Edición Nº 1620

 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Controversias
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Mal Menor
  •  

     


    26 de Mayo de 2000

    Armas de Murra
    La aventura vital de John Murra, uno de los más gravitantes estudiosos de las sociedades andinas, registrada en libro de conversaciones.

    John Murra en corta visita limeña. Hablar con él es profundizar siempre en sus temas más caros: la guerra civil española, los derechos de las minorías y la Cultura Andina.

     

    EN un fin de semana playero, en el balneario chileno de Zapallar, los antropólogos Victoria Castro, Carlos Aldunate y Jorge Hidalgo rodearon al viejo maestro para robarle los recuerdos. "Nunca lo hicimos con el propósito de publicarlo, sino para divertirnos..." cuenta John Murra, que pasa unas breves vacaciones en Lima, tras presentar el libro editado recientemente por el Instituto de Estudios Peruanos y el Instituto de Investigación Andina de Nueva York.
    Quizás el principal mérito de Murra radique en ser uno de los primeros investigadores que reconocieran el valor de lo subjetivo, de la diversidad y de la pluralidad cultural, mucho antes que estas palabras se incluyeran en el glosario de lo políticamente correcto. Quien encuentra en este libro al joven Murra combatiendo a Franco dentro de las milicias internacionales, y recibiendo en carne propia el plomo del combate, puede entender que esta actitud nace de su experiencia vital: "Los años 30 eran así -recuerda el investigador- Franco representaba no sólo una España en peligro, detrás de él estaban Hitler y Mussolini. Yo tenía sólo 20 años, era más atrevido e ignorante. Pero aprendes muy rápido, sobre todo cuando sales de tu trinchera para atacar mientras el enemigo te espera en la suya con su ametralladora..."

    Memorias del maestro en cuidada edición del IEP. Al lado, Murra (de pie, la izquierda) con un grupo de voluntarios en Albacete (1937).


    Murra servía como traductor en el Alto Mando, donde descubrió lo delicado que resultaba comandar soldados italianos, canadienses o irlandeses. Sin esta experiencia, probablemente jamás habría descubierto los matices de las diferentes culturas andinas. "Supongo que debe haber alguna continuidad entre mi experiencia en la guerra y mi trabajo, las lealtades y pasiones siempre implican otros campos..." explica.
    Tras la guerra, de regreso a los Estados Unidos, fue obligado a ingresar a la Universidad. Tras la crisis de los años 30, había una verdadera eclosión de las ciencias sociales, y Murra descubrió la antropología, aunque, como dice ahora el maestro, "fui rápido para buscar cosas, pero lento para descubrir vocaciones.."
    Y la vocación llegó casi por azar. "No tenía idea alguna sobre la cultura andina. Un día apareció en la puerta del salón de clases un letrero donde decía "Se busca un alumno que hable español, que quiera trabajar en los Andes". Fui el único en presentarme, el salario era mínimo..." recuerda. En el Ecuador descubrió los Andes, y nació su fascinación por la cultura andina, surgida de sociedades ágrafas. Ahora que el nuevo siglo se define entre la alternativa uniformizadora de las guerras étnicas por un lado y la convivencia pacífica de los pueblos, por otro, el aporte de Murra resulta hoy día gravitante.
    Termina la entrevista y no podemos irnos sin preguntarle sus opiniones sobre política. El antropólogo sonríe y se excusa: "Ya no estoy al día. Desde que me jubilé ya no leo, escribo mucho menos. Puedes verme: soy un anciano, sé menos...".
    Dicen que más sabe el diablo por viejo que por diablo. Y como su viejo amigo Arguedas, es seguro que a Murra le gustaría ser un demonio feliz. (Enrique Planas).

     



    Ojos en Blanco
    Intuiciones y formas en el Ojo Ajeno.

     

    Fotógrafo Antonio Ramos nos propone las formas. Queda en el espectador colocar el contenido.

