Edición Nº 1606

 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Controversias
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Mal Menor
  •  

     

    17 de Febrero de 2000


    LA COCINA FAMILIAR

     

    El chef Rafael Osterling con su madre Fina Letts de Osterling y su hija Bridget. La buena sazón pasa de generación en generación.

    FUE en casa que empezó la querencia del reconocido chef Rafael Osterling por sus aderezos y fórmulas. Es que su madre Fina Letts de Osterling tiene una sazón que ha hecho inolvidables a platos como los Riñoncitos al Vino o el Pollo al Curry. Por eso él dirigió sus ímpetus juveniles al aprendizaje mayor de la culinaria: estudió en la Escuela Cordon Bleau de París; trabajó durante muchos años en Londres y, de regreso definitivo al Perú, se ha instalado en el restaurante Ambrosía donde es el responsable de la carta mediterránea. Con autoridad, destaca la razón por la que prefiere cada cocina: "La francesa por su técnica, la japonesa por su limpieza, la italiana por su sencillez y la peruana por ser sabrosa aunque en técnica le falta muchísimo". Provecho.



    SIRENAS DE NAPLO

    Lesley Wardropper, Beth Ockwell, Katherine Wardropper, Johanna y Chiara Pinasco en las orillas de Naplo. Centro: Rafael Caballero, Luis Peirano, Rhony y Benjamín Alhalel, bañistas de La Isla. Derecha: Giovanna Gonzales, Verónica Delgado, Bertha Peña y Ricardo Belaunde en la lancha deportiva piloteada por Eduardo Cabrejos.


    ENTRE las innumerables playas con que cuenta Pucusana, Naplo es una de las preferidas por los veraneantes. Sus aguas mansas y sus modernas edificaciones así lo han determinado. Pero un recorrido en yate por las costas de este distrito balneario, permitió conocer otras orillas concurridas como La Isla (frente a Pucusana), La Quipa, La Honda, La Tiza, Minkamar, Pelícano, La Yesera y Naplo Viejo. Muchos playeros van bien sea a pasear en velero, yate o lancha deportiva zarpando desde el embarcadero de Naplo, practicar moto acuática (esta playa es el punto de partida de importantes competencias de este deporte y de caza submarina que se realizan en esta temporada), reencontrarse con los amigos que tienen casa en el balneario, o simplemente mirar chicas bonitas. Como los peces, felizmente las hay en abundancia, dice un consuetudinario bañista.

     

  • ../secciones/Subir

  •    

       
    Pagina Principal