Edición Nº 1608

 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Controversias
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Mal Menor
  •  

     

     

    ARTICULO

    2 de Marzo de 2000


    Rechina el Chino
    Denuncia sobre firmas fraudulentas hechas para Perú 2000 hace estallar el proceso electoral. Fujimori titubea al dar explicaciones mientras el escándalo crece.

    El descubrimiento de una fábrica de falsificación de firmas para darle un nuevo rostro a la tercera candidatura de Alberto Fujimori termina de desacreditar, nacional e internacionalmente, este proceso electoral. La reacción al destape de El Comercio demuestra que el régimen ha sentido el impacto en el fundillo.

     

    La "fábrica" de firmas ubicada en Bellavista, cerca de la notaría Medelius. El olor de la denuncia salió de allí y enrareció el ambiente político. El martes, en Desamparados, Fujimori dio pobres respuestas sobre el asunto.

    NO era suficiente la Tv. secuestrada, los muertos que votaban, la prensa estercolera, el candidato regala casas. Había habido explosiones, unas de indignación y otras de insultos, pero esta semana estalló una verdadera bomba, cuya onda expansiva sacudió todo el campo de batalla electoral.
    El Comercio destapó una olla de la que salieron los peores sapos y culebras de estas elecciones tramposas: cerca de un millón de firmas del movimiento Perú 2000 habrían sido falsificadas en una operación de marca mayor, sobre la que CARETAS ya había adelantado algo en su última edición.
    Era el martes 29 de febrero cuando el decano de la prensa nacional publicó una detallada investigación sobre la manera cómo 450 individuos habrían estafado a cerca de 13 millones de electores, vendiéndoles un millón de firmas fraudulentas. Allí estaban los pelos, las señales, los procedimientos.

    OPERACION LAPICERO

     

    El día de su presuntuosa aparición por Tv. anunciando su candidatura. ¿Nada que ver con Perú 2000?

    La operación, según el diario, habría comenzado, hacia agosto del año pasado, en la casa del regidor oficialista de Lima Metropolitana, Luis Navarrete, ubicada en San Martín de Porres. Luego habría continuado en un local cercano a la notaría Medelius, situada en el jirón Ricardo Palma de Bellavista.
    Se trataba, de acuerdo a los testigos contactados, de una labor de filigrana, casi de un nuevo arte manual. Los 450 implicados trabajaban durante 3 turnos rotativos (mañana, tarde y noche), repartidos en 15 mesas distribuidas en 3 pisos, con planillones de la ONPE de las elecciones municipales de 1998 a su disposición.
    Un montón de lapiceros, de todas las marcas y colores coronaban este ritual mentiroso en el que cada participante podía falsificar entre 100 a 200 firmas por día, a razón de 30 por cada planillón. Se elegía, puntillosamente, a las personas que habían votado, de las cuales se tomaba sus nombres y apellidos, menos la firma.
    Para eso estaba esta verdadera "mano negra", que en 27 días habría "fabricado" más de 1 millón 200 mil firmas, con lo que logró las 503.807 que le permitieron su inscripción, algo que el doctor Daniel Chuan, secretario general del Frente Nacional Independiente Perú 2000 (ver CARETAS 1598), no supo explicar de manera prístina.

    ¿CONMIGO NO ES?

     

    Absalón Vásquez cuando presentó su libro en la Universidad Agraria. Las cortinas de la verdad comienzan a correrse.

