Edición Nº 1653

 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Controversias
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Mal Menor
  •  

     

     

    ARTICULO

    18 de enero de 2001

    Estrecho de MAGALLANES
    La Fiscal Ana Cecilia Magallanes estrecha el cerco alrededor de los jerarcas militares, presuntos cómplices de Vladimiro Montesinos.

    Desde que se iniciaron las acciones judiciales contra Vladimiro Montesinos y su aparato corruptor, acaso la magistrada que más ha destacado ha sido la fiscal Ana Cecilia Magallanes. Conocida por la independencia con la que actuó en el caso Barrios Altos, la doctora Magallanes, como encargada de investigar los delitos de corrupción del ex asesor, ha solicitado el arresto domiciliario o la detención de personajes antes intocables, como el general Villanueva Ruesta y Javier Corrochano. Se ampara en las nuevas leyes anticorrupción, pero también en su honestidad y convicciones.

    Domingo 14. Ex Comandante General de las FF.AA., José Villanueva Ruesta, camino al penal San Jorge. Se le acusa de facilitar la fuga de Montesinos en el velero Karisma.

    Generales de Ley
    José Villanueva Ruesta, ex Comandante General del Ejército; los coroneles (r) Roberto Huamán Azcurra, Mario Arbulú Seminario y José Villalobos Candela son, por el momento, los oficiales detenidos debido a la investigación fiscal. Varios de ellos podrían correr la misma suerte, como es el caso del general Víctor Malca, hoy fugado del país.

    "Guarde silencio. Tiene abogado... Cálmese, no se exalte... Usted sabe por qué está comprendido en esta investigación...Sólo necesito su colaboración..". Así suele empezar sus diligencias la fiscal Ana Cecilia Magallanes, sobre todo en estos días trafagosos. En muchos casos, tiene que pronunciar palabras aún más duras: "Está usted detenido..."

    Nadie podría imaginar que detrás de una mujer de apariencia frágil y voz suave, hay una super fiscal, que se está enfrentando sin dubitaciones al aparato montado por Vladimiro Montesinos Torres. A pesar de las amenazas y críticas (y hasta probables denuncias penales que se presentarían en su contra) ella se mantiene firme, al punto que no ha tenido reparo en enviar presos a militares y otros personajes otrora poderosísimos.

    La seguidilla de detenciones ha hecho incluso que en los corrillos del Poder Judicial y el Ministerio Público circule un chiste de humor negro que retrata el momento actual: se dice que el penal San Jorge pronto se convertirá en el nuevo centro de esparcimiento de los militares que estuvieron a órdenes de Montesinos.

    Hasta el momento, se encuentran detenidos el ex Comandante General del Ejército, general José Villanueva Ruesta, viejo amigo y promocional de Montesinos. También el coronel (r) Roberto Huamán Azcurra, encargado del chuponeo telefónico y brazo derecho del "Doc", y el abogado Javier Corrochano Patrón, también amigo y presunto emisario del ex asesor para las extorsiones

    Fiscal Ana Cecilia Magallanes: actuación efectiva y correcta. Bajo el paraguas legal de
    las nuevas leyes anticorrupción ha solicitado varios arrestos.

    En dicho penal, además, se encuentra detenido el abogado Abel Muñoz, hijo del vocal superior y ex presidente de la sala de Derecho Público, Sixto Muñoz Sarmiento. Se prevé más detenciones en las próximas semanas, pero lo interesante es que las producidas hasta ahora han generado controversia e incluso denuncias. El abogado Guillermo Olivera Díaz y el vocal Alejandro Rodríguez Medrano, por ejemplo, han querellado al Procurador Ad Hoc José Ugaz por abuso de autoridad.

    La fiscal Magallanes, por su parte, encargada de investigar los casos de corrupción relacionados con Montesinos, ha sido criticada por su aparente dureza. Sin embargo, ha recibido el respaldo de la Fiscal de la Nación , Nelly Caderón, quien parece consciente de que ella simplemente está actuando en base a las leyes anticorrupción promulgadas por el Gobierno el pasado 21 de diciembre.

    En el caso de Villanueva Ruesta, sin embargo, se aduce que cuando Montesinos fuga del país en el yate Karisma, el 29 de octubre, no estaba todavía con orden de detención. Es en esas circunstancias que el general lo ayuda, por lo cual no tendría responsabilidad penal.

    Hay que recordar que Montesinos había sido denunciado en el Ministerio Público entre el 15 y 20 de octubre por varios delitos, entre ellos los de corrupción, narcotráfico, violación de derechos humanos. Estas denuncias se hicieron con la finalidad de que no regrese al Perú, pero estando en Panamá el ex asesor planifica su estrategia legal y aparenta ponerse a derecho.

    Nombra a varios abogados, entre ellos a Jorge Puch, quien lo representa en distintas fiscalías. Además, pone operativa su oficina del Paseo de la República. Paralelamente, se comunica con Villanueva Ruesta y Huamán Azcurra, quienes arman todo el bloque de protección y traslado.

