Edición Nº 1651

 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Controversias
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Mal Menor
  •  

     
    28 de diciembre de 2000
    Por AUGUSTO ELMORE

    NO quiero pecar de aguafiestas, mucho menos tratándose de una persona de la capacidad de mi amigo Hernando de Soto, pero me da la impresión que el enorme esfuerzo desplegado alrededor de su libro "El misterio del capital", con el que evidentemente pretende apuntalar su carrera hacia la presidencia de la república, será vano, porque parece no haber tomado en cuenta la idiosincrasia del pueblo peruano, ni las características en las que ha sido sumido muy a su pesar, tales como la absoluta ignorancia de temas como el que trata el famoso y publicitado libro. Si no, díganme mis amables lectores, ¿creen ustedes que alguien en Comas o en Huaycán, o Huancayo, que son los lugares a los que Hernando ha ido con su libro bajo el brazo, se va a impresionar por lo que de "El misterio del capital" digan Matt Ridley, del Daily Telegraph; Wendel Cox, de The Public Purpose; Jeane Kirkpatrick, Bill Bradley, Jacky Lumarque, de Le Nouvelliste, David Owen, Walter Wriston, Janet Bush, de The Times, Ronald Coase, Kirkus (?), Donald Macintyre, Margaret Thatcher, Mark Leonard, Hans-Gert Braun, Peter Coy, Andrea Millen Rich, etcétera, etcétera, etcétera? La enorme sapiencia económica que revela De Soto parece alejarlo de la realidad a la que enfrenta. ¡Este es el Perú, vamos!, aquí pocos saben siquiera quién es Francis Fukuyama. Creo que, lamentablemente, el gran esfuerzo desplegado será inútil. Ojalá me equivoque, aunque todavía, en lo que llevo de leído el libro, no me he enterado de dónde voy a sacar el capital para abrir un negocio propio, salvo hipotecando mi casa y corriendo el peligro de lo que hoy le sucede a muchos peruanos: de que me la remate un banco si no me alcanza para pagar la deuda. Con los intereses actuales, nadie se salva.

    La semana pasada aparecieron varios candidatos más a la presidencia. ¡Qué chistoso! A este paso hasta Siura va a presentarse. Bueno, si es que existe todavía. Si fuera así el lema de su campaña podría ser: Siura vive aún.

    Otro que debe estar tentado de candidatear es Juan Luis Cipriani. ¡Ave María Purísima!

    Otra corrección: me dicen que los del movimiento La Resistencia no son tan jóvenes. Como que uno de sus líderes es el escultor Víctor Delfín. Bueno, para no dar mi brazo a torcer: es que por su actitud parecen jóvenes.

    Una pregunta suelta: ¿Hubo alguna vez algo más monstruoso de lo que fueron las elecciones pasadas, con canales de televisión cautivos y cerrados a piedra y lodo a toda información que no sea aquella que sirviese para difamar a la oposición, con periódicos chicha mordiendo como perros rabiosos a los candidatos opuestos al oficial, con un Jurado Nacional de Elecciones elegido a propósito de los fines que se deseaba obtener, con un ejército comprometido en las pintas de cerros y paredes, una Reniec parcializada, una policía amedrentadora, y un millón de firmas falsificadas, etcétera? Nuevamente hay que reconocer el valor de la protesta de Toledo y su Marcha de los 4 Suyos, que derrumbó todo el tinglado. Y a la aparición del video Montesinos-Kouri, que fue el comienzo del fin. ¡Bendito sea! Y gracias Suiza por revelar las cuentas del último de los tránsfugas.

    Los machistas deberíamos protestar, como lo hacen las feministas cada vez que se sienten aludidas, por ese comercial televisivo de un sistema de ventas por Internet en el que aparecen cuatro manganzones idiotas que le han mentido a sus esposas para juntarse a mirar por televisión un partido de fútbol, hablar como retrasados mentales y pasársela comiendo pop-corn. Ese comercial parece concebido por el Movimiento Manuela Ramos u otro parecido, para difamar al género masculino. ¡Protesto!

    Parece contravenir el orden militar -pero en grado sumamente menor que el de los generales enriquecidos ilícitamente-, pero la amnistía a Ollanta Humala es un acto plausible. Porque no parecía justo que el único militar que asumió el texto de la Constitución que señala el derecho a la insurgencia estuviese preso, mientras algunos generalotes hasta ahora no pueden justificar los millones adquiridos en los últimos años.

    ¿Cuáles habrán sido las razones esgrimidas por los parlamentarios que se opusieron a la privatización de los puertos? ¿Es que acaso alguno de ellos visitó alguna vez un puerto provinciano para constatar su grado de atraso? ¿Y ahora quién va a modernizarlos: el Estado peruano mendicante? ¡Qué tal insensatez! ¡Qué rampante desatino!

    Casi todos los años me pasa lo mismo. Elijo y escribo mis tarjetas de saludo de Navidad y año nuevo casi se podría decir con moderada anticipación (es decir cinco días antes de la primera de esas fechas). Luego voy al correo, y como allí me enfrento a colas interminables de gente, decido dejar para mañana lo que debí hacer ese día, y me vuelvo a casa con las tarjetas, esperando ir a una hora en la que no haya tanta gente delante de las ventanillas. Y es así, como en esta ocasión, que llega el 23 de diciembre y mis cariñosas tarjetas de saludo siguen esperando ser enviadas. ¡Amigos míos queridos que no han recibido ninguna señal de mi parte en estas fiestas: dénlas por favor por recibidas! Desde esta página se las envío de todo corazón.

    Lo que sí me ha alegrado es recibir hoy día, sábado 23, tarjetas de saludo puestas en el correo el día 21 y 22. ¿Y después alguien podrá estar en contra de la privatización? Antes de Serpost (y éste no es un comercial) las comunicaciones había que ponerlas en el correo al menos diez días antes. Y rogar al Cielo por que llegasen a tiempo.

    Termino esta última página del año 2000 pleno de optimismo. Primero, porque el 2000 no fue al fin de cuentas tan malo como de veras parece haber sido, porque al menos nos permitió librarnos de la mafia fujimorista, al punto que parece que hasta la empecinada Martha Chávez ha hecho mutis por el foro y se ha mandado mudar a Nueva York para celebrar la Navidad a 2 grados sobre cero. Y, segundo, porque el 2001 será de todas maneras mucho mejor. Entonces, amigos: ¡FELIZ AÑO NUEVO!

     



    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Heduardo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Bienes y Servicios | Controversias | Lugar Común | China te Cuenta Que... |
    Piedra de Toque |Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal