Edición Nº 1620

 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Controversias
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Mal Menor
  •  

     

     

    ARTICULO

    26 de Mayo de 2000


    De Tudela a Tudela
    Alejandro Tudela Chopitea habla sobre los dilemas y
    aspiraciones de su primo Francisco Tudela.

    El entusiasta papel de Francisco Tudela en la campaña fujimorista provoca en su primo Alejandro Tudela Chopitea reflexiones políticas y humanas. En la entrevista, habla de los anhelos presidenciales, la gratitud por el rescate donde se le salvó la vida y el despotismo ilustrado del candidato a la vicepresidencia.

     

    El primo del candidato. Abogado de profesión, periodista de opinión.

    EL doctor Tudela Chopitea es abogado de profesión, periodista de opinión (mantuvo la columna El Tonel de Diógenes en El Comercio y colabora con Liberación), aficionado a la historia y político (candidateó en 1990 en la lista de Somos Libres). Cuatro razones que le permiten cantarle claro a su primo Francisco Tudela Van Brueghel-Douglas. Ha sido su amigo y la primera anécdota de juventud que le viene a la memoria la protagonizó con su primo cuando se unieron a una manifestación en la puerta del Círculo Militar, donde el dictador Velasco agasajaba a Raúl Castro, hermano de Fidel, horas después de haber confiscado la prensa. Salieron corriendo en medio de la balacera.
    La amistad empezó a diluirse en los 90 cuando FT se lió más estrechamente a sus nuevos amigos de Cambio 90 y el Opus Dei. Su compañero de colegio Rafael Rey fue precisamente quien lo invitó a candidatear al CCD en 1993. Alejandro no fue testigo cercano de su progresivo fujimorismo ni de su pasajera disidencia en 1998. Más lejos estuvo del Tudela reenganchado que se comió sus reparos, si los tuvo, y se lanzó en plancha; pero nos ofrece fundadas especulaciones sobre los motivos, anhelos presidenciales y dilemas de su primo.

    -¿Cuál podría ser el motivo principal del compromiso de Francisco Tudela con el régimen?

    El canciller Francisco Tudela y Varela en los '40s.


    -Debe ser una mezcla de sentimientos y convicciones. En primer lugar, está la gratitud por el rescate de la Embajada. Luego, está la creencia de Pancho sobre lo que debe ser una "democracia funcional". El es un demócrata que cree en la autoridad y si se desliza en ella el autoritarismo que sirva al orden y a la convivencia pacífica, pues que la haya. Agrego otro factor: Pancho tiene un antepasado, su bisabuelo Francisco Tudela y Varela, que puede ser un modelo para él. Fue un importante personaje del fin de la República Aristocrática, canciller del 2o. gobierno de Pardo en 1917, luego embajador en Washington y jefe de la misión peruana en la Liga de las Naciones, antecedente de la ONU. Pancho ha sido también canciller, representante del Perú en la ONU y, finalmente, querrá algo que para su bisabuelo ya es imposible, ser presidente del Perú.
    -¿Le parecen evidentes sus aspiraciones presidenciales?
    -Me temo que sí. Creo que no pueden ser más antiguas de dos años, luego de que fue rescatado de la Embajada.
    -¿Algo así como "el Perú me salvó la vida, yo se la salvaré al Perú"?
    -Habría que ir al diván para saberlo. Yo dejaría de lado su alejamiento por el caso Ivcher, que no fue explicitado en su momento sino a posteriori, tanto que se puede especular si fue un guión. Mi impresión es que él concibe una aspiración presidencial no tanto como una interiorización propia sino a partir de una invitación de Fujimori.
    -Se dice que los militares lo imponen en la plancha.
    -Creo que la cúpula militar sólo puede concebir que tiene duración en el tiempo si encuentra figuras que puedan suceder a Fujimori.
    -...Sobre todo alguien apegado a la religión y al orden.

    "Ahí (en el baile) es donde se le ve totalmente postizo. Pancho no ha crecido como político tradicional".


    -No se qué tan practicante sea. Su matrimonio sí es muy religioso pues su esposa Lucila Gutiérrez es militante del Opus. Sobre lo segundo, puedo decir que no hay militares destacados en la familia y él, por dispensa de estudios, no hizo el servicio militar. No creo que admire el militarismo en sí, sino que estima que las fuerzas armadas son indispensables para sostener al gobierno.
    -¿Qué me dice del ejercicio cínico al que están acostumbrados todos los voceros de un gobierno autoritario, y que en Francisco Tudela resulta particularmente ostentoso?

    -Voy a decir algo de lo que me he estado cohibiendo. Pancho es un excelente representante del despotismo ilustrado. Es de los que consideran que frente a la falencia de condiciones para que el Perú sea un país realmente democrático, tiene que incurrir en un ejercicio autoritario que se legitimaría en esa "inteligencia predestinada" del hombre que se pone por encima de las limitaciones. Pancho es consciente de su cinismo y sus sofismas pero seguro convalida eso pensando en las características positivas de Fujimori como capacidad de decisión y pragmatismo y a eso le agrega aquello que éste no es y él sí, un ilustrado. No veo una relación profesor alumno Fuji-Pancho pero sí existirá en ese entorno la idea de que el Perú podría llegar a tener un gobernante que mantenga las dotes de estadista firme de Fujimori y que sume el encanto del déspota ilustrado...
    -Y que sepa bailar el ritmo del Chino...
    -Ahí es donde se le ve totalmente postizo. Pancho no ha crecido como los políticos tradicionales, su liderazgo ha sido sobre todo académico. Sus aspiraciones presidenciales están sujetas al plan fujimorista y a si el pueblo lo va a permitir. A diferencia del despotismo ilustrado del XIX donde al gobernante lo elegía Dios ahora no queda más remedio que ser elegido por el pueblo. (Fernando Vivas).


     

  • ../secciones/Subir

  •    

       
    Pagina Principal