Cita Con Zuecos
Holanda: más allá de tulipanes, quesos y molinos de viento.

En el Rijksmuseum, bajo los manes de `La Ronda Nocturna' de Rembrandt, 80 periodistas de los principales medios de prensa de todo el mundo. Al centro, sus anfitriones Leo van Wijk, presidente de KLM, y Anne Marie Jorritsma, ministra de Asuntos Económicos de Holanda.

COSMOPOLITA y con una historia de centurias que resume de sus edificios y aún de las piedras de sus calzadas, Amsterdam, la capital holandesa, entra al nuevo milenio llena de innovaciones, con una economía floreciente, pero manteniendo ese espíritu de tolerancia, tranquilidad y buen vivir que la caracteriza. KLM, la línea aérea holandesa, al cumplir su 80 aniversario, invitó cabalísticamente a 80 periodistas de los principales medios de prensa de todo el mundo, entre ellos a CARETAS, a dar una mirada a las expresiones de `La Segunda Edad de Oro de Holanda'; una etapa que va mucho más allá de tulipanes, quesos y molinos de viento.

Festival de esculturas en La Haya.

Bajo los manes de `La Ronda Nocturna' de Rembrandt, el mayor tesoro artístico del Rijksmuseum, la ministra de Asuntos Económicos, Anne Marie Jorritsma, reveló a los asistentes la clave del milagro holandés: control de gastos del Estado, equilibrio salarial y reforma del sistema de seguridad social. Todo ello acompañado de un grupo de medidas para estimular la competitividad empresarial, creando mayores opciones de negocios con bajos costos administrativos, eliminando legislaciones restrictivas y desarrollando la tecnología de la información y comunicaciones que los ha colocado entre la elite mundial de este campo. Pero no sólo de pan viven los neerlandeses, Amsterdam ofrece una mixtura de atractivos culturales, con las exhibiciones finiseculares de sus excelentes museos, múltiples actividades artísticas al aire libre, 6,500 monumentos que pronto figurarán al lado de la Gran Muralla China en la lista mundial Heritage, y por la fuerte influencia de su diversidad poblacional -sólo la mitad de los habitantes son holandeses nativos- reflejada en su multilingüismo, en su cocina -la sazón de más de 50 países, de la japonesa a la beduina, se encuentra en sus restaurantes- que dan una atmósfera estimulante y creativa a esta ciudad que surge de entre las aguas y que a decir de su alcalde S. Patijn, es bastante grande, aunque no lo suficiente.



© 1995 - 1999 Empresa Editora Caretas S.A.