Edición Nº 1604

 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Controversias
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Mal Menor
  •  

     

     

    ARTÍCULO

    3 de Febrero de 2000

    Angel y Demonio
    La PNP capturó al "Loco Angel", autor de la mayoría de secuestros que asolaron Lima en el mes de enero.

    Perfil Sicológico

    Rasgos de personalidad sicopática, asociada al consumo de drogas por larga data. Explosivo, agresivo, manipulador. Se rige por gratificaciones inmediatas para lo cual no repara en ocasionar daño a los demás y enfrentarse a las figuras de autoridad. No evidencia signos ni síntomas de enfermedad mental. Es responsable de los actos que pudiera realizar.

    Modus Operandi

    -Tres sujetos.
    -Uso de armas cortas (pistolas, una con la cacha niquelada).
    -Empleo de vehículos obtenidos de anteriores hechos ilícitos.
    -Uno blanquiñoso, usa gorro y lentes.
    -Empleo de extrema violencia (causando lesiones, heridas de bala y homicidio).
    -Pericia del delincuente para conducir.
    -Se drogan y beben delante de los agraviados.
    -Se van a comer anticuchos a Comas con los agraviados.
    -Aprovechan que sus víctimas están distraídas o van a ingresar a sus domicilios generalmente en autos.

     

    General PNP Hugo Barrios, de la Divise: "por los agravantes, le espera un juicio por `terrorismo especial' y cadena perpetua".

    DE los veinte secuestros al paso que hicieron de enero un mes de amarga recordación, la PNP ha establecido que quince fueron cometidos por "El loco Angel". Se trata de un feroz y atípico secuestrador. Feroz: porque en todos sus actos, además de las amenazas de rutina, había una cuota de extrema e innecesaria violencia contra los agraviados. Atípico: porque su modus operandi contemplaba el drogarse, beber alcohol y hasta detenerse en puestos ambulantes a comer anticuchos en presencia de sus aterrorizadas víctimas.
    Fue este sujeto, identificado como Angel Humberto García Ochoa, de 29 años, quien el 15 de enero y en cuestión de cinco horas, lideró la banda que secuestró nada menos que a diez personas en Lima y Callao (CARETAS 1603). Una de sus víctimas, el economista Fernando Sattui, no obstante habérsele arrebatado sus gafas, lo recuerda con claridad: de todos los secuestradores, éste era el más agresivo: en todo momento trataba de intimidar y demostrar su superioridad con un vocabulario plagado de lisuras y con incontables y dolorosos golpes que me daba con la cacha de la pistola.
    Cuando el pánico empezó a cundir en Lima, los efectivos de la División de Investigación de Secuestros (Divise), al mando del general PNP Hugo Barrios, recibieron la orden de profundizar sus pesquisas. Por donde pasaba el `loco Angel', ellos pasaban a recoger sus huellas: sacaban información de las nuevas víctimas a veces en el mismo instante en que eran rescatadas de la maletera de un auto. Por el modo de actuar, la personalidad del líder,las acciones violentas contra los agraviados, la coincidencia entre la sucesión de los autos robados y empleados para los secuestros, la frecuencia de los cajeros automáticos y otras variables, se estableció que se trataba de la misma banda -dice el General Barrios. Sólo quedaba esperar que este delincuente cometiera un error.
    Su último plagio fue cometido el domingo 23 de enero. Ese día, con un Peugeot rojo previamente robado, secuestró a una pareja de enamorados en la zona residencial de Chorrillos, se los llevó por la Panamericana Sur burlando el peaje de Villa y luego, tras vaciarles las tarjetas de crédito, los dejó en libertad. Cosa de rutina. Al día siguiente, lunes 24, el `loco Angel' cometió el esperado error: simplemente, continuó manejando el mismo Peugeot rojo. Y un patrullero de la Dirección de Robo de Vehículos (Dirove) lo detuvo en el distrito de La Victoria sin violencia de por medio.
    Las víctimas del `loco Angel' desfilaron por las oficinas de la Dinincri para reconocerlo tras espejo de la sala de interrogatorios. Al verlo, algunos entraron en crisis nerviosa y una de ellas perdió el conocimiento cuando se le vinieron a la memoria los terribles momentos vividos.
    El viernes 28 el `loco Angel' fue presentado a la prensa. En su apurado y custodiado recorrido hacia la camioneta que lo iba a conducir a prisión, le arrancamos las siguientes entrecortadas declaraciones: la vida me ha tratado mal señor, mis padres me abandonaron cuando era pequeño señor, empecé hurtando faros señor, no me daban trabajo porque tenía antecedentes señor, estaba drogado señor, lo hacía por dinero señor, no he cometido ningún hecho de violencia señor, otra persona nos daba las armas señor, secuestro al paso nomás señor, carros nuevos nomás señor, no maté al policía señor, estoy arrepentido señor, ¡no me tome fotos!, ¡tengo mi hijo señor!
    En el local de la Dinincri, con mucho mayor tacto y serenidad, y como una excelente táctica disuasiva, un efectivo de apariencia bonachona se ha hecho `amigo' del `loco Angel' -Loquito, le dice- y ha logrado hacerle confesar más de 40 plagios desde setiembre de 1999, fecha en que incursionó en la modalidad del secuestro. Al cierre de esta edición, Loquito seguía cantando. (Gastón Agurto)



  • ../secciones/Subir

  •    

       
    Pagina Principal