Edición Nº 1620

 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Controversias
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Mal Menor
  •  

     

     

    ARTICULO

    26 de Mayo de 2000


    La Compra de Votos
    Preferenciales

    Diálogos grabados comprometen a Víctor Becerril, de Perú 2000.

    La Canción del Becerro

    El martes 9, imediaperu.com recibió la visita de dos digitadores de la ONPE: Oswaldo Ortiz Morán, del Centro de Cómputo de San Borja, y Juan Luis Artola, del Centro de Cómputo de Villa El Salvador. Ambos manifestaron su intención de declarar ante la opinión pública y las autoridades acerca de su participación en un fraude electoral parlamentario, al haber alterado votos en favor del candidato Víctor Becerril. Sus contactos fueron "Aldo" y "Lobo". "Lobo" es, coincidentemente, el apelativo del periodista Marco Torres Paz, asesor de Becerril. Requerido, Becerril se negó a responder y dijo que todo es una conspiración de Vladimiro Montesinos.

     

    Oswaldo Ortiz Morán y Juan Luis Artola (derecha), digitadores de los centros de cómputo de San Borja y de Villa El Salvador. Artola ha sido denunciado y está prófugo. Ortiz aún no ha sido comprendido en el proceso. Se hacía llamar "Cachorro".

    Escribe
    Cecilia Valenzuela
    imediaperu.com

    DOS conversaciones telefónicas grabadas entre el congresista electo permitieron identificar su voz, que aparece en más de un registro sonoro de televisión. El siguiente es el primero de esos diálogos.
    Oswaldo Ortiz Morán: ¿Aló?
    Antonio Becerril: Sí.
    O: Buenas, ¿con el señor Antonio Becerril?
    B: ¿De parte de quién?
    O: De parte de "Cachorro".
    B: El te contesta.
    O: Oe, tío ¿qué fue de la reunión de hoy día, que se iba a llevar a cabo?
    B: ¿Quién dijo que había reunión hoy día?
    O: Usted está diciendo que iba a haber reunión.
    B: ¿A quién le dije?
    O: Que se iba a reunir tanto con "Aldo", como con "Armando" y que íbamos a ver eso.
    B: Ayer hablaste con "Aldo" ¿o no?
    O: No, no, para nada.
    B: ¿No te llamó "Aldo"?
    O: Sí, pero usted me dijo que iban a...
    B: No, estoy preguntando: ¿hablaste con "Aldo" o no?
    O: Sí, pero casi nada. Que nosotros íbamos a reunirnos, si no era con usted, que ya no se podía, pero iba a ser con "Lobo".

    Víctor Antonio Becerril: el testimonio de uno de los digitadores confirmaría que compreo votos.

    B: Ya.
    O: Para ver sobre el trabajo que usted prometió y sobre la cuenta.
    B: Pero ayer "Aldo" me dijo que ustedes no querían trabajo, que querían la plata; y yo quería saber cuánto querían de plata. Eso es lo que me dijo "Aldo".
    O: Y ¿cuánto usted cree? Viendo el trabajo que se ha hecho.
    B: Yo quiero ver primero qué es lo que han hecho, cuál ha sido el aporte.
    O:
    Pero le hemos apoyado con los puntos. Usted ha visto que se le han colocado ¿sí o no?
    B: Por eso te digo: tengamos una reunión hoy día, creo que podemos reunirnos a las cuatro de la tarde.
    O: ¿A las cuatro de la tarde?
    B: Ajá.
    O: Ya y hablamos sobre todo eso, los votos que se han metido, todo eso.
    B: Tú podrías ver, tú cuadras allí con el reporte que yo tengo de mis mesas, con el reporte que al final aparece en el reporte distrital. Cuadran bien con el "Lobo" y ya vemos cuánto es. O sea cuánto quieren de plata y yo encantado arreglaré con ustedes.
    O: Pero todo lo que se ha arriesgado, también eso. Más por eso.
    B: Bueno, eso ya lo tratamos allí.
    O: ¿A las cuatro, dónde?

    Marco Torres Paz, "Lobo" sería el enlace con los digitadores implicados en el caso.


