Edición Nº 1606

 

 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Controversias
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Mal Menor
  •  

     


    17 de Febrero de 2000

    La Antígona de Watanabe
    Poeta recrea la tragedia de Sófocles en intenso poema dramático. Libro y montaje teatral se celebran en la Casa Yuyachkani.

    Watanabe ha descubierto el teatro, y el teatro al poeta. Ambos se enriquecen con la relación.

    "No es patria lo que es posesión de un solo hombre..." ¿De quién son estas palabras? De algún candidato de oposición?, ¿una nueva misión de observadores electorales? Ninguna de las anteriores. Son propias del viejo Sófocles, puestas en labios de Antígona, y escuchadas en tierras griegas hace 2500 años. Y es que la parábola de la tragedia tiene el poder de convocarnos siempre, más allá de cualquier coincidencia coyuntural: La necesidad de enterrar a los muertos, de reconciliarse con el pasado, de enfrentarse con el poder intolerante con las armas de la humanidad.
    Quizás Antígona nunca hubiera sido feliz. Más niña que mujer, testigo silencioso de la tragedia de sus padres Edipo y Yocasta, ahora enfrenta la muerte de Polinices, su hermano, cuyo cuerpo permanece insepulto. Negarle cualquier rito fúnebre ha sido orden del Rey Creonte como castigo al traidor, pues Polinices murió atacando Tebas, su propia tierra. La adolescente decidirá desafiar al poder y asumir las consecuencias.
    Este es el comienzo del clásico de Sófocles que Yuyachkani presenta desde el 24 de febrero . Ya sabemos con qué fuerza han regresado éstos a nuestros escenarios contemporáneos. Agotadas las ideas y los sueños urgentes, la cultura occidental siempre ha sabido regresar a sus fuentes seguras para mirarse sobre sí misma. Pero siempre queda la posibilidad de tomar el riesgo y traicionar la obra en su mejor sentido: hacerla maleable, desnudarla de todo lo que no sea esencial, y quedarse con su sabiduría profunda. El texto del poeta Jose Watanabe, una versión libre del texto helénico, fue por ese camino.

    Teresa Ralli. Todas las voces.


    Convocado por Yuyachkani, Watanabe ha escrito un poema teatral que sobrepasó las expectativas del grupo. Las de Watanabe eran palabras que no se quedaban sólo en la voz de Teresa Ralli, en su notable interpretación unipersonal, sino que buscan la lectura, en delicada edición. El primer reto para el poeta y para Miguel Rubio, el director, fue huir de la instrumentalización ideológica. "Un clásico puede ser un pretexto para expresar una posición política, y esa no era la propuesta..." comenta Watanabe. Politizar Antígona de acuerdo a la coyuntura produciría un panfleto..."
    Watanabe conocía bien la historia, pero nunca había sido testigo de una puesta en escena. Podría decirse que se acercó al texto en estado virgen. "He mantenido muchas frases de Sófocles en el texto, sería demasiada petulancia eliminarlas. Son frases perfectas y bellas, como "Yo he nacido para compartir el amor, no para compartir el odio". Cómo vas a atreverte a buscar un sustituto?, es absurdo..." admite. (Enrique Planas).


    En Medio del Desconcierto
    Los alemanes del Unterwegs Theather, sacan de cuadro a quienes busquen la seguridad en la danza moderna.

     

    Danza que comparte la riqueza del desconcierto y el riesgo. Nadá esta previsto en esta danza abierta.

