El Rival Más Peligroso
Enemigo público número uno de Fujimori abre este viernes 13 su primera Convención Nacional. Esta semana, dardos -y besos- le apuntaron al corazón.

La escena se registró en Huaraz, la capital de Ancash, departamento en que Somos Perú conquistó mayoría de alcaldes provinciales y distritales.

Foto GILMAR PEREZ

UN azul serrano intenso, limpio, dominaba el cielo huaracino el último fin de semana. El sol brillaba con intensidad, sin perturbar el sereno nevado de las cumbres. Nada hacía presagiar los nubarrones políticos que horas después se desatarían contra el alcalde de Lima Alberto Andrade, tras la renuncia de Paquita Izquierdo, alcaldesa de Jesús María.
El líder de Somos Perú llegó a Huaraz, uno de los principales bastiones que tiene desde las últimas elecciones municipales y donde su movimiento fue el que conquistó el mayor número de alcaldes provinciales y distritales.
Recorrió distritos como Anta, Yunga, Jangas, Tarica, Paltay, Monterrico, y gran parte de Huaraz. La caravana era recibida con simpatía. En algunas calles se podía leer pintas sugerentes, desafiantes: "Andrade Presidente".
La gente se le acercaba y saludaba en el camino. Por fin, durante la clausura de un evento regional, Andrade asumió a plenitud su papel y esbozó cinco líneas maestras que definen su plan de gobierno:
-Construir una nueva democracia.- Participativa, descentralista, con un Poder Judicial autónomo. No queremos una economía estatista ni un capitalismo salvaje, sino una alternativa nueva: una economía moderna, una economía social de mercado, con rostro humano.
-Hacer del Perú un país productivo.- Los recursos del canon deben invertirse en los gobiernos locales sin pasar por el gobierno central.
-Resolver el problema de la alimentación.- Garantizar el pan. Hoy el Perú es un país importador de alimentos que produce. El problema del pan requiere estrategias en la agricultura peruana.

Fujimori vio desde el primer día al alcalde como un rival de temer. Nunca lo recibió en Palacio. Derecha: carpa móvil para morosos de banca de consumo.

-Una nueva educación y salud.- El último anuncio de Fiestas Patrias no toca el verdadero problema. En el Perú el tiempo de estudio de un alumno de colegio nacional es de 450 horas al año, en Chile de 1,500 y en Europa de 2,500. El 75% de la población no tiene seguridad social.
-Peruanizar al Perú.- El nuevo gobierno tiene que trabajar por construir una población orgullosa de su tierra.
Es un mensaje que excede el ámbito municipal, sin duda. Casi una plataforma electoral que este viernes 13 será desarrollada en la Convención Nacional que realizará Somos Perú en la carpa del Hotel Crillón.
Este movimiento sólo tiene dos años de fundado pero su líder ha recibido desde las esferas de gobierno una sostenida campaña de demolición que incluye desde el ninguneo de ministros hasta portadas en serie de los pasquines chicha.
"La política es en última instancia capacidad de transmitir tu mensaje, y el gobierno está cerrando oportunidades", señaló un asesor de Somos Perú.
Y, sin embargo, el movimiento sigue allí.
La última encuesta de Imasen ubica a Andrade como vencedor en segunda vuelta, con 42.7% si se enfrentara a Alberto Fujimori (39.5%) y con 40.0% si lo hiciera con Castañeda Lossio (33.4%).
Nada mal si consideramos que en agosto de 1994, año también preelectoral, una encuesta de Imasen sobre una eventual segunda vuelta colocaba a Alberto Fujimori en primer lugar con 47.6%, mientras que el embajador Javier Pérez de Cuéllar conseguía 40.5% de preferencias.
Sin embargo, no se puede ocultar una caída de cuatro puntos el último mes (ver cuadro). "Estamos en un momento en que la caída en las encuestas no sólo hace evidente la pérdida de intención de voto sino que crea también un clima y una sensación de derrota. Incluso esa sensación puede darse en quienes votarían por él (Andrade). A eso se llama "clima de opinión", advierte Tuesta Soldevilla.

Pese a la campaña de hostigamiento, Andrade mantiene, según la última encuesta nacional de Imasen, un consistente 23 por ciento de la voluntad de voto. Eso explica muchos enconos.

Su estrategia de crecimiento ha sido concentrarse en los distritos con mayor población. Los resultados de las elecciones municipales así lo confirman. Vamos Vecino ganó más alcaldías distritales, pero convenció a menos electores que Somos Perú.
No es gratuito, pues, el encono oficialista. Desde el comienzo Fujimori se dio cuenta de la potencialidad de este candidato al que inexplicablemente la clase política mira aún con cierto desdén, obnubilada tal vez por el fatalismo de pensar que "el Chino se queda de todas maneras".
Andrade es el único candidato que en Lima ha derrotado