Edición Nº 1625

 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Controversias
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Mal Menor
  •  

     

     

    ARTICULO

    30 de Junio de 2000

    La Casa de las MOMIAS
    Gracias a la cooperación del gobierno austriaco y proyecto del Centro Mallqui, el museo de Leymebamba es punto clave del circuito arqueológico de la cultura Chachapoyas

    Alrededor suyo se encuentran situadas verdaderas maravillas hasta hoy poco exploradas: La Fortaleza de Kuelap, los mausoleos de Revash o los complejos funerarios encontrados en la Laguna de Los Cóndores, así como los restos arqueológicos de la Congona, Ollape, Olán y Chilchos. El Patrimonio de la antigua Cultura Chachapoyas, amenazado por la voracidad de la selva y los huaqueros, tiene ahora en las modernas instalaciones del museo regional de Leymebamba y en el pueblo que lo construyó, los más celosos vigilantes.

    Dentro de los enigmáticos "Purumachos", los sarcófagos de la cultura Chachapoyas, los científicos encontrataron momias en perfecto estado de conservación y felinos como parte del ajuar funerario.

    PARA llegar a Leymebamba, pequeño pueblo del departamento de Amazonas, hay dos caminos: el primero se inicia en Cajamarca, vía Celendín, y el segundo comienza en Bagua, vía Chachapoyas. Hasta hace poco tiempo, no eran muchos los visitantes. No había suficientes hoteles y sólo el cincuenta por ciento de la carretera se encontraba en buen estado. Sin embargo, desde el domingo 11 de junio, algo ha cambiado en la vida cotidiana de los leymebambinos. Ese día, los mil habitantes del poblado estuvieron presentes en la inauguración de su museo comunal, ubicado a tres kilómetros del pueblo, un complejo que mostrará los tesoros de la Cultura Chachapoyas, extendidos entre el río Marañón y la Selva Amazónica. Leymebamba se ha convertido así en punto clave del circuito turístico de la zona: su complejo cultural se desarrolla en un lugar enclavado en uno de los paisajes más esplendorosos de la selva alta, sobre un terreno de seis mil metros cuadrados. Levantado gracias a la gestión del Centro Mallqui, entidad dirigida por la Dra. Sonia Guillén, y los fondos del gobierno austriaco, el museo no sólo cumple oficio de vitrina.
    Es un símbolo para los pobladores del lugar, un local construido por las manos de todo Leymebamba en ordenadas faenas comunales. Como señalan los arquitectos Rosana Correa y Jorge Burga, se trata de un proyecto de arquitectura contemporánea que surge de las raíces locales, utilizando tipologías y materiales constructivos propios del lugar.

    El día de la Inauguración, todos los habitantes de Leymebamba asistieron a la fiesta. Una población identificada con su patrimonio y su futuro.


    El resultado final puede verse: un edificio adecuado al paisaje y querido por la población, identificada con el complejo y lo que resguarda en sus cinco salas, además del Centro Mallqui (dedicado a la investigación) y casa del guardián incluida. Sin duda, una experiencia de diseño arquitectónico, identificación vecinal, defensa al patrimonio y apoyo al turismo que bien podría reeditar el Instituto Nacional de Cultura o cualquier otra institución esforzada en poner en valor nuestros monumentos arqueológicos.

     

     

  • ../secciones/Subir

  •    

       
    Pagina Principal