    Al parecer, ellos pensaban que Montesinos podría recobrar su estatus de intocable y recobrar el poder, por lo que deciden ayudarlo, y no son los únicos. Otros militares también acuden en su auxilio. Todos ellos hoy están comprendidos en una investigación ordenada por el actual Comandante General del Ejército, general Carlos Tafur Ganoza.

    Villanueva Ruesta argumenta que lo que hizo lo hizo cumpliendo el mandato presidencial, es decir por órdenes de Fujimori. Cuando se da cuenta que no puede escapar a los brazos de la justicia, convoca desesperado a conferencias de prensa en su casa de Monterrico y ya con arresto domiciliario califica como arbitraria su detención.

    Sin embargo, la Ley 27379 , promulgada el 21 de diciembre del 2001, es clara y señala que la fiscal puede solicitar al juez penal la detención preliminar hasta por un plazo de 15 días, medida que se adoptará cuando existan elementos implicatorios suficientes o cuando la persona involucrada esté a punto de fugar. Villanueva estaba siendo vigilado en forma discreta y cuando se detectó que estaba en Tumbes, se ordenó su arresto y fue traído en un avión de la Policía a Lima, el 29 de diciembre.

    Coronel (r) Huamán Azcurra se va detenido. Trabajaba con el "Doc".

    Según él, iba a pasar el Año Nuevo en la playa Punta Camarón, aunque se trataba de una versión poco sólida. Ya antes había huido por Tumbes José Lizier, propietario del yate en que se fue Montesinos, presuntamente con la ayuda del congresista Antonio Palomo, quien también se encuentra detenido en el penal San Jorge.

    Asimismo, por esos días se produjo la fuga del ex ministro de Defensa Víctor Malca Villanueva, a quien se le descubrió una fortuna de cerca de 14 millones de dólares. El y sus familiares están con orden de captura pero hasta el momento no son habidos.

    Otros que se encuentran prófugos y quizás hayan salido del país son el coronel PNP (r) Manuel Aybar Marca; los testaferros Víctor Alberto Venero Garrido y Juan Silvio Valencia Rosas; y Manuel Custodio, el responsable de las cuentas que el "Doc" y sus familiares tenían en el Banco Wiese.

    Por su parte, Huamán tenía intenciones de fugar, pero estaba vigilado. Al darse cuenta de que no puede escapar, intenta someterse a la ley de arrepentimiento. Lo conversa con dos abogados, pero ellos le advierten que su caso es muy delicado. Decide entonces ponerse a derecho y se ordena su arresto domiciliario en su departamento de la avenida Salaverry, que él declara como su única propiedad ante las autoridades judiciales. Huamán una vez más miente, pues tiene propiedades en La Molina y en Villa.

    Pero quien sí logra acogerse a los beneficios otorgados por colaborar con la justicia en el descubrimiento de la red de corrupción montada por Montesinos, es Javier Corrochano. Así, el amigo del "Doc" dejaría pronto el penal de San Jorge y pasaría a tener arresto domiciliario. Sus declaraciones permitirían a la fiscal denunciar a unos ocho magistrados de todos los niveles.

    Hay que señalar, por último, que esta ley permite a la Fiscalía realizar una intervención domiciliaria e incautar documentos privados, así como abrir libros contables y correspondencia. También se puede embargar los bienes y ordenar el levantamiento del secreto bancario y de la reserva tributaria de los implicados, al tiempo de impedirles la salida del país.

    Antes, se tenía que esperar la decisión del juez para la incursión domiciliaria, tiempo suficiente que tenían los investigados para desaparecer las pruebas.

    Mientras tanto, también permanecen bajo arresto domiciliario Trinidad Becerra, la esposa de Montesinos, y los coroneles (r) Mario Arbulú Seminario y José Villalobos Candela, ambos estrechos colaboradores de Montesinos (Villalobos era el tesorero del SIN). La actuación de la fiscal Magallanes, de otros fiscales y jueces y de la Procuraduría puede hacer que en los próximos días se produzcan más detenciones o arrestos domiciliarios. (JT).


    El Vocal Acorralado
    Magistrado Rodríguez Medrano estaría siendo acusado por Corrochano.

    A pesar de su cerrada defensa frente a todas las acusaciones que se le hacen, el ex vocal supremo Alejandro Rodríguez Medrano estaría a punto de ser detenido y no por la denuncia de algún litigante presuntamente extorsionado. Sería Javier Corrochano quien estaría dando información sobre la supuesta red de corrupción que funcionaba en el Poder Judicial, y que habría sido monitoreada por el mencionado vocal. Rodríguez Medrano, por su parte, piensa seguirse defendiendo hasta las últimas consecuencias y por lo pronto ha formulado denuncia penal contra el Procurador Ad Hoc José Ugaz por el "delito contra la Función Jurisdiccional en su figura de encubrimiento real en agravio del Estado".



    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Heduardo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Bienes y Servicios | Controversias | Lugar Común | China te Cuenta Que... |
    Piedra de Toque |Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal