Edición N 1629

 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Controversias
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Mal Menor
  •  

     

     

    ARTICULO

    26 de Julio de 2000

    SUYOS Al Ruedo
    A pesar de la represión y del riesgo de infiltrados y sabotaje en las movilizaciones de este 27 y 28, la Marcha de los Cuatro Suyos entró a su hora final

    Toledo ha insistido en el pacifismo de una movilización de todas las tendencias democráticas. Derecha: El Paseo de la República constituye el ruedo político más amplio de la capital (alcanza las 200.000 almas si sobrepasa el monumento a Grau).

    EN las últimas horas Lima experimenta el arribo de un contingente provinciano comprometido con la Marcha de los Cuatro Suyos. Si bien la primera fecha de protesta perdió piso -el miércoles 26 se pensaba ocupar los alrededores del Congreso coincidiendo con la elección de su Mesa Directiva, lo que finalmente sucedió el martes 25 gracias a un temeroso cambio de planes-, el grueso de la movilización popular se centrará en las actividades del 27 y 28.
    De esta manera, la oposición jugará una de sus cartas más audaces.
    Si gana, coloca en jaque internacional y erosiona aún más el prestigio del régimen. Si fracasa, su representatividad se verá mermada ostensiblemente.
    Sin embargo, a estas alturas de la semana la incertidumbre continúa en la capital: sobre si la marcha logrará convocar a más de 100 mil personas o si sucumbirá a los infiltrados y a los excesos propios que nunca faltan, dejando de lado su carácter pacífico.
    Por lo pronto, sendos contingentes de La Libertad, Cajamarca, Lambayeque, Puno, Junín y Pasco han sido los primeros en llegar -entre el lunes y martes de esta semana-. Y mientras tanto, otros han debido sortear más de un tozudo cordón policial -como el caso de Arequipa- para salir de su zona.
    Al martes 25, los más entusiastas hablaban de 40.000 marchantes en Lima, aunque para la prensa aún no fuera posible ubicarlos. Ciertamente flota en el ambiente la sensación de que un importante número de ciudadanos de Lima y del interior del país participarán en la protesta.

    Lunes 24, avanzada cusqueña parte con rumbo a Lima. Derecha: Lucía Wiener, 12 años, será quien, representando a la Patria, le tome el juramento democrático a los manifestantes del jueves 27.


    Alfonso Salcedo, uno de los organizadores de la Marcha anuncia un imponente desfile para el jueves 27 desde las 4 de la tarde. "Será un gran suceso de masas", afirma Salcedo. Ese día los Cuatros Suyos ingresarán por la Av. Bolivia (Chinchaysuyo), Roosevelt (Contisuyo), Paseo Colón-Av. Wilson (Collasuyo) y Plaza Manco Cápac-Av. Grau (Antisuyo), de acuerdo a las zonas de Lima que ocupen y conforme realicen sus desplazamientos en dirección al centro.
    Ellos irán tomando posiciones frente a un estrado colocado a un lado del Palacio de Justicia. La meta: llenar de cabo a rabo el Paseo de la República, un verdadero reto.
    Más aún cuando el oficialismo y sus voceros continúan acusando de "prosenderistas" y agitadores profesionales a sus activistas. Además, diversas fuentes hablan de no menos de 15.000 efectivos policiales listos para entrar en acción y acordonar el Centro, lo que sin duda acrecienta los riesgos de represión y trifulca.
    "Terminado el desfile, diez pututeros harán sonar sus instrumentos dando pase a una ceremonia de jura de la bandera y mitin por la democracia", explica. En ella hablará la actriz Mónica Sánchez, carismática figura de la resistencia ciudadana, y luego Lucía Wiener, una niña de 12 años seleccionada entre alumnos de primero de secundaria, quien ataviada en representación de la Patria tomará juramento a los manifestantes: "Juráis por un futuro pacífico, justo y democrático, que habréis de luchar sin descanso hasta que la dictdura que asola nuestra tierra sea derribada", reza uno de los pasajes de su intervención.

    Una represión que se perfila con inusitada crudeza tras el 9 de abril.

    Después se iniciará un mitin con la participación de líderes democráticos, cuyo discurso final estará a cargo de Alejandro Toledo. Tras éste, seguirá una vigilia con la participación de artistas populares, en lo que se ha dado en llamar la "Noche Buena de la Patria".
    La amanecida será de rigor, y a las 8 a.m. del 28 de julio sonará un toque de diana para que todas las delegaciones y participantes se reagrupen y marchen con rumbo a ocupar la Plaza de Armas y la Plaza del Congreso.
    Nuevamente se ha repetido que el propósito no es impedir la juramentación de Fujimori, sino hacer latente, a ojos de la comunidad internacional, el rechazo popular a su nueva investidura.
    Si bien habrá un importante número de observadores nacionales y extranjeros tratando de garantizar el tono pacífico de la protesta, nadie puede asegurar aún, a ciencia cierta, sus límites.
    Pero, como quiera que nadie desea una conflagración en las calles, diversos colectivos e instituciones le están alcanzando una serie de recomendaciones a los organizadores. Así, a juicio de César Ortíz, de la Asociación Pro Seguridad Ciudadana, la realización de una conferencia de prensa con 48 horas de anticipación para anunciar en detalle las medidas de seguridad preventiva que se van a tomar, sería una óptima señal para quienes aún mantienen sus dudas.
    Igualmente, dar a conocer los puntos de concentración, recorridos y, en la medida de lo posible, horas de iniciación y culminación de las marchas; anunciar puntos estratégicos para brindar servicios de emergencia en caso sean necesarios y no olvidar que el control de masas conlleva un riesgo y que cualquier desborde sería inmanejable.
    Sin duda, se trata de aspectos que los organizadores han comenzado a prever en las últimas horas, de allí el anuncio del propio Alejandro Toledo en el sentido de que nadie portará palos, cadenas o cualquier objeto contundente durante las movilizaciones. Y el acertado papel de jóvenes y universitarios que, una vez más, emplearán símbolos como las manos pintadas de blanco y representaciones alegóricas -como el "Muro de la Verguenza"- que, con inteligencia y mordacidad pongan al Gobierno en aprietos.
    Por lo pronto los Tambos y demás zonas de apoyo alimentario y social proyectados para los marchantes -CARETAS 1628- han empezado a brindar sus servicios. Si la oposición es capaz de salir indemne de esta prueba de fuego, habrá demostrado que está para peleas de largo aliento. (PTN)


  • ../secciones/Subir

  •    

       
    Pagina Principal