    B: A las cuatro de la tarde en... allí en el mismo sitio.
    O: En el mismo sitio, allí hablamos de todo lo que se hizo.
    B: O.K.
    O: O sea todo lo que se ha hablado desde el comienzo, o sea sin alterarse.
    B:No hay problema, "Cachorro", no hay ningún problema, ahí lo tratamos. ¿Ok?
    O: Ya.
    B: Ok.
    O: Ya, hasta luego.
    B: Chau.
    La segunda conversación ocurrió minutos después de la primera, entre Juan Luis Artola, denunciado por el JNE ante el Ministerio Público el martes 16 de mayo, y "Aldo", quien, según los digitadores, es sobrino de Absalón Vásquez:
    Juan Luis Artola: Aló, ¿"Aldo"?
    "Aldo": Sí.
    JLA: Oe, qué te ha dicho Antonio Becerril.
    A: No he hablado con él, hermano, ya.
    JLA: ¿Ya no has hablado con él?
    A: No, ya no.
    JLA: Mira yo acabo de hablar con el "Lobo" y el "Lobo" ¿sabes qué me dice? Cuñao, yo ya me zafé, ustedes arreglen con el tío. Mira cuñao, yo ahorita sigo intentando cobrar mi billete en la ONPE y sigue retenido mi cheque porque dicen que tengo que pasar de todas maneras por lo que es esto... jurídico , esa h..ada. Cuñao, qué hago yo ahorita, por las huevas nos hemos arriesgado allá, por las huevas le metemos votos al hombre, para que después nos caguen así.
    A: Sí pues, ése ... es un rata.
    JLA: Ahora, qué te ha dicho a ti, h.
    A: A mí me dijo que él no me podía dar mucho billete.
    JLA: O sea, no quiere soltar billete, ¡por las huevas se le ha hecho el trabajo!
    A: Así, exacto. Es lo que él me dijo. El les puede dar 100 dólares máximo, máximo 150.
    JLA: ¿150?, ¿dólares?
    A: Máximo me dijo.
    JLA: Ta' bien huevón.
    A: Por eso yo les dije pe' cuñao, el día que ustedes hablaron era la última vez para que ustedes zanjen todo pe'.
    JLA: Ya, pero cuñao, tú sabes.
    A: Ahora, el pata agarra y me dice: tú habla con ellos, 'tán que me quieren chantajear.
    JLA: O sea, nosotros somos los chantajistas, nosotros arriesgamos el pellejo en la ONPE de Villa, ahorita yo no puedo cobrar mi cheque, estoy pateando latas, estoy cagado. Ahora, de dónde saco yo, cuñao, estoy sin chamba, pe' "Aldo". ¿Cómo ha quedado lo de la chamba?
    A: Déjame ver, voy hablar con mi tío.
    JLA: De aquí ¿cuándo hablarás con tu tío?
    A: Todos los días pe' cuñao, pero tengo que ver qué tiempo me dé.
    JLA: Ya, ahora entonces qué hacemos... ¡Ah!, lo hemos llamado al tío y el tío dice que para encontrarnos hoy a las cuatro de la tarde en el hueco pe', en el Jockey.
    A: Ah, como si fueran enamorados. Ya pídanle allí.
    JLA: O sea, tú no vas a ir, ¿no te vas a aparecer?
    A: No, no, bueno él no me ha llamado ¿no?
    JLA: Oe y qué fue lo que me dijiste, de que lo amenacemos con ir a la prensa.
    A: No pe', eso es lo que yo digo, pero lo va a tomar como chantaje.
    JLA: Escucha, ¿sabes lo que me ha dicho?, ha dicho que él va a sacar de su reporte qué cantidad de votos le hemos metido, para recién ahí soltar algo.
    A: Mira (dile), nosotros no le hemos metido menos de 4.000, en el peor de los casos le hemos dado 3.000. Y, a la mierda, 3.000.
    JLA: Ya 3.000, nos cerramos en 3.000 votos.
    A: Escúchame, dile: le hemos metido tres, ya. Él te va decir: sí, ya tres; y cuánto quieres por esos tres. No, mire ve, lo que nosotros le queremos hacer ver es que nosotros nos hemos arriesgado, hemos perdido el empleo.
    JLA: Cuñao, tú sabes que en Villa casi nos han detenido.
    A: Escúchame.
    JLA: Ya, ya te escucho.
    A: (dile) Para usted el arriesgarme, el arriesgar un puesto de trabajo y jugármelo y me iban a meter en la cana si me descubrían ¿implica 100 ó 200 dólares? Pero usted cree que eso es suficiente, no sé, pero para mí, no me parece. ¡A la mierda!, porque es un riesgo que ustedes han corrido, los patas de la UNI, todos están con proceso.
    JLA: ¿ A los patas de la UNI le han metido proceso judicial?
    A: Mira (dile:) dame una luca; una luca gringa para todos y nos olvidamos de los problemas, quedamos bien porque si más adelante hacen una auditoría allá en el centro de cómputo, yo me voy a cagar.
    JLA: Ya, pero tú sabes que allí están metidos varios, puta mare. Dime una cosa, este...De todas tu tío va a ver con nosotros lo de la chamba.
    A: Todo va a ver.
    JLA: Sí, pero con una chambita, háblale al tío Absa, pe.
    A: Eso lo vamos a manejar, pe cuñao. (lo otro) Manéjenlo bacán, cuñao, dile: que el "Lobo" nos quiere pasear. Nosotros sabemos que él es periodista, nosotros también conocemos gente que es periodista, dile.
    JLA: Bueno, pero ayer tú le dijiste al Pelao que Absalón nos iba a apoyar, no sé qué tanta vaina con lo de la chamba.
    A: Qué, qué, qué. No a ese h. yo no lo he mencionado para nada.
    JLA: O que tú ibas a ver lo de los papeles y se los ibas a dar a no sé quién. El Pelao me dijo.
    A: No, no, no confundas, pe cuñao, ahí me van a amargar, a ese huevón no lo toques.
    JLA: Nada que ver ahí.
    A: Es otro tío que tengo.
    JLA: Ahhh, ya.
    A: ¿Entiendes?
    JLA: Ya.



    Aumentos Sospechosos

    ¡Milagro! De los 11 mil 943 votos finales, Francisco Tudela obtiene 31 mil 674.

    Escribe ALBERTO ADRIANZEN

    EN estos últimos días el número de denuncias sobre el mal funcionamiento de la ONPE se ha incrementado. Si bien su presidente, José Portillo, ha pretendido negarlas, hay suficientes hechos que demuestran lo contrario. Aquí un ejemplo.

    1.- Tomemos tres votaciones preferenciales de igual número de candidatos de la agrupación Perú 2000, cuando el cómputo se encontraba en: 96.2%, 99.2% y 99.7%. Los candidatos son: Francisco Tudela, Absalón Vásquez y María Jesús Espinoza.

    2.- Si se observa detenidamente este cuadro, podemos señalar que el voto preferencial de los tres candidatos, cuando se pasa del 96.2% al 99.9%, es decir cuando se contabiliza un 3.7% más de los votos, sube en forma extraordinariamente significativa. Así tenemos que la votación de F. Tudela se incrementa en 119,750 votos lo que representa el 14.79% de su votación total; la de A. Vásquez en 115,671 votos, lo que significa el 16.05% de su votación total; y, en el caso de M.J. Espinoza el aumento es de 18,324 votos, lo que representa el 19.73% de su votación total. El incremento es espectacular si se tiene en cuenta que el porcentaje en que aumenta el escrutinio es realmente marginal.

    VTudela, Absalón Vásquez y María J. Espinoza incrementan votos por medio de alguna vara mágica.


    3. El 3.7% del total de votos válidos representa 367,611 votos. Ello significa que un 32.57% de electores (de esos 367,611 votos en juego) debieron votar por el señor F. Tudela. En el caso del señor A. Vásquez la preferencia llega a 31.46%. Estos porcentajes son realmente altos y difíciles de alcanzar, más aún si se tiene en cuenta que compiten diez listas con 120 candidatos cada una.

    4.- El otro hecho extraño, por decir lo menos, es el incremento de la votación de F. Tudela cuando ésta pasa del 99.2% al 99.9%. Según los datos de la ONPE, el aumento es de 74,509 votos. Ahora bien, si se tiene en cuenta que el 0.7% del total de los votos válidos es de 69,548, es imposible matemáticamente que el señor Tudela suba esa cantidad de votos, puesto que dicho incremento es mayor al 0.7% de los votos válidos que están en juego.

    5.- Las preguntas son simples:
    ¿Cómo es posible que estos tres candidatos en tan sólo 3.7% del recuento de los votos válidos incrementen de manera tan significativa su propia votación?
    ¿Cómo el señor Tudela puede aumentar sus votos más que el total de votos válidos que están en juego en ese momento?
    ¿Qué explica el cambio en la tendencia de estos tres candidatos en tan poco porcentaje de votos en juego?

    6.- Estos datos mostrarían, si no se modifica el comportamiento de la ONPE, que la segunda vuelta se desenvolverá en condiciones similares a las de la primera vuelta, es decir, nada transparente; más aún cuando el diferencial entre uno y otro candidato podría ser de tres por ciento, que es, justamente, donde han existido cambios realmente extraños y sospechosos en la votación para el Congreso.
    A los pocos días de que terminé este breve texto, la ONPE dio el resultado al 100% del voto de los congresistas. En este último incremento de 0.1%, el voto preferencial de Francisco Tudela vuelve a sorprender. Esto es lo extraño y lo imposible.

    a) Lo extraño es que cuando el voto a los congresistas se incrementa de 96.2% al 100%, Tudela obtiene un aumento de 151,424 votos, con lo cual logra en ese intervalo el 18% de su votación total. En el incremento entre 96.2% y el 99.9% de la votación a los congresistas, Tudela sólo había logrado el 14.79% de su votación total.

    b) Ello significa que cuando el voto al Congreso se incrementó del 99.9% al 100%, es decir en 0.1%, Tudela obtiene 31,674 votos. Ello nuevamente es imposible matemáticamente puesto que el 0.1% del total de votos válidos para el Congreso, que ascienden a 11'942,810, es de 11,943. Dicho de otra manera, de los 11,943 votos que faltaba contabilizar, Francisco Tudela obtiene 31,674. Como se puede observar, eso es imposible y merece una respuesta.


     

  • ../secciones/Subir

  •    

       
    Pagina Principal