    Es posible que ya entonces el remordimiento carcomieran a Chuan, algo que, sin embargo, no ha emulado quien es el sospechoso mayor de este presunto tinglado: el presidente Fujimori. Al preguntársele sobre la denuncia, se limitó a sostener que podría ser un problema referido a "uno de los movimientos que conforman la Alianza Perú 2000".
    ¿Puede desmembrarse una parte de la Alianza oficialista sin que se resienta todo el conjunto? ¿No fue acaso la frase "Perú 2000" el producto final de una campaña que empezó sembrando el territorio nacional con el sambenito de "Perú País con Futuro"? ¿Por qué ahora tendría que tener tan poca importancia el movimiento que alumbró al nuevo hijo político-electoral del fujimorismo?
    En el mismo CARETAS 1598 ya se mostraban los empalagosos vínculos entre Chuan y Absalón Vásquez, el número uno de la lista oficialista. Pero además hay otro episodio que desbarata ese parco simplismo del Presidente ante el asunto.
    Luis Navarrete, quien según la versión de El Comercio sería una especie de director del operativo de falsificación, fue uno de los protagonistas de aquel memorable 29 de diciembre, cuando Fujimori se lanzó a esta torva re-reelección. Actuó de relacionista público.
    A media tarde, cuando la prensa montaba guardia en Palacio, se corrió la voz para que acudieran al edificio Guzmán Blanco, ubicado en la calle del mismo nombre. Mientras Absalón Vásquez inscribía la ilegal fórmula presidencial en el JNE, Navarrete y otro personaje entregaba allí los videos del lanzamiento y el discurso presidencial a los periodistas.
    Por añadidura, Migdonio Bellota -ex subsecretario general del APRA aupado en el oficialismo- otro de los presuntos involucrados en la falsificación, es cercanísimo a Absalón Vásquez, al punto que fue uno de los organizadores de la presentación del libro de éste Desarollo Agrario, antecedentes y propuestas para el Siglo XXI, realizado en la Universidad Agraria en octubre del año pasado.

     

    El Notario y Los Notorios
    Oscar Medelius, parlamentario oficialista y notario al parecer embarcado en el operativo que ha dado origen a la seria denuncia por falsificación de firmas. No ha dicho ni mus. Al lado (con flecha encima), Luis Navarrete, sindicado como el director del equipo de falsificadores. Se le ha querido presentar casi como un ayayero de último minuto.Sin embargo, fue uno de los que entregó el video y el discurso de lanzamiento de Fujimori, aquel histórico (o antihistórico) 29 de diciembre. Derecha: Migdonio Bellota, otro notable del entorno de Absalón Vásquez el día de la presentación del libro de este último.

    REACCIONES Y VERSIONES

    Pero el Presidente no ha sido el único que ha pretendido torear este escándalo. Interrogado sobre el asunto, José Portillo Campbell, jefe de la ONPE, sostuvo, afligido, que "tendremos más cuidado la próxima vez" y añadió que está tan atareado que investigará "después de las elecciones" ¡Cómo si no fuera un asunto trascendental y no estuvieran también implicados los planillones de la ONPE!
    Martha Chávez, por su parte, siempre lista para apagar denuncias, atribuyó el hecho a una especie de venganza familiar incendiaria. Según ella, se trataría de la respuesta de El Comercio a la presencia de Martha Meier Miró Quesada en la lista parlamentaria oficialista. Se rumorea que en los próximos días anunciará que las firmas se autofalsificaron solas.
    Los candidatos presidenciales opositores, por su parte, han fluctuado entre la sorpresa y la indignación y sólo Alberto Andrade, periódico en mano y luego de una presentación en el Club de la Banca, calificó el asunto de "gravísimo". Lo cierto es que, ante los hechos, el comunicado que emitieron el mismo día de la denuncia quedó como un rosario de timideces.
    Por lo demás, las versiones sobre una operación de esta envergadura ya flotaban desde hace un tiempo en algunas redacciones. CARETAS tuvo algunos indicios de ella hace algunas semanas y recogió también, en su edición pasada, la denuncia del regidor de Lima Roberto Tronco que sindicaba a COFOPRI como una de las instituciones que brindaba su contribución al fraude.
    Dos agencias de noticias internacionales tuvieron la noticia un par de días antes de la denuncia de El Comercio, pero no con minuciosos detalles. Estallado el escándalo, la noticia también corrió hacia afuera, con lo que es previsible que el entorno internacional se nos enrarezca aún más.
    La agencia EFE tituló uno de sus cables así: "Denuncias de fraude cada vez más graves contra el fujimorismo" y en él da cuenta de los diversos incidentes del proceso eleccionario, dentro de lo cual la denuncia de falsificación de firmas es la expresión más demoledora.

