Edición Nº 1616

 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Controversias
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Mal Menor
  •  

     

    27 de Abril de 2000

    Por LORENA TUDELA LOVEDAY

    La Quinta Pata
    de la Oposición


    AY hija, como si una no tuviera bastante con los pacientes (que dicho sea de paso, estoy aterrada porque en una misma semana han venido al consultorio una señora Chumbiauca y un muchacho Farfán a pedir "análise", ¿será que los niupes también tienen neura?), como para que encima Mario, Baruch, Genaro y El Telúrico Toledo me pidan que sea la "quinta pata de la revolución democrática", como me dijo un tiburcio que me llamó de parte del Yuppie Tiahuanaquense, hija, y que casi me hace desistir cuando a la siguiente me suelta, "esperamos que pongas tu hombrito, madre".
    El primero que me lo pidió fue Mario, con quien me reuní la semana pasada en Oslo, hija, y te lo juro que lo vi gordo como una terma de hotel pero con unas ganas de venir a luchar por la democracia que te lo juro, o sea, cuando yo lo escuchaba hablar de la globalización y el fin de las dictaduras, pucha, no me aguanté y le dije, "Mario, acepto, es que si entre nosotros no nos ayudamos ya qué nos queda...".
    Bueno, después me llamó Baruch (of course, la llamada fue cargada a mi cuenta) y bueno, qué quieres que te diga. Ni bien había colgado, con el compromiso de pensarla quinientas veces, y me avisa la Jessikah's Jesseniah's que me estaba llamando "ese señor que era de la Gisela su novio". "Merde", pensé, "lo único que me faltaba, otro niupe para terapia" pero no, había sido Genaro, que me buscaba para lo mismo y yo la verdad, hija que me comencé a marear un poco.
    Pero cuando contesto yo de frente la llamada de un tal Júvert Munayco, que quería conversar conmigo "para clarificar unos asuntitos que en sí revisten una gran preponderancia para el quehacer de la realidad nacional", pucha, casi me cago parada, hija, para decirlo con toda la crudeza que la situación demanda.
    Bueno, lo cierto es que ya estoy en el caballo y sólo me queda tirar para adelante, aunque debo confesarte que cuando pienso en Mario, pucha, el caballo me parece uno de esos ejemplares de paso que crían mis primos Peschiera en Chincha y que te lo juro, o sea, son de una pureza racial tal que hay algunos a los que hasta les he sentido mirada de parientes, no sabes. En cambio, si te soy franca, con el resto, ay no sé, es como andar en burro percherón, pero a la vez, pucha, perfectamente consciente de mi responsabilidad política en la tarea heroica de tirarse abajo a El Chinete Cochino y a toda su camarilla, aunque debo confesarte que desde que Martucha, ag, se autotiró la piedra en el ojo, pucha, me da tanta pena que he pensado decirle a El Cuchimilco Harvardiano que le ofrezca la concesión del servicio del café en la SUNAD porque pucha, con un ojo de menos lo puede hacer perfectamente, ¿no te parece?
    Ya, ahora mi tarea principal consiste en imaginar una plataforma para Mario, Baruch, Genaro, El Chimbotano Internacional y yo, a la que podamos integrar al segmento que me han encargado trabajar, compuesto por Diego García Sayán (¡ay, todavía me duele!), Maripí Pinillos, Fran Sagasti, Marimí Miró Quesada, mi tío Javier, Mariló López de Romaña, mi tío Fernando, Maridí Díaz Ufano, Roque, Marischienka, Dionisio, Susana, Mayú, FOZ (¡ay, también me sigue doliendo!) y todo el grupo de Totoritas, ¿te puedes imaginar?
    Bueno, entre mis funciones está la de organizar un mitin y hasta ahora no sé bien si hacerlo en el jardín de la casa Moreyra, o en el Parque de la Cultura, pero bien hacia el Museo, hija, que es donde tienes la mejor vista. La cosa es que ando como un picaporte de acá para allá entre que contrato equipo de sonido y estrado, mando imprimir banderolas, más el coctelito de Marisa y todo el asunto. Además, o sea, como para competir con El Jalado Nauseabundo, pucha, se me ha ocurrido poner un grupo de baile, pero nada que ver con esos bofes llenas de plumas que hacen zangolotear a Pancho (no me hables, no me hables) con unos ritmos de tribu antropófaga, no; estoy negociando con las bailarinas de Integro para hacer esa noche una performance que se llame algo así como Demo-Existencial, que puede ser un boom en C, D y hasta en E, ¿no crees?
    Bueno, te dejo porque Mario me está llamando por la otra línea, seguro para que le chismee sobre la última burrada de El Arybalo con Ph.D., qué le vamos a hacer, así es la política. Chau, chau. (Rafo León).

     

  • ../secciones/Subir

  •    

       
    Pagina Principal