Edición Nº 1611

 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Controversias
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Mal Menor
  •  

     

     

    ARTICULO

    24 de Marzo de 2000

    Genaro y el Fantasma
    No es un juego de niños, ni sólo una disputa empresarial. Es un asunto de libertad de expresión en un momento crítico.

    En junio de 1999 el Canal 13 fue asaltado en acatamiento a una polémica sentencia judicial que favoreció a uno de los socios de la empresa, el mejicano Angel "El Fantasma" González , enfrentado a Genardo Delgado Parker por la propiedad de la emisora. El escándalo pronto trascendió fronteras. El lunes pasado Delgado Parker se entrevistó con el presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA, Helio Bicudo, y su secretario general, Jorge Taiana. La CIDH, el 11 de marzo último, solicitó al gobierno peruano la adopción de medidas cautelares para preservar los derechos de Delgado Parker. Es la primera vez en la historia que la CIDH emite una resolución semejante por el tema de libertad de expresión. A continuación, el guión de la telenovela.

    El Cheque.- Febrero de 1997. Genaro Delgado Parker gira a Angel González US$ 2.5 millones con un cheque de Atlantic Security por el 25% de las acciones de Red Global (Canal 13). Fue el inicial de US$ 6.7 millones en la que se valorizó el paquete. El acuse de recibo del mismo González aparece a la derecha.

    El gobierno podría patentar el método de las "peleas entre accionistas" como mecanismo para silenciar a los medios incómodos. Sólo se requiere el control absoluto del sistema judicial, y funciona. El problema es que ahora nadie parece creer en la veracidad de esa comedia. Una resolución de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos así lo indica.

     

    LA medida cautelar de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) le cayó como un garrotazo al gobierno. Según expertos como Diego García Sayán, nunca antes la CIDH había dictado una resolución de esa naturaleza en tres décadas. No cabe duda que el gobierno peruano está provocando innovaciones en el ámbito del sistema internacional de protección de los derechos humanos.
    Hasta ahora sólo se dictaban medidas cautelares cuando existía peligro inminente para la vida, la salud o la libertad de las personas, no por asuntos de libertad de expresión.
    El fundamento de la resolución de la CIDH es que "existe una situación de grave riesgo" por lo que es necesario dictar medidas cautelares para evitar "daños irreparables".
    Las medidas que solicita la CIDH son claras y sencillas: que se dicten las medidas para reponer a Genaro Delgado Parker en la administración de Red Global (Canal 13) y Radio 1160.
    La CIDH pide que el gobierno peruano le informe en quince días sobre la adopción de esas medidas, y que se actualice la información cada treinta días.
    Esta resolución sin precedentes, sólo se explica en una situación como la peruana. Sin el antecedente del despojo de Frecuencia Latina a Baruch Ivcher y sin el clima de ataque reiterado a los medios de comunicación independientes, hubiera sido imposible una medida como la emitida por la CIDH.
    Porque implica que está perfectamente claro, para esa Comisión de la Organización de Estados Americanos (OEA), que los pretextos usadas por el gobierno peruano -"es un lío de accionistas"- carecen de credibilidad.

    González: "El Fantasma".


    En efecto, desde el punto de vista formal, es una disputa entre socios, en la cual aparentemente el gobierno no tiene nada que ver. Pero ese cuento ya no lo cree nadie.
    Por cierto, las medidas de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos -que funciona en Washington- sólo tienen carácter de recomendaciones, a diferencia de las de la Corte Interamericana (con sede en San José, Costa Rica), que son de acatamiento obligatorio. Por eso el gobierno ha pretendido retirarse del ámbito de la Corte, pero se ha quedado en el de la Comisión, porque sabe que las recomendaciones de ésta no lo obligan.
    Sin embargo, las recomendaciones de la Comisión no acatadas por el gobierno peruano, llenan un archivador entero. Y si bien puede burlarse de la CIDH sin recibir sanciones formales, es claro que la acumulación de desacatos -como ningún otro gobierno de la región-, produce un creciente malestar en la comunidad hemisférica.