     

     

    TRONCO DE DENUNCIAS

    Por si fuera poco, el regidor Tronco arremetió esta semana con nuevas denuncias. En declaraciones a CARETAS sostuvo que éstas operaciones ya se ensayaron en las elecciones de 1998 para lograr la inscripción del movimiento Vamos Vecino, el cual se habría contado con una "ayudita" de municipios amigos del Gobierno.
    De acuerdo a Tronco, entonces como ahora, la fuente de información para pescar nombres, documentos y firmas provendría en primer lugar de diversas oficinas municipales, en las que se registra a los propietarios de predios, a los contribuyentes, a los que hacen algún tipo de trámite en los recintos ediles.
    Así, los municipios de San Juan de Lurigancho y San Juan de Miraflores, en manos de grupos oficialistas, serían diligentes colaboradores de las falsificaciones. Allí, o en algún local de estas comunas, siempre según Tronco, se habría realizado también el llenado de firmas falsas que hoy conmueve al país.
    Otros lugares dedicados a este oficio oscuro habrían sido, según él, la ya mencionada oficina del jirón Guzmán Blanco, algunos locales del Ministerio de la Presidencia, una oficina ubicada en el jirón República de Chile. En todos ellos habrían abundado los lapiceros de colores, o por lo menos habrían sido escenario de alguna coordinación.
    La base de datos, además, provendría también, según palabras de Tronco, de organismos como PRONAA, FONCODES, los ministerios, COFOPRI (tal como señalamos en CARETAS 1607). En todos estos lugares, miles de ciudadanos tienen que registrarse dejando su nombre, documentos e incluso firmando.

    Celedonio Méndez, jefe del RENIEC, y José Portillo Campbell, jefe de la ONPE. Dos funcionarios que debieron haber saltado hasta el techo ante la denuncia. Sólo risas y dudas.


    Por otro lado, la sospecha de que algunos empadronadores de COFOPRI, e incluso de PROFAM, habrían participado en esa oscura tarea es sostenida por Tronco: hacia 1998, desde la oficina de Absalón Vásquez se habría solicitado a esta institución que contrate a una serie de personas que no habían sido capacitadas previamente.

    EN BUSCA DE DECENCIA

    Todo ese tinglado, según este ex miembro de COFOPRI, habría tenido su primer ensayo de orquesta con el "Huanucazo" de las elecciones de 1995 y se habría ido perfeccionando a través de los años, hasta llegar a las sofisticadas operaciones descritas recientemente por El Comercio. Absalón Vásquez llevaría la batuta pero es difícil creer que es el único responsable.
    Parece extraño que él y el congresista Oscar Medelius, más bien del entorno de Vladimiro Montesinos, aparezcan involucrados en este espinoso asunto. Pero quizás no debería sorprendernos. Más allá de las cuotas de poder en disputa, la tenaza de la re-reelección está demostrando ser eficaz y soberbia.

    Regidor limeño Roberto Tronco: más denuncias: el "Huanucazo" habría sido sólo el comienzo.Derecha, Jorge Santistevan de Noriega, Defensor del Pueblo. Escuchó la versión de dos testigos de la falsificación.


    Nuevamente flota la sensación de que nada va a pasar, de que todo va a seguir adelante y no faltará el cándido candidato que proclamará que quienes reclaman por esto carecen de coraje para la contienda. O el obispo que recomiende no preocuparse porque "la política es el uno por ciento de la vida nacional".
    Ocurre, sin embargo, que esta denuncia, sumada a otras, ya rebasó todo pronóstico y porcentaje. De comprobarse ésta -si es que podemos soñar con eso- el proceso, las candidaturas oficialistas (presidencial y parlamentaria), La decencia política, quedaría fulminada.
    La Defensoría del Pueblo ha asumido el caso. Se ha reunido con el JNE, con el jefe de la ONPE, interpretando así la indignación pública. El oficialismo, en cambio, se hunde nuevamente en la desfachatez. Allá ellos y sus falsificadas conciencias. (Ramiro Escobar)


    La Trafa y el Grano
    La lista oficialista en pleno. De acuerdo al argumento del presidente Fujimori, sólo los integrantes del Frente Independiente Perú 2000 podrían verse afectados por la denuncia. ¿Cómo distinguirlos, cómo sacarlos de la lista si están repartidos, como hermanitos, junto con los integrantes de los otros movimientos fujimoristas? Nótese, por ejemplo, al doctor Chuan, secretario general del Frente Perú 2000, con el No. 36.


     

     

  • ../secciones/Subir

  •    

       
    Pagina Principal