Se Viene el Encuentro
Laura Esquivel como figura: este 18 Encuentro Iberoamericano de Mujeres Narradoras en Lima. CARETAS dispuso su propia mesa redonda.

Rocío Silva Santisteban, Mariella Sala y Pilar Dughi, discuten los porqués de este Encuentro Iberoamericano a realizarse del 18-21 de agosto en el Museo de la Nación. El encuentro convocará a 32 escritoras de 17 países.

CUANDO se habla de literatura femenina hay un concepto implícito sobre lo universal. ¿Existen los universales?
Mariella Sala. Se dice que ahora las mujeres constituyen una tendencia en la narratividad y, como es literatura femenina, no es literatura universal. Lo peligroso es decir que ya que este tipo de literatura tiene éxito, no es seria.
Pilar Dughi: Al momento de la creación no hay una pretensión programática en relación al género. Pero cuando el producto se coloca en el mercado ahí empieza el cortejo editorial, eso afecta a todos los escritores en general. Si lo universal esta en relación a la calidad entonces no hay diferencias.
-Los estudios de género cobrarían sentido ahí donde la presión comercial de una literatura genera una cierta lectura de ella. Pero en el Perú ¿cómo encaja ese discurso?
-PD. Lo que se está haciendo es abrir un debate que es usual en otros espacios, es un punto que convoca más elementos críticos a la reflexión literaria.
-MS. Lo que no hay en el Perú es un reconocimiento de las mujeres como sí existe en los hombres. He leído a las escritoras latinoamericanas, exceptuando claro, a las isabeles allende, como Cristina Peri Rossi, a Mayra Santos, aunque la mayoría de gente no las conoce.
-Rocío Silva Santisteban. Lo que se maneja acá es literatura femenina igual Laura Esquivel o Angeles Mastreta, es decir, "realismo", un toque de "real maravilloso", personajes "femeninos".
-MS. O "qué regio ser mujer"...
-R.S O la "onda" sensual. Eso me parece válido como propuesta, pero no es lo único.
-Los prejuicios afectan a todos. Por ejemplo la literatura "joven"...
-R.S. El problema surge cuando una propuesta estética se convierte en algo así como el formato que deben escribir las personas. Etiquetar es fácil. Etiquetamos a los jóvenes y eso funciona.
-M.S ¿Pero no tienen estas etiquetas una carga peyorativa?
-R.S. Las propuestas pueden ser muy ricas. Es decir lo que hace Laura Esquivel ya lo hizo Jorge Amado en "Doña flor y sus dos maridos", que es una novelaza. Pero eso impone un horizonte: eso esperan de los latinoamericanos en Europa.
-PD. Es más el problema de las diferencias culturales, que el de la calidad de los textos.

Isabel Allende empezó la avalancha de las mujeres narradoras. Las peruanas discuten controvertidos cuadros del mundo femenino vargasllosiano.

-En unas declaraciones Pilar Dughi decía que la literatura era "andrógina".
-P.D. Se ha apelado al término androginia desde el momento en que Virginia Woolf lo usaba para toda la crítica al estereotipo, es decir, "yo no soy como el resto de mujeres porque, al ser escritora, soy andrógina, por lo tanto, la diferencia no me afecta". Yo entiendo esto de una perspectiva intergenérica e intercultural. Cada uno escribe con lo que es y con lo que tiene.
-MS. Cuando Virginia Woolf habla de la androginia dice que como mujer también tiene derecho a escribir.
-RS. Y finalmente que cada sexo se describe a sí mismo cuando escribe. Eso me parece lógico.
-PD. Lo que no obvia que puedas trascender lo que eres.
-R.S. Claro, si no, no habría ningún escritor de ciencia ficción.
-Hablábamos antes de la entrevista de los pocos personajes femeninos de la literatura peruana. ¿Tiene que ver esto con los géneros?
-PD. Eso está en relación con el talento de cada escritor, me parece.
-MS. Recuerdo un personaje, "Maruja" de "No una sino muchas muertes". Es algo extraño, no tenemos una Alejandra como la de Sábato. Tal vez las visitadoras.
-RS. Recuerdo que en un `Hueso Húmero' se analizaban las novelas de Bryce, Ribeyro, Vargas Llosa. Se concluía que las marocas estaban escritas del cuello para abajo, las pitucas del cuello para arriba.
-MS. En nuestra literatura nacional ésos han sido los personajes femeninos. Si no nos acordamos de un nombre es que no ha habido.
-¿No es que las escritoras demoran en construirse?
-PD. En parte tiene que ver con el oficio. Hay mujeres y hombres que manejan mejor el asunto.
-MS. Tiene que ver también con la personalidad de los escritores y la manera cómo se han acercado a las mujeres. El caso de Vargas Llosa es obvio, independientemente de su oficio.
-¿No será que una mujer sólo puede escribir bien de mujeres y el hombre de hombres?
-RS. No, está García Márquez. Jorge Amado. Petra Cotes, Tieta.
-MS. Y ahora estamos hablando de los personajes femeninos en la literatura masculina. Vamos, todos los congresos tiene un criterio. Debe ser el único país donde todavía nos preguntamos por qué un congreso de mujeres. (Luis Aguirre).


