Edición Nº 1624

 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Controversias
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Mal Menor
  •  

     

     

    ARTICULO

    22 de Junio de 2000

    El Juego Sucio del Poder
    Algo huele mal en el Congreso. Al empezar el siglo, el Perú enfrenta la amenaza de una mayoría forjada con traidores.

    El pueblo y Grau rechazaron el golpe de los Gutiérrez, en 1872. Lima se levantó en masa.

    La escena de los hermanos Gutiérrez que en 1872 rompieron la legalidad mediante un cuartelazo y terminaron colgados de los faroles de la Catedral, nos recuerda que el autoritarismo puede provocar reacciones imprevisibles. Entretanto, el Ejecutivo demuestra que sigue siendo una maquinaria dispuesta a ahogar debates, comprar conciencias, destruir instituciones y personas, y fomentar conflictos.

    ENTRE los congresistas electos de Avancemos, José Luis Elías Avalos llegó último. Quizás eso le trajo recuerdos del 28 de julio de 1980, día en el que participó en el Estadio Lenin de Moscú en la prueba olímpica de los cien metros planos y llegó cuando los demás corredores descansaban.
    Tenía esa vez una buena razón para correr despacio. Estaba lesionado y le habían colocado cinco metros de venda. Lo triste es que ésta empezó a desenvolverse a medida que él avanzaba. Su larga cola arrancó la risa del público y el espectáculo lo hizo famoso por televisión.

    David Waisman de Perú Posible y Farah, que desertó de Solidaridad Nacional, en aniversario de la SNI.


    La fama que el ex atleta ha ganado en estos días del 2000 no tiene nada de deportivo. Ingresa en la galería nacional de la infamia a la que pertenecen otros ocho congresistas que postularon por una lista y, se supone, un programa, y apenas terminado el voto han cambiado de camiseta.
    En el caso de Elías no se trata de una ruptura con su pasado. Durante mucho tiempo fue asesor del Pedro Vílchez Malpica, pastor evangélico y oficialista nada angelical. Resulta curioso que lo acogiera Rafael Rey, militante activo del Opus Dei.
    Lo que Elías y sus compañeros han hecho equivale a estafa política.
    Hay acusaciones muy graves sobre los métodos que el Gobierno ha empleado para atrapar adversarios o para hacer que sus infiltrados se muestren a la luz pública. Van desde el intento de soborno, como el denunciado por Jorge Chávez Sibina, intento que habría corrido a cargo del ministro de Defensa, general José Villanueva Ruesta, y llegan al chantaje. Este último ha sido ejercido, según todos los indicios, contra Rubí Rodríguez de Aguilar, esposa del ex alcalde piurano que tiene juicios en los que llevaba la de perder.
    El sucio juego de las prebendas incluiría, a estar por diversas informaciones de congresistas electos, espléndidos sobresueldos. Se habla asimismo de promesas de terrenos en zonas privilegiadas de la capital.
    Con esas acciones, repudiadas por la mayoría de la población, el régimen de Fujimori ha convertido a la institución parlamentaria del Perú, ya bastante desprestigiada, en antro de prostitución política, en cloaca habitada por mercenarios.
    Hace casi un siglo, en 1906, Manuel González Prada escribió, en Horas de Lucha: "desde los comienzos de la vida republicana, nuestras Cámaras Legislativas hicieron un papel tan degradante y servil, que muchos diputados y senadores merecieron figurar en la servidumbre de Palacio. Y ¿qué más podrían ser los elegidos por el fraude o la imposición de los gobiernos? Uno que otro individuo de elevación moral, una que otra minoría de sanas intenciones, no borran el estigma de la corporación".

     

    José Luis Elías en Moscú, 1980, hizo un olímpico papelón.

