Edición Nº 1593


 

  • Portada
  • Nos Escriben..
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Controversias
  • Lugar Común
  •  

     


    11 de Noviembre de 1999

    Retrato Rebelde
    Enrique Verástegui publica nuevo poemario y nos abre las puertas de su refugio en Cañete.

    Entrevista MARTIN MUCHA

    Por los años en que hizo su primera comunión solía leer tres libros diarios. Actualmente lee "tan sólo" un libro por día. Derecha, Jóvenes Verástegui y Olle con su mejor poema: su hija Vanessa.

    "Llevo un sol en los bolsillos / pero ya no tengo nada en mí" con estos dos versos se inicia "En los Extramuros del Mundo", un poemario que marca el sendero para la posterior obra de Verástegui. Su confesión de parte en la contratapa anuncia un ser que respira versos ("La poesía es para mí una necesidad concreta como comer o dormir, pero consciente y más inmediata"). Luego de treinta años sigue recluido en Cañete, y ve el fulgor de la tarde y de las palabras a través de la breve ventana de su nutrida biblioteca. Allí lo encontramos solo, esperándonos.
    -¿Cuánto cambió Verástegui desde el joven que escribía en los salones de Economía de San Marcos y el niño que jugaba en Cañete?
    -De niño había dos cosas que mezclaba a la perfección: me gustaba jugar y leer. A los 5 terminé "Las Mil y una noches" y muchos otros cuentos, a los nueve años ya conocía toda la poesía peruana. Hoy, soy el mismo adolescente de siempre. Los años me han dejado madurar un poco, pero sobre todo el hecho de que el mundo de hace 30 años que es donde yo aparecí no es ya el mismo.
    -¿Se ha dado en su poética una cercanía a los recursos de las matemáticas y hay también un aire al Tractatus Logicus Philosophicus de Wittgenstein?
    -Eso tiene que ver con mi análisis de la poesía en el curso del siglo que ya se fue. Mi poética apunta al nihilismo, que practicada como tal se autoliquidó a sí misma llegando a negarse a sus lectores pues no se podía comprender. Con el cambio de los sistemas de vida, de las modas, percibí que era necesario volver a fundar la poesía de occidente. Volverla a dotar de capacidad analítica y de conocimiento para salvarla de su inanidad.
    Sobria carátula del nuevo poemario.

    -Pero, ¿eso puede sonar a negar la poesía por la poesía misma?
    -A lo largo del siglo XX ha habido mentes lúcidas que han tratado de cultivar una poesía con conocimiento. Pound, Yeats y el brillante Raymond Queneau son parte de esta corriente.
    -¿Y ante esos autores usted se rinde?
    -Me rindo ante todos los poetas del mundo. Pues para mí la poesía es la amistad, el amor, la solidaridad y la fraternidad y si no tuviese esa consciencia de poesía, no hubiera resistido treinta años de lucha solitaria en el Perú, que es una tierra bella pero inculta y salvaje.
    -Lo cito:"Hacer poesía es comunicarse con el vacío de la matemática. Hacer política, en cambio, es hacer poesía"
    -A lo largo del milenio muchos poetas tuvieron una actividad política que los llevó al exilio y a la persecución como ocurrió con Dante y Quevedo, o que los llevó al reconocimiento en vida como a Goethe. Ese verso que me citas surge de una experiencia concreta que no he podido evitar: que estamos en el Perú y que estamos en una sociedad en crisis. Aunque es mejor decir que el poder está en crisis. Fue un verso visceral que expresa la crisis de fines de los 90.
    -¿Su crisis sentimental la vivió con la escritora Carmen Ollé?
    -Cuando eres joven los poetas se juntan para luchar por el ideal de la belleza del conocimiento y de la vida. Los años te separan porque no hay condiciones para vivir ese ideal en pareja. Cada cual por su lado tiene que seguir viviéndolo.
    -¿Cómo sobrevive, señor Verástegui?
    He sobrevivido porque en algún momento he sacado becas norteamericanas que me permitieron viajar a Europa y también porque tengo una familia que me quiere y que me apoya, no dándome dinero pero poniéndome una taza de café y un pan con queso. Los escritores se mueren de hambre y se mueren para siempre.
    -¿Este aislamiento en Cañete tiene algún fin?
    -Me he acostumbrado a la soledad. Me ha enseñado que es importante para producir cosas más duras y me permite identificarme con el absoluto.

    Paolino Peláez junto a su nieto (Invierno de 1975).Al centro, El rostro adusto del poeta. Derecha, Abril de 1970: Ramírez Ruiz, Pimentel y el zambo. Hora Zero en sus inicios.

     

     


    Poemas del Cuerpo
    Performances en el C.C. de San Marcos.


    Bellas encarnaciones de lo clásico en un ciclo singular.