Amor Posmoderno
TUS AMIGOS JAMAS TE HARIAN DAÑO. Relaciones amicales que se entreveran con la carnalidad. Uno del grupo llamado Mario se propone ingresar al seminario y sus amigos deciden hacerle una despedida algo pagana. Mientras tanto, Mariana cree estar embarazada de Mario. Todo se resuelve en una noche al calor del alcohol y de los cigarrillos. El texto corre a cargo de Santiago Roncagliolo, su debut en teatro, y la dirección es de Ricardo Morán, quien trabajó anteriormente con Roberto Angeles. Actúan Chio Gómez, Peter Brandes (en la foto), Alonso Noriega, Mariana de Althaus, entre otros. El estreno es el jueves 12 a las 8 p.m. y va de jueves a domingo a lo largo de agosto. La cita es en el teatro Mocha Graña (Av. Sáenz Peña 107-Barranco).


Llega Alquimista
UPC trae a popular Paulo Coehlo este 16 de agosto. CARETAS conversó con él.

Más de ocho millones de libros vendidos. "El alquimista" es bestseller.

PAULO Coehlo empezó a escribir a los 38 años y tuvo un encuentro con un ángel. El segundo escritor que más vende en el mundo conversó teléfonicamente con CARETAS.
¿Cuáles han sido sus últimas actividades?
-He vuelto de Galicia donde he recibido la Medalla de Oro por uno de mis libros, "El peregrino", diario de un mago, que según el gobierno español ha promocionado mucho el camino de Santiago de Compostela. Ahora, más bien yo debería dar una medalla al camino de Santiago porque el cambio total de mi vida fue ese libro, fue el momento en que decidí enfrentarme con mi leyenda pesonal, empezar a escribir. Recibí hace poco una fotografía de Bill Clinton que salió publicada en el "Washington Post" leyendo "El alquimista".
-¿Recibió alguna invitación de él a propósito de la novela?
-Recibí una invitación por medio de mi agente, pero es una cosa no muy concreta, espero a finales de año encontrarme con él.
-¿Cómo fue su cambio personal con el libro "El peregrino"?
-Tenía la idea de ser un escritor, idea que postergaba porque tenía los miedos normales que uno tiene cuando se enfrenta con sus sueños, es decir, la posibilidad de la derrota.
-¿Siendo un hombre espiritual, cómo maneja esa contradicción entre su búsqueda personal y el éxito comercial?
-Primero no hay contradicción. Segundo, el éxito llegó muy despacio, porque no tiene nada que ver la espiritualidad con el hecho que soy un escritor. No soy un gurú. Yo vivo mi vida como escritor. Yo gano dinero con mis libros ¿comprende?
-¿Cómo trabaja sus libros?
-Más o menos trabajo un mes, el momento de poner todo en el papel, pero por años yo pienso en ellibro. Tiene mucho más que ver con el embarazo, el hecho de hacer el amor con la vida y quedarse embarazado.
-Ud. admira mucho a Borges, ¿va a participar en algún homenaje suyo a propósito del centenario este año?
-Yo fui invitado a Argentina, pero el hecho que yo sea admirador... yo creo que hay un silencio en la admiración mucho más importante, no... creo que esto de los homenajes no cambia nada.
-¿Conoce la literarura peruana?
-De literatura peruana conozco bien Vargas Llosa. Me gusta muchísimo. Por ejemplo, escribió sobre Brasil, La guerra del fin del mundo, y lo hizo muy bien. Admiro mucho la manera en que Vargas Llosa fue capaz de ver Brasil. Tenía una inocencia que le permitió escribir muy bien la historia.
-¿Qué espera encontrar en el Perú?
-Yo voy a Perú por una razón, conectarme con mis lectores. No estoy yendo a Perú porque voy a vender más libros. Mi primer viaje fuera de Brasil el '69 fue a Perú. Machu Picchu, Cusco, Lima, Arequipa. Yo viajaba como un hippie, es decir conozco bien su país. Una búsqueda espiritual no se planifica, lo que me importa es la gente y dónde ella me lleve. (Luis Aguirre)


ESPEJOS.- El centenario de Borges no cesa de ser motivo para distintas celebraciones y homenajes. El Centro Cultural de España ha inaugurado en su Sala de Exposiciones la muestra "El Otro, el mismo" que reúne a cuatro artistas plásticos alrededor del escritor. El argentino Luis Fernando Benedit, la española Ana Busto, (instalación "Corto y largo de vista" arriba) el inglés George Clark y el peruano Eduardo Villanes muestran sus trabajos. Natalio Sánchez 181, Alt. cuadra 6 de Av. Arequipa.


Imagen Naciente
EL poeta José Watanabe, la estudiosa Amelia Morimoto y el fotógrafo Oscar Chambi han editado un libro de fotografías e imágenes a propósito del centenario de la inmigración japonesa al Perú bajo los auspicios del Congreso de la República. La edición es de lujo y es una secuencia histórica de esa aventura que inició una gran tradición cultural en estas tierras. Desde el viaje por mar, hasta el establecimiento comercial de muchas familias y el influjo incluso en los deportes, el libro es un documento valiosísimo de una buena parte de la historia del Perú.


Suspenso Centenario
Se celebra primer siglo de Hitchcock.

ALFRED Hitchcock fatigó su ingenio en media centena de películas y una serie de televisión, pero abrió y explotó vetas que siguen pródigas para sus innumerables discípulos. Esa vasta obra, además, es la mejor prueba de que en el cine, pese a su aparatosidad y su compleja organización del trabajo, también brilla el personalísimo toque autoral. Su nombre es ya una marca de calidad, al igual que el `suspense', triquiñuela dramática esencial a su cine de emociones. El entrenador de "Los pájaros", el azuzador de "Psicosis", el mirón de "La ventana indiscreta", y el obseso de "Vértigo" nació el 13 de agosto de 1899 y murió en 1980, pero su obra tiene una rabiosa modernidad.



© 1995 - 1999 Empresa Editora Caretas S.A.