    NUEVE Y VARIOS MAS

    Hasta el cierre de esta edición, los tránsfugas patentados son ocho: Aparte de Rubí Rodríguez y Elías, ellos son:
    Eduardo Farah, candidato a la segunda vicepresidencia de la República en la lista de Solidaridad Nacional. ¡Nada menos!
    César Acuña Peralta, el de más alta votación en Solidaridad Nacional.
    José Luna Gálvez, antes expulsado del Apra bajo acusación de ser infiltrado del Gobierno.
    (Tras la fuga de estos tres desertores, Solidaridad Nacional se quedaría sólo con dos representantes. Hay quienes aseguran, sin embargo, que otro prófugo en ciernes es Juan Mendoza del Solar, con lo cual el movimiento fundado por Luis Castañeda Lossio se quedaría con un solo congresista).
    Mario González Inga, tránsfuga temprano, que era de Perú Posible.
    Reciente adquisición del fujimorismo es Edibelrto Pillaca, también de las filas toledistas.
    Luis Cáceres Velásquez y su hijo Róger Cáceres Pérez, que postularon por el Frente Popular Agrícola, cuyo mentor es Ezequiel Ataucusi, jefe y fundador de la Asociación Evangélica Israelita del Nuevo Pacto Universal. Va a tener que contraer un pacto novísimo la entidad, porque los Cáceres fueron los dos únicos representantes que obtuvo. Lo penoso es que también en la elección de 1995 las cosas le terminaron mal: obtuvo un solo congresista, Javier Noriega, que se pasó al oficialismo con barba y todo.

     

    Felones y mercenarios, en orden de aparición: José Luna, Rubí de Aguilar, Edilberto Canales, los Cáceres, González y Acuña.

    SIN CAMISETA

    En categoría aparte se sitúa a los congresistas que probablemente no cambien de camiseta, pero sí se alineen, para el 28 y después, con la mayoría, en momentos de votos trascendentales. Este puede ser el caso de Luis Alberto Kouri, de Perú Posible. También se sindica en esta franja a Rafael Rey y Humberto Martínez Morosini, cofrades de Avancemos.
    Este sector puede aliviar la tarea del régimen en cuanto a evitar lo que más temía: no alcanzar quórum para el día de la juramentación de Fujimori, el 28 de julio.
    Algo más: gracias a los tránsfugas y los "neutrales", resulta cada vez más improbable que se pueda obtener la vacancia de la presidencia.
    En suma, por los medios de la corrupción y la componenda el fujimorismo intenta sostener el edificio autoritario, compuesto de un Legislativo sumiso y un Poder Judicial digitado desde el Servicio de Inteligencia Nacional por Vladimiro Montesinos.
    La re-reelección inconstitucional de Fujimori, los crímenes contra los derechos humanos, la persecución perversa contra los adversarios políticos, persistirán. El caso del diputado electo Chávez Sibina, contra quien se está acelerando un juicio a fin de impedirle acceder a su curul, es típico.
    Las coimas para adulterar votos preferenciales, comprobada en casos como el del asimilado Perales, pasarán al archivo. Igual que el hecho de que al abogado Heriberto Benítez le birlaron un asiento en el Congreso y ahora está a punto de ser sentenciado por delito de difamación.

    ESTRATEGIA TOTALITARIA

    La degradación del Parlamento y todas las tropelías que la acompañan indican que estamos ante una estrategia totalitaria, que no se da descanso, ni siquiera en momentos en que se prepara la visita de la OEA.
    Resulta significativo que la avanzada de la misión de la OEA presidida por el embajador de Canadá ante el organismo hemisférico, Peter Boehm eligiera con qué sector del Gobierno se reúne, y lo hiciera el martes con los directivos del Congreso en ejercicio, y con el mandamás venidero: Absalón Vásquez. ¿Escenario? El propio recinto parlamentario. Algo más: la comisión pidió hablar con cada uno por separado. Empezó con Ricardo Marcenaro, vicepresidente del Congreso, y no con Martha Hildebrandt, la presidenta. Que no citaran a Francisco Tudela, el congresista con más votos y electo primer vicepresidente de la República para el próximo período, y sí a Absalón Vásquez, puede indicar que los comisionados saben que éste es el capo de la mayoría parlamentaria entrante. Quizás querían saber, asimismo, si existen fisuras en el interior del gobiernismo.

    Montes de Oca, presidente del JNE, cohonestador de fraudes. Al lado, Beto Kouri y Martínez Morosini.


    Lo más probable es que se hayan convencido de que se trata de un bloque monolítico. Ojalá hayan captado la misma impresión respecto a los opositores, que, por lo pronto, han brindado el bochornoso espectáculo, de congresistas electos que con toda facilidad cambian de piel, como las serpientes.
    Todo eso obliga a pensar que la multitud en la calle será la mejor prueba de que el país necesita cambios de fondo, incluidas nuevas elecciones, aunque no sea de inmediato, y probablemente una nueva Asamblea Constituyente. Lo otro es seguir rodando hacia el abismo, empujados por un régimen que cínicamente habla de redemocratizar mientras asesta nuevos golpes a la institucionalidad y a las esperanzas de democracia y justicia.


  • ../secciones/Subir

  •    

       
    Pagina Principal