Edición Nº 1596


 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Controversias
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Mal Menor
  •  

     
    2 de diciembre de 1999
    Por AUGUSTO ELMORE


    BIEN dijo González Prada que el Perú era un país de desconcertadas gentes. El ya famoso -para bien o para mal- Pacto de Gobernabilidad ha desconcertado tanto a tantos que hay quienes, desde la oposición a Fujimori se oponen a él y hasta buscan ridiculizarlo o ningunearlo (neologismo que me parece muy peruano). Es cierto que los apristas no están en posición de hablar de gobernabilidad cuando ellos, sin haber demostrado arrepentimiento hasta ahora, desgobernaron el país. ¡Y en qué forma!

    ¡Estos huancavelicanos y estos soldados que lucharon en el Cenepa, qué llorones y enfermizos habían resultado, caramba! ¡Venir a quejarse a Lima por la mala situación por la que atraviesan! ¡Qué tal lisura! ¡Llorones enfermizos!

    Menos mal que la policía los hizo salir de los alrededores de Palacio, para que se vayan a llorar a otra parte. A la Plaza de Armas sólo tienen entrada garantizada, y con palos y piedras, los del SITRAMUN.

    A los soldados que se jugaron la vida en el Cenepa felizmente ya no los vamos a necesitar más, gracias a la paz obtenida por el presidente Fujimori. Así es que más bien deberían estar agradecidos por eso, volverse por donde vinieron y dedicarse a sembrar papas, aunque haya sobreproducción. A estas alturas ya deberían saber que los homenajes tienen su momento y que las palabras y las promesas se las lleva el viento. Que se den por satisfechos con los discursos de entonces, que los guarden bien en su memoria (ojalá que los alimente). ¡A volver se ha dicho! Sin dudas ni murmuraciones. Y menos aún, insisto, con lloriqueos enfermizos.

    Después de escucharlo y verlo en la televisión, y de leer sus declaraciones en diversos medios de expresión, he llegado a la conclusión que el señor Carlos Bruce, a quien no conozco personalmente, actual presidente de la Asociación de Exportadores, Adex, es el dirigente empresarial que el país necesitaba. Claro y valiente en sus declaraciones, y no zalamero con el poder o melindroso y oportunista como otros que conocemos. Uno podrá discrepar de alguno de sus planteamientos, pero es necesario admirar su claridad y sentido de la oportunidad (que es todo lo contrario a oportunismo).

    Personalmente estoy en contra de reducir las penas a que fueron condenados los terroristas. Ninguno de ellos ha demostrado jamás arrepentimiento por la gravedad de sus crímenes y están más bien a la espera de salir libres para unirse a las raleadas huestes que les quedan. No sé cómo a alguien se le puede haber ocurrido un gesto de tan absurda magnanimidad, que sólo puede perjudicar la aparente paz de la que gozamos. ¡No a la reducción de penas y mucho menos a indultos de terroristas!

    Existe una gran cantidad de analistas que analizan las dimensiones de la crisis peruana. Yo creo que la cosa no requiere tantos estudios ni números, basta darse una vuelta por Lima y sumar los letreros de Se Alquila o Se Vende en todos y cada uno de los distritos para saber cómo está la cosa. Por ejemplo, en la calle Manuel Bonilla de Miraflores, a cuarenta metros de la Av. Larco, hay casi diez locales comerciales vacíos y en alquiler, uno detrás de otro, y algunas docenas, sino una centena, en la propia Larco. Esos letreros revelan la crisis mejor que mil estadísticas. Sólo los grandes centros comerciales subsisten mediante una gigantesca inversión en publicidad, sumada a rebajas que alcanzan el 70% en el precio de algunos de los artículos que venden.

    Mientras tanto, las noticias internacionales aseguran que nuestro vecino, Chile, está ya saliendo de la crisis y la recesión que ha caracterizado a varios países de América Latina. Espero que el presidente Fujimori, ahora que estuvo allí, le haya preguntado a su homólogo chileno cómo se hace, porque aquí no hay ministro de Economía que dé pie con bola. Si hemos arreglado el problema del muelle de Arica, podrían darnos la fórmula para salir de la crisis. Es lo menos que pueden hacer. ¿Somos países hermanos, o no?

    En una sola pared, en distintos distritos de Lima, vemos pintados, uno detrás de otro, el lema "Perú país con futuro", que de tan atosigante tengo la impresión de que le va a salir al gobierno como tiro por la culata. Pienso que quienes lo pintan hasta el hartazgo (y quienes han proporcionado para ello ingentes sumas de dinero), tienen la convicción que los que van a tener futuro son ellos, no el Perú. Y si no futuro, al menos presente, y bien remunerado.

    El lema es bueno, pero de tan manoseado y manipulado, se ha vuelto contraproducente. Los opositores al régimen deberían colocar debajo de cada uno de esos letreros que dicen "Perú país con futuro" la frase "Sí, pero con fulano de tal" (para no discriminar entre los candidatos).

    Cuando ya la izquierda peruana y latinoamericana se aprestaba a celebrar el triunfo de su compañero Tabaré Vásquez, a quien algún comentarista internacional calificó como el Allende de Uruguay, por ser médico como éste y por su izquierdismo desfasado, triunfó en la también llamada República Oriental el candidato de centro derecha, Jorge Battle. Es que ya nadie cree en las propuestas de la izquierda, mientras no se modernicen y se pongan al día. La utopía socialista cayó junto con el Muro deBerlín.

     

     

  • ../secciones/Subir

  •    

       
    Pagina Principal