Edición Nº 1651

 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Controversias
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Mal Menor
  •  

     

     

    ARTICULO

    28 de diciembre de 2000

    Ya no Nos Acompañan
    Las personalidades que desaparecieron en el 2000. La política, la Iglesia, el periodismo y la cultura sentirán su ausencia.

    Alfonso Barrantes, el Tío Frejolito, primer alcalde izquierdista de Lima. Político ingenioso y culto, promotor de la campaña del Vaso de Leche.Derecha: Lola Vilar, actriz de corazón peruano.

    CINCO figuras políticas que durante los últimos treinta años estuvieron en el primer plano de la actualidad, partieron al ineludible territorio de las sombras en el año que termina. En el mes de febrero, el economista Manuel Moreyra agonizaba tras una larga dolencia. Contaba 65 años de edad. Dos meses después Gustavo Mohme, director de La República, perdía sorpresivamente la vida víctima de un infarto. Mohme había sido uno de los personajes que más había abogado por la unidad de las fuerzas democráticas en las últimas elecciones. Promediando el año deja de existir, el doctor Carlos Torres y Torres Lara, ex primer ministro y uno de los líderes de la bancada oficialista. Pero acaso el deceso más sentido fue el de Alfonso Barrantes Lingán. Y entre ellos, ya en otro nivel, Jorge Idiáquez, brazo derecho de Haya de la Torre durante más de 50 años. Murió a los 93. Otro de los decesos que abrumó a grandes sectores del país fue el del cardenal Augusto Vargas Alzamora. Sacerdote moderno, que constantemente intervino en el debate político, ganándose en algunos casos la antipatía del oficialismo. En el campo de las letras es de lamentar la partida de César Calvo, poeta de la generación del '60, y del lingüista Alberto Escobar. Tenía 80 años. Una muerte hondamente sentida fue también la del joven fotógrafo Juan Pajuelo.

    Gustavo Mohme, periodista y demócrata cabal. centro: Monseñor Augusto Vargas Alzamora, su voz no calló ante el autoritarismo y la injusticia social.derecha:Manuel Moreyra, la lucidez e integridad.

    En el espectáculo también hubo sensibles desapariciones: Noemí del Castillo, artista argentina de larga residencia en el Perú, casada con peruano y madre de una joven actriz; Lola Vilar, española de nacimiento pero peruana de corazón, deja viudo peruano y dos hijos actores y, al lado de ellas, la llorada ausencia de Roxana Avalos, que valientemente luchó hasta el final para vencer un mal implacable. En el deporte hubo que lamentar la partida de Guillermo Barbadillo, uno de los bólidos peruanos más populares de todos los tiempos. Don Willy tenía 89 cuando sus ojos se cerraron. Por esos días, también murió el empresario y deportista Beto Levy, Finalmente, es de recordar la muerte de Enrique Buse campeón nacional de tenis.

    César Calvo, partida precoz. Arturo Jiménez Borja, señor de Puruchuco. Carlos Torres y Torres Lara..

     



    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Heduardo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Bienes y Servicios | Controversias | Lugar Común | China te Cuenta Que... |
    Piedra de Toque |Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal