Edición Nº 1651

 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Controversias
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Mal Menor
  •  

     

     

    ARTICULO

    28 de diciembre de 2000

    Opereta Múltiple
    Si bien el tema del Distrito Electoral Múltiple parecería caminar tal como lo pide la gente, el Congreso termina el año bastante desprestigiado. No es para menos

    Becerril, Delgado Aparicio, Marcenaro, Farah y Lozada, otrora mayoría y Gobierno, representan muy bien estos meses de gestión congresal plagada de disfuerzos, prepotencia e improductiva cháchara teñida de transfuguismo.

    INFLADOS, histéricos y parlanchines. El formato televisivo no le hace ningún favor a buena parte de los congresistas a la hora de transmitir sus discursos. Y aunque no todos tienen las mismas manías a la hora de plantarse frente al micrófono, el debate sobre el tema del Distrito Electoral hizo muy poco por mejorar su imagen ante la opinión pública.

    Oyendo el clamor ciudadano, la tarde del martes 26 la Comisión de Constitución había dado forma a un dictamen que consagraba el Distrito Electoral Múltiple, aumentaba de 25 % a un 30 % el mínimo de participación femenina por lista al Congreso y establecía, cuando menos, que a cada departamento le correspondía un congresista, asegurando así una representación variada en el próximo Parlamento.

    De ese modo se intentaba dar marcha atrás en el propósito, aprobado en el pleno del 4 de diciembre, de continuar con el Distrito Electoral Unico como sistema de elección para los comicios de abril.

    Al cierre de esta edición el apoyo al dictamen parecía mayoritario y era casi seguro que sería votado de manera abierta, como para que a nadie le quedara dudas acerca de qué sistema era apoyado por cada congresista. Para Luis Solari, de Perú Posible, su aprobación era inminente y eso pese a la oposición de grupos como Con Fuerza Perú -7 congresistas- o parlamentarios como Xavier Barrón.

    Más allá de consagrar un sistema más democrático en la composición del próximo Congreso, los legisladores parecen dispuestos a redimirse ante la ciudadanía.

    Y no les falta razón.

    Según una encuesta realizada entre el 14 y 16 de diciembre por CPI, el 71,7 % apoya el Distrito Múltiple, 22,8 % el Distrito Unico y 5,5 % no opina.

    Sobre el nivel de aprobación a este Congreso, 39,1 % le daba una nota aprobatoria, 48,7 % lo desaprobaba y 12,2 % no se expresaba al respecto.

    Pero ése no es el único termómetro que señala el cuestionamiento de la calle. Imasen realizó una encuesta nacional a inicios del mes y ésta arrojaba sólo un 25,9 % de apoyo al Distrito Electoral Unico.

    Más alejados del deseo de las mayorías no podían estar. Además, 39,5% de los encuestados aprobaba al Congreso, 43% lo desaprobaba y 17,5 % era indiferente.

    Estos resultados habrían influido para que el Consejo Directivo fijara, la víspera del debate del miércoles 27, en 30 minutos por grupo político (son 9 en total) el tiempo disponible para explicar su posición al respecto. El país, cansado de oír largas peroratas, golpes de curul y gritos destemplados -donde lo que se dice no siempre se refleja en las votaciones-, parece que tendrá un respiro.

    Aunque todo indica que el Legislativo está ad portas -y 61 votos de por medio- de aprobar el que fuera reclamo casi unánime de la ciudadanía, nada puede asegurarse. Sin embargo, si anteriormente sólo 40 legisladores votaron a favor del DEM, ahora parece que conseguir los 21 votos restantes no será una tarea imposible.

    Vicepresidente Ferrero, ¿salvará su imagen?

    MAS CUESTIONAMIENTOS

    Si bien el DEM es un anhelo de las provincias del Perú, dado que todo el mundo parece identificar Distrito Electoral Múltiple con descentralización, el dictamen aprobado por la comisión que preside Ricardo Marcenaro parece que no resolverá adecuadamente el problema. Por ejemplo, para algunos analistas si bien fija en 35 el número de congresistas para Lima, eso obligaría a que con sus 4'937.497 votantes una lista requiera, para obtener su primera curul, de más de 140,000 sufragios.

    La barrera le complica el panorama a más de un partido, si se recuerda que en la elección pasada, agrupaciones como UPP y Acción Popular obtuvieron 3 representantes cada una, con poco más de 250.000 votos a nivel nacional.

    Se trata de cuestionamientos técnicos que, probablemente, no afecten a los partidos cuya votación presidencial sea considerable y que, por arrastre, favorezcan a sus listas congresales. Henry Pease, quien abogó por elevar el número de congresistas a 180, lo decía con cierta pesadumbre: "Con este sistema habrá menos movimientos y partidos políticos en el próximo Congreso. Corremos el riesgo de que quien salga elegido Presidente obtenga una mayoría parlamentaria bastante amplia".

    En departamentos como Arequipa, Lambayeque, Cajamarca, Cusco y Ancash (5 congresistas), La Libertad (7), Piura (6) y Loreto (3) -en número de curules asignadas en proporción a su población electoral- se abre la puerta a la aparición de listas departamentales. Para ello, el dictamen prevé postergar la fecha de cierre de inscripciones, que estaba fijada inicialmente el 23 de enero, para el 8 de febrero.

    Lo ideal hubiera sido aprobar el DEM elevando el número de congresistas, por ejemplo a 180, garantizando así una mayor representación para circunscripciones que, como Lima, poseen una población electoral considerable. Eso haría que la barrera para obtener un escaño fuera menor al número de votos que ahora serán necesarios.

    ¿FIN DE FIESTA?

    El Congreso cierra el año, mas no su legislatura. Esta ha sido ampliada hasta junio, en un intento por demostrar voluntad de trabajo aun a costa de interferir con el calendario electoral y de perturbar el trabajo de las comisiones donde haya congresistas con ánimo de repetir el plato y que, previsiblemente, le dedicarán buena parte de su tiempo, sino todo, a la campaña.

    ¿Cobrarán sin trabajar o asistirán al hemiciclo como se espera de ellos?

    Son dilemas para los que Carlos Ferrero pretexta la necesidad de que el actual Congreso resuelva la mayor cantidad de problemas a su alcance. Este jueves, por ejemplo, el Congreso aprobaría el retorno del Perú a la competencia contenciosa de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, entre otras normas de carácter presupuestal y fiscal que requieren ser sancionadas antes del 31 de diciembre.

    Sin embargo, éste fue un pésimo año para la institución parlamentaria, bastante venida a menos en esta última década. Con tránsfugas, graves denuncias de corrupción y extrañas componendas para lograr plazas en la Mesa Directiva, poco es lo que se puede hacer por salvar una imagen que, con ciertas excepciones, se halla por los suelos. (PTN).



    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Heduardo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Bienes y Servicios | Controversias | Lugar Común | China te Cuenta Que... |
    Piedra de Toque |Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal