Edición Nº 1626

 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Controversias
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Mal Menor
  •  

     


    6 de Julio de 2000

    El Hielo y su Poeta
    El Guardián del Hielo, selección de la poesía de José Watanabe, es publicada por el sello colombiano Norma.

    El poeta y el objeto poético. Delicada edición colombiana nos devuelve los poemas del notable escritor laredino.

    UNA imagen de infancia: un pequeño José Watanabe, bajo el sol de Laredo, viendo cómo se derrite un hielo. Ahora el poeta lo recuerda y reflexiona. Creo que la vida es fugaz, que huye, o como dijo alguien, cae permanente hacia la nada. Y ese es el oficio del poeta: ser testigo de lo fugaz, como el hielo que inevitablemente se derrite... "El Guardián del Hielo" es el libro que reúne una selección de poemas de sus cuatro libros publicados en treinta años: Album de Familia, El Huso de la Palabra, Historia Natural y Cosas del Cuerpo, en una delicada edición del sello colombiano Norma. Le hemos propuesto un juego al poeta: dejar la grabadora encendida y compartir los recuerdos sugeridos por cada libro publicado. Watanabe sabe que la vida huye y hay que dejar un pequeño registro. Aquí su testimonio.
    Album de familia: "Escribí Album de Familia cuando vine a estudiar a Lima. Son poemas que tienen que ver con un joven que viene de provincia y que se siente algo desorientado en una ciudad tan caótica. Y en eso coincidimos mucho en mi promoción del 70. Varios de nosotros, si no la mayoría, veníamos de provincia: Verástegui de Cañete, Tulio Mora de Huancayo, Jorge Nájar de Pucallpa... todos tocábamos el tema familiar. Eran los tiempos alrededor de cafés en la Plaza San Martín, épocas de efervescencia cultural y política. Todos éramos amigos al margen de los grupos, sea Hora Zero o Estación Reunida. Hasta hoy no me explico por qué no entré en uno de estos grupos si estaba tan cerca de ellos. Tal vez me dio gripe cuando había que firmar el manifiesto y no fui".
    El Huso de la Palabra: "El mismo título lo dice. Mi preocupación era la palabra misma no el tema. Quería consolidar de alguna manera un estilo de palabra muy apretada, muy concisa, muy especial. ¿Por qué hice eso? Hace catorce años tuve una enfermedad muy grave y después una depresión reactiva. Estuve casi un año y medio así. La depresión fue tan grande y profunda que me afectó la memoria. Veía las cosas y había olvidado sus nombres. El libro me sirvió para rescatar las palabras de mi memoria. Fue un poemario que fue muy doloroso. Creo que de alguna manera el libro deja registro de lo que me costó hacerlo. Por eso el título alude al instrumento para hilar y al verbo usar. El poemario tuvo una aceptación casi desmedida para mi modestia".
    Historia Natural: "Lo que quería hacer con Historia Natural es una filosofía muy simple pero muy válida, que yo aprendí de niño: La vida es física, no es intelectual. Cuando estuve enfermo busqué alguna filosofía que me apoyara para aceptar lo inevitable y no la encontraba. Mi único hallazgo fue descubrir que lo físico es lo más importante. Más importante que cualquier palabra de consuelo, era para mí escuchar mi propio eructo. Por otro lado, fue un poemario que aspiraba a ciertas fábulas con animales. De alguna manera, la parábola es una forma de conocimiento y allí aplicaba la técnica del Hayku: decir las cosas que he visto, pero con una cierta complicidad para que se entienda otro nivel debajo de lo dicho".
    Cosas del Cuerpo: "Allí fui más claro al decir que lo físico es lo que importa. De alguna manera, planteo que el cuerpo es nuestra única patria, la única posesión real que tenemos. Bromeo diciendo que antes yo llevaba a mi cuerpo donde yo quería, hoy es mi cuerpo el que me lleva a donde él puede llegar, que ya no es muy lejos. El cuerpo me impone sus reglas y a veces su lastre..." (Enrique Planas).



    Voces y Cuentos
    Narradores orales reunidos en Narratón y Festival Internacional del CCPUC.

     

    Colombianos Daniel Hernández y Mauricio Linares, española Emma López, y peruana Marissa Amado. Parte de los veinte narradores profesionales que vienen a Lima a contarnos el cuento.

    ALGUNOS recogen sus historia de la literatura escrita, otros de los recuerdos familiares, otros de la calle y sus latidos. Los une el amor por contar historias y la seducción de las palabras. Son veinte narradores orales que se reúnen en Lima para revivir y actualizar el viejo arte de reunir a los hombres contando historias, ya no alrededor del fuego sino de botellas o cafés bien cargados. Organizado por el Centro Cultural de la Católica y la Asociación Cultural Palique de España, este festival internacional se dejará oir desde el 7 de julio, convocando a cuentacuenteros de España, Ecuador, Colombia, Francia, Chile y Perú, para demostrar que la tradición oral sigue vivita y coleando.El día 15, el festival se cierra en el parque Kennedy de Miraflores con una espectacular "Narratón" donde todos los narradores no pararán de compartir sueños desde las tres de la tarde hasta entrada la noche. Y si usted quiere, puede meterse en el rollo y contar su historia. Todos estamos invitados a inventar.




    Ojos Españoles
    Abierta provocación fotográfica en la Sala Miró Quesada de Miraflores.

     

    El cuerpo como paisaje. Española Ouka Lele juega con sus fantasías sin guardarse un centímetro de piel. Derecha: Sutil corazón para preservar el deseo. La foto es de Martín Sampedro.

    LA fotografía es una de las formas que ha escogido el siglo XX para expresarse. Y la respuesta social que despierta cualquier exposición fotográfica, así como el interés y la identificación popular con las imágenes son prueba de ello. Gracias a las imágenes que cuelgan desde hoy en la Sala Luis Miró Quesada Garland de la Municipalidad de Miraflores, los limeños tenemos una excelente oportunidad para descubrir la vitalidad de la fotografía de creación en España. La exposición "7 fotógrafos españoles contemporáneos" muestra no sólo la multiplicidad de estilos que se dan en la península, sino la conexión que tienen éstas con su tiempo.
    Estos creadores visuales desconcertarán a muchos: Chema Madoz somete la objetividad fotográfica a inesperadas tensiones. Ciuco Gutierrez muestra paisajes oníricos cuyas paradojas subjetivas pueden volverse posibles en cualquier momento. Jaime Gorospe se enfrenta a la diversidad de las representaciones de los objetos. Patricia Allende construye aparentes escenas abstractas que siguen conservando referentes reales. Ouka Lele alude al cuerpo como problema y posibilidad. Martín Sampedro recrea los símbolos universales como provocadora materia. Finalmente Manuel Rufo recicla escenas pasadas y les provee de nuevas lecturas y significaciones. No perderla.



    El sadismo de los niños capturando alimañas y otros bichos en "Cazadores", de Achero Mañas.

    Caros Cortos
    Cortometrajes hispanos en el C.C. de España.


    ALGUNOS se han proyectado brevemente en Lima, otros llegan en calidad de estreno. Lo cierto es que el corto español ha generado una radical movida basada en la retórica visual del cómic, el video, la televisión, pero sin olvidarse que la realidad de la calle espera para entregar las historias por contar. El ciclo "Los mas cortos del milenio" (vaya titulito) organizado por en Centro Cultural de España, reúne los cortometrajes de los más jóvenes y audaces realizadores y realizadoras de España, gente que sabe romper con la tradición y también qué hacer con los pedazos.
    Aquí algunas historias para tener en cuenta: Carranze de José Manuel García Hernandez, Campeones de Antonio Conesa, Akixo de Juanma Bajo Ulloa o El origen del problema de Alber Ponte. Como golpe de gracia, Knock Out cuyo director, Floreal Peleato llega a Lima para inaugurar la muestra que va desde mediados de julio en Natalio Sánchez 181, Santa Beatriz.

     



    Vicús de Colección

    En los cincuenta, Ramiro Matos descubrió el complejo Vicús, tras larga y paciente búsqueda por el desierto del Alto Piura. Encontraba así un pueblo con casi un milenio de historia (entre los s. II a.C. y VIII d.C.) contemporáneo con otras culturas como Salinar y Virú. Una de las más completas muestras de objetos Vicús, desde platería y filigrana hasta coquetas pinzas depilatorias, la ofrece la colección MacDonald, parte de la cual puede verse desde hoy en la Galería John Harriman, Bellavista 531, Miraflores. Muy recomendable.


     

     

  • ../secciones/Subir

  •    

       
    Pagina Principal