    ENVUELTOS, escondidos, tras papel o bolsas de plástico, los objetos esperan su contenido. Ya no hay color ni sentido, sólo la forma. Esa es la apuesta del fotógrafo Antonio Ramos, cuya muestra de personales bodegones coincide con el aniversario del Centro de la Fotografía y de la Galería El Ojo Ajeno.
    Ramos es un pintor de estudio. Salir a la calle con una cámara colgada del cuello resulta para él una posibilidad remota. Más que buscar fuera, prefiere construir sus imágenes. El fotógrafo nos entrega ahora las huellas de los objetos para provocar al espectador. Al final, luego de ver estas doce placas en gran formato, éste será quien las llene de contenido con sus propias intuiciones. Enfoque la fecha: la muestra se abre el 3 de junio, en 28 de Julio 547, Miraflores.


     
    Mirada y Efecto
    Enigma y sugerencia en muestra de Tito Monzón.

     

    Mirada entre romántica y perturbadora, propia del dibujo de Tito Monzón colgado en la Galería Praxis.

    RECIEN llegado de Trujillo, a Tito Monzón no le quedó mucho tiempo para pisar Lima, llevar el camión con sus pinturas a la Galería Praxis y preparar las paredes para colgar su nueva individual. Pero podremos decir que el apuro no se nota horas antes de la inauguración. Siendo una de las firmas más atendibles de la joven plástica local, su obra ya tiene suficientes horas de vuelo en bienales internacionales como la de Cuenca, Ecuador, y salas de Bolivia, Chile, Méjico, Montreal y Washington. Y lo merece.
    En esta última confrontación con el público, Monzón continúa investigando nuevos materiales como el acrílico, la fibra de vidrio o la gasa, trabajando veladuras, planos diferenciados y superficies paralelas. Pero más allá de investigaciones formales, Monzón posee cierta magia perturbadora, un poder en sus imágenes producto de su buena mano para el dibujo. El efecto siempre impacta, el espectador no se queda nunca vacío. Clara y misteriosa a la vez, sus imágenes y personajes son una suerte de homenaje romántico. ¿No nos cree? Mire fijamente los ojos de sus féminas pintadas.... después hablamos.





    Pachacámac De Aniversario

    Caracoles, cañas, huesos, maderas, pellejos y semillas, pueden ser instrumentos que algunas culturas saben utilizar para reproducir los sonidos de la tierra. Entre nosotros, músicos contemporáneos asimilan estos ancestrales ritmos y los fusionan armónicamente con instrumentos actuales como el piano, la guitarra o el charango. Pachacámac, el grupo limeño dedicado a la investigación de estos ritmos, cumple tres años saltando del registro musical prehispánico al moderno recorriendo mitos, leyendas y actuales vivencias. Tome nota: el grupo celebra su cumpleaños el miércoles 31 de mayo, a las 8:00 p.m. en la Alianza Francesa de Miraflores, y en el ICPNA de Miraflores y Lima el miércoles 7 y jueves 15 de junio respectivamente.



     

    Se levanta el programa de Eduardo Rada tras ocho años de emisión.

    Rada sin Aire

    EL viernes 12 de mayo, el comunicador y promotor cultural Eduardo Rada se sentó, igual que todos los 400 viernes anteriores durante ocho años, frente al micrófono de Sol Armonía. La pauta del programa incluía la grabación de la presentación del libro de MVLL "La Fiesta del Chivo", un comentario sobre el Manifiesto sobre la cultura de Paz de la Unesco, y la información sobre una lectura de poesía frente al centro cívico en la que participaron Alvaro Vargas Llosa y Shantal Toledo, la hija del candidato opositor. El jueves 18, Martha Mifflin, directora de la radio, le dijo que su programa ya no saldría más. Que podía irse a cualquier otra emisora que transmitiera noticias políticas. Le pedimos a Martha su versión y, admitiendo su responsabilidad, señaló que, para la radio, la cultura debía ser "el remanso de tranquilidad del radioescucha". En estos tiempos, optar por la neutralidad es la forma más disfrazada de la complicidad. Y la cultura, lo sabemos bien, no tiene nada que ver con la evasión.


     

  • ../secciones/Subir

  •    

       
    Pagina Principal