    TODO UN ANGEL

    La disputa entre Genaro Delgado Parker y el mexicano Angel González por el control de Global Tv. Canal 13 se remonta al año 1997, cuando González le compró el 50 % de las acciones de Red Global a la familia de Ferrari. Inmediatamente, González le vendió a su vez la mitad de su participación a Delgado Parker.
    Así, en ese momento, González tenía el 25 %, Genaro Delgado el 25 % y la familia de Ferrari 50 %. Sin embargo, según fuentes cercanas a Delgado Parker, González inscribió las acciones de ambos a nombre de su representante, Humberto Leguía Puente.
    Leguía, administrando el Canal 13, endeuda al canal con la empresa de González, Belleville, que distribuye enlatados, según fuentes allegadas a Genaro Delgado.
    En julio de 1997, Delgado Parker compra el 50 % de las acciones de Global Tv a la familia de Ferrari, con lo cual pasaba a tener el 75 % del total y González el 25 %.
    Sin embargo, el mejicano se niega a transferir a Delgado Parker el 25 % de acciones que éste le había comprado -y que están inscritas a nombre de Leguía-, aduciendo que Global Tv. tiene una deuda con su empresa Belleville. Allí se inicia la disputa.
    La controversia llega al Poder Judicial, a la jueza Sara Mejía, que en junio de 1999 entrega el control de Global Tv. a Julio Vera Abad, a quien Leguía transfiere -ilícitamente según Genaro Delgado- el 50 % de las acciones.
    En enero del 2000, Genaro Delgado trata de recuperar el control de la empresa. Aun si sólo fuera propietario de la mitad de ella, este año le correspondería la dirección de la misma. Pero nuevamente la jueza Mejía lo impidió, desconociendo a través de varias resoluciones las decisiones de una Junta de Accionistas realizada en enero de este año.
    El caso de la Radio 1160 fue también escandaloso. Cuando César Hildebrandt había empezado a transmitir un programa político, los equipos de la emisora fueron embargados por la demanda de un acreedor, el 2 de febrero. Ocho días después, la radio empezó a transmitir nuevamente con equipos prestados, y le volvieron a embargar el transmisor. Lo increíble del caso es que el acreedor se negó a recibir el pago que reclamaba y ejecutó el embargo.
    Adicionalmente, Genaro Delgado debe enfrentar tres denuncias penales por fraude, apropiación ilícita, estafa y falsedad genérica, interpuestas por Panamericana Televisión y Casport S.A., empresa de González.

    Los Otros Cheques.-
    3 de febrero de 1997. Angel González compra a Vittorio de Ferrarri el 50% de las acciones de Red Global por US$ 12.5 millones. Gonzales emite el siguiente cheque (US$ 5 millones) con el cual cancela la inicial. El restante lo cancela en letras. El 19 del mismo mes, Gonzales vende la mitad de esas acciones a GDP (ver cheque anterior). En julio de 1997 GDP compra a los de Ferrarri el otro 50 % del canal (abajo), pasando a tener 75 % de la empresa.


    También están enjuiciados funcionarios de empresas de Genaro Delgado: Federico Castro Ramírez, Eduardo Bruce Montes de Oca, Pedro Mujica Benavides, Genaro y Gustavo Delgado Cafferata, hijos de Delgado Parker.
    Todas las denuncias están en trámite y penden como espadas de Damocles sobre ellos. De hecho, han caído en la telaraña judicial en la cual el gobierno atrapa pegajosamente a quienes no se someten.
    Pero ¿quién es Angel González, ese misterioso personaje al que pocos conocen personalmente?

    EL FANTASMA

    Un fantasma recorre América. No es el comunismo, como antaño, sino el mexicano Angel González, apodado El Fantasma por su perfil bajo y su discreta, casi subrepticia, manera de apoderarse de estaciones de radio y Tv. en el continente.
    A mediados de 1999 su pequeño imperio ya poseía 25 estaciones de Tv. en un ámbito que abarca desde Méjico hasta Chile incluyendo, por supuesto, al Perú, según la revista América Economía. En ninguna parte parecen quererlo mucho.
    En Guatemala, donde conoció a su esposa y empezó a construir su grupo empresarial, es propietario -vía sociedades anónimas- de todos los canales de Tv. de señal abierta, de 37 emisoras de radio y de buena parte de los cines de la ciudad de Guatemala. Esa aglomeración contradice no sólo la ley sino la Constitución de ese país. En enero de este año cerró un programa de prensa dirigido por un periodista opositor al presidente Portillo, provocando un acalorado debate sobre el monopolio privado de la Tv.
    En Costa Rica, el diario El País escribió que "la estrategia de González se define por una enorme agresividad cuyo objetivo es aplastar a la competencia, comprándolo todo".
    Uno de los métodos que usa para controlar estaciones de Tv. y radio, es capitalizar las deudas que tienen con él. Es el caso de Andina de Tv. Canal 9 en el Perú, según América Economía.
    Su política es reducir los costos al mínimo y aumentar las ganancias al máximo. Para eso disminuye o elimina la producción local -programas de noticias y concursos-, y atiborra la programación de enlatados, que él distribuye.
    Julio de 1997. Delgado Parker y Vittorio de Ferrarri, flanqueados por Federico Castro, abogado de GDP, y José Centty, abogado de de Ferrari. Eran tiempos mejores.


    Ahora González está incursionando en el área de grandes tiendas de venta minorista, que se publicitan en sus canales y radios.
    Y, al parecer, no se hace problemas con los gobiernos. Siempre trata de servirlos y estar bien con ellos, a cambio de favores en sus operaciones.
    En el caso peruano, es el empresario de medios ideal para el gobierno. Interesado exclusivamente en maximizar las utilidades, adecuando la línea periodística a sus necesidades comerciales. Así los quisiera a todos.

    A LA ESPERA

    El gobierno tiene un plazo perentorio para cumplir con la medida cautelar dictada por la CIDH. Si lo hace, César Hildebrandt, reconciliado con Genaro Delgado, podría volver a las pantallas de Tv.
    El gobierno dejaría de tener el monopolio de la Tv. de señal abierta. ¿Lo aceptará? ¿O seguirá acumulando tarjetas rojas del sistema interamericano de protección a los derechos humanos y de la comunidad internacional?

     

  • ../secciones/Subir

  •    

       
    Pagina Principal