    SEXTO Sentido es una activa agrupación escénica, dedicada a la creación de performances. El colectivo nació en julio de 1999, a instancias de José Alejandro Ruiz Subauste y Juan Carlos Castillo Cruz. Su preocupación fundamental ha sido, desde ese momento, la investigación del trabajo actoral a través del movimiento. Para la creación de sus espectáculos los artistas utilizan una técnica mixta que proviene de diferentes experiencias, combinando el teatro de movimiento con la danza, la acrobacia, las artes marciales, técnicas de teatro oriental y occidental, el teatro de imágenes y la comedia.En el marco del festival Milenio: Identidad y Utopía, organizado por el Centro Cultural de San Marcos, este viernes 12 se presentará Cuerpos Fundidos, que cuenta con la participación de Mónica Matarozzo. Para el viernes 3 de diciembre, se ha programado Esculturas Vivientes, cuadros vivos de esculturas griegas. La cita es a las 7.00 p.m, en La Casona del Parque Universitario.



    ALERTA AMICAL
    El joven fotógrafo
    Daniel Pajuelo se encuentra postrado
    en el Hospital Neoplásicas. Para aliviar
    su delicada situación, colegas y amigos
    del medio realizarán una exposición-venta
    de diez fotografías.Se ofrecerán cinco
    copias de cada una. La cita es en la Galería
    El Ojo Ajeno, 28 de julio 547, Miraflores.
    Martes 16 (7 p.m.)


    El Libre
    Albedrío
    Encuentro con Ruth Fainlight, voz fundamental de la poesía inglesa.

     
    La escritora posee una copiosa obra poética y narrativa

    RUTH Fainlight es, con seguridad, una voz fundamental de la poesía inglesa contemporánea. Su presencia en Lima se debe a dos eventos: Mujeres y Hombres. Siglo XXI y el encuentro de escritoras Mujeres de la Literatura, organizado por la Universidad de Lima.
    -Inglaterra posee una rica tradición de escritoras que debieron afrontar las oposiciones patriarcales de su época. Pienso en Jean Austen y en Virginia Woolf. Ambas, en tiempos distintos, reformularon el papel de la mujer en la sociedad. ¿Considera que su obra es resultado de un activismo ante ciertas condiciones, por ejemplo, la dominación masculina?
    -Ha mencionado dos casos excepcionales. Austen es considerada una de las grandes novelistas inglesas de todos los tiempos. Lo mismo podría decirse de Woolf. Creo que el hecho de escribir, en el caso de la mujer, nace de un acto de voluntad: la separación del ámbito hogareño, que no supone una ausencia física. Para escribir, no se requiere de un gran espacio. Basta con una mesa, una silla y un rincón tranquilo en la casa. No es el caso de otras actividades. Mi obra nace, básicamente, de una necesidad de exprimir mis posibilidades al máximo. Para una mujer, esto supone una exigencia mayor. Algunos de mis poemas fueron muy bien recibidos por las feministas, especialmente los escritos durante la década de 1960. Reconozco que son feroces, porque era una rebelde (risas). Demandaba la igualdad. Obviamente, mi actitud de hoy es diferente, debido a que tengo más años, más experiencia. Lo importante, en realidad, es que el trabajo del poeta es privado: es el encuentro entre el escritor y el lenguaje. Para exprimirse hay que pensar en forma conveniente y en situación de retiro. Pero no hablo de una forma de vida mística. Es simplemente, una cuestión práctica. Respecto a la mujer, aún queda un gran camino por recorrer (J.Güich R).


    Semana Grande
    Concilio de artistas europeos en el C.C. de la Católica y cine en la Filmoteca.

    Imágenes finlandesas: "Vida en el gabinete de vidrio" de Soile Yli-Mayry y, abajo, el cineasta Mika Kaurismaki en la Filmoteca de Lima.

    LA Universidad Católica presentará, entre el 15 y 26 de noviembre, la Semana Cultural Europea 1999. El evento cuenta con la colaboración de la Unión Europea, la Comisión Europea y el Instituto Riva Agüero, entidades que han unido esfuerzos para llevar a cabo la última actividad cultural del presente siglo. Paralelamente, la Filmoteca de Lima está exhibiendo un Festival de Cine Europeo, que se inauguró con la presencia del cineasta finlandés Mika Kaurismaki.Respecto a la "Semana", entre los invitados extranjeros figuran el Trío Nueva Finlandia (lunes 15, 7.30 p.m, Instituto Riva Agüero), la pintora finlandesa Soile Yli-Ma-Mäyry (martes 16, Centro Cultural, 7.30 p.m), José María González (Conferencia sobre Friedrich von Schiller, lunes 22, 7.30 p.m, C.Cultural)y Marco Curatola (Conferencia sobre la Arqueología del Nuevo Mundo, miércoles 24, 7.30 p.m, C. Cultural). Ingreso libre.



    VIDAS
    DE LUZ

    La Galería Lucía de la Puente de Barranco presenta una muestra de pinturas titulada "Vidas paralelas", de la artista peruana Luz Letts. Se trata de nueve obras de mediano y gran formato. Se incluye un políptico, en técnica mixta, donde aparecen sus ya conocidos personajes: hombres y mujeres anónimos cargados de nostalgia Cada tela desarrolla una singular "historia". La inauguración tendrá lugar el martes 16 de noviembre en Av. Grau 810, a las 7.30 p.m. La exposición podrá visitarse hasta el 4 de diciembre.

     


     

    Subir

       

       
    Pagina Principal