    JAI González, coreógrafa peruana radicada en Europa, presenta con su grupo Unterwegs Theather la coreografía "middle of nowhere", que en buen castellano se traduce como "Al medio de nada". Sin embargo, la idea no tiene que ver con el estar perdido, sino más bien con aceptar la humana inseguridad. "Y no solamente aceptarla sino vivirla..." cuenta González. "El misterio del desconcierto está en todos lados. Se trata de luchar por la posibilidad de cambio y riesgo... de eso vive el espectáculo".
    En Heidelberg, Alemania, todos conocen a este grupo fundado en 1988 por la misma Jai González, junto con Bernhard Fauser y Wai Mayans. Su apreciable curriculum y bitácora de viajes tiene que ver con una firme militancia por la danza, no entendida sólo como el producir montajes sino el de intercambiar experiencias con los diferentes grupos que se agitan por el mundo. Para ellos, presentar su montaje en Lima, gracias a la colaboración con el Instituto Goethe, significa levantar un puente que una la danza entre peruanos y alemanes. En junio del 2000, el Unterwegs theater celebra la décima edición de su festival Tanz internacional, una plataforma de encuentros internacionales de danza agitada anualmente en esta ciudad germana. Para celebrar el aniversario redondo, no escatiman esfuerzos para invitar la mayor cantidad de artistas al baile. De Perú, ya ficharon a la bailarina Rossana Peñaloza para que presente su celebrada "La otra Huaringa", espectáculo de danza moderna y tribal que, estamos seguros, les hará comprender a los europeos que en nuestras tierras se bailan los ritmos que nosotros nos inventamos. Tome nota: Middle of nowhere se presenta en la Casa Yuyachkani, en Jirón Tacna 363, Magdalena, hoy y mañana a las 8:00 p.m.


    Domingo de Ceniza
    Domingo de Ramos publica quinto libro de poesía Las cenizas de Altamira.

     

    En encuentro con Europa motiva la escritura del nuevo poemario. Pero la sordidez sigue siendo nacional.

    COMO en muchos poetas de los 80, su creación es producto del vacío y el caos. Como la cueva de Altamira, lleva un desasosiego personal y profundo, que da lugar a conglomerados de ruinas o cenizas de poesía. Domingo de Ramos es un poeta perdido en la urbe y olvidado por ésta. Por eso desde su Altamira cabe la proyección del anhelo, la pregunta, la frase del poeta que conversa consigo mismo y reconoce: Ardo como un sarro rojísimo / La pasión me quema la carne.../ mis palabras huelen a hojarasca y a pestilencia.

    Su exposición se extiende a su generación, heredera de un escenario sórdido y violento. Habla una generación germinada y derrumbada en un caldo de cultivo de podredumbre citadina, que desemboca en cansancio, Recurre, entonces a la icónica china virgen -otrora Sarita- hoy Madonna. El alineamiento viene fatigado -harto de no hallar lugar- y el huaico se potencia por la Shell Company, la huaca perdida se recupera en la Coca Cola y la Marlboro light. La mujer será también referente, zafado y esquivo, en un país muerto donde no hay sitio ni rincón dónde hallarse. Domingo arrastra sus huesos y entierra sus muertos agotándose, y este lastre es su desencanto. Al sexo, la situación vergonzosa y a la precariedad, el poeta contrapone como escape utopías paisajísticas.
    Altamira es arrojada fuera apenas su creación, es la no negada y la no aceptada y se sitúa por lo tanto en un limbo que se lee verso a verso. El movimiento que se generó como valoración de lo popular dentro de la crisis no tiene -con su multitud de almas y de versos- hoy dónde reposar. Esta gran fuerza innata -después de casi 20 años- necesita descanso en la reflexión crítica y ya no sólo en la crítica de denuncia o emergencia. En estos 10 poemas de verso largo, la superposición logra la idea -fragmentada, aniquilada- de un solo aliento, psicótico. La cena de las cenizas desarrolla la proeza de versos rápidos y largos, perversa angustia del poeta y el vigor de la angustia alza un grito sordo, del nonato. (Mafe).

     


    Escultor Sifuentes convoca creadores para trabajar frente al mar.

    Esculturas Playeras

    El artista plástico Luis Sifuentes le da las últimas cinceladas a su más ambiciosa obra: el Primer Simposio Internacional de Escultores. 25 creadores, frente al mar de la playa Redondo en Miraflores, darán forma a los bloques de mármol o el granito que los desafíen. Los creadores, frente al publico curioso, competirán durante diez días en calurosas jornadas escultóricas para liberar del tosco material la mejor pieza. Los premios y menciones honrosas han sido financiados gracias al apoyo de empresas privadas como la Sociedad Nacional de Minería e instituciones culturales como el ICPNA. Terminada la obra, las figuras se repartirán entre las empresas auspiciadoras, mientras que otras serán puestas a la venta en remate. La Fundación por los Niños del Perú estará como primera beneficiada. Se espera, como nos explica el egresado de bellas Artes y coordinador general del evento, que en los próximos años y simposios las creaciones resultantes se fijen en el espacio público, los parques y las playas. Ojalá así sea.

     


     

  • ../secciones/Subir

  •    

       
    Pagina Principal