas "a boca de urna" el 9 de abril -que daban primero a Alejandro Toledo- y el de las actas contadas por la ONPE de José Portillo -favoreciendo a Alberto Fujimori-, las cosas serán diferentes.

    La Ley Orgánica de Elecciones -reformada por la Mesa de Diálogo de la OEA a pedido del fujimorismo- prohíbe a las encuestadoras anunciar un posible ganador antes de las 10 p.m. o hasta que la ONPE emita sus primeros resultados. Según confirmó Fernando Tuesta -jefe de ese organismo-, éstos serían presentados a esa hora.

    Será la primera vez en 20 años que la opinión pública vivirá horas de incertidumbre sobre el probable resultado de la contienda.

    Como se sabe, hay dos maneras de anticipar las tendencias del voto. Una es la encuesta "a boca de urna", realizada entre los que salen de votar y que las encuestadoras tienen lista minutos antes de que se cierren las mesas, y la otra mediante un "Quick count" o conteo rápido de actas oficiales. Esta última, realizada sobre una muestra proporcional al número total de electores, tiene un reducido margen de error y puede estar lista pocas horas después del cierre de mesas. Y ése es el resultado que tendremos hacia las 10 p.m.

    Manuel Sánchez Palacios, presidente del JNE, reconoce que la prohibición carece de sustento. "A título personal, creo que si la norma busca no perturbar el período de reflexión previo al voto, una encuesta "a boca de urna" -cuyos resultados se conocen terminado el acto electoral- no produce daños. Y si se quiere evitar que la encuesta sirva para emitir una información sesgada o manipulada, no olvidemos que eso también forma parte de la libertad de información", señala.

    Sánchez Palacios traslada la pelota correctiva al Congreso: "La norma es el resultado de un pacto político y es un tema que compete al Legislativo. Nosotros, como Jurado, no hemos tratado el tema". Pero no es suficiente. Según las encuestadoras, el problema radica en que el Congreso no está legislando sobre ninguna materia.

    En Chile las encuestas "a boca de urna" están prohibidas, pero ésa es su tradición. En México y EE.UU. son comunes al proceso y en el Perú han sido parte esencial de la fiesta desde hace dos décadas.

    Por cierto, las encuestas no son una verdad absoluta. En marzo del año pasado, con la reelección de José María Aznar en España, todos los sondeos indicaban que tendría que negociar con los nacionalistas para conservar el poder y finalmente obtuvo una holgada mayoría. Y en las elecciones argentinas de octubre del '99 las encuestas "a boca de urna" dieron como alcaldesa electa de la capital a Graciela Fernández Meijilde, cuando horas después el ganador fue su oponente peronista.



    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Heduardo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Bienes y Servicios | Controversias | Lugar Común | China te Cuenta Que... |
    Piedra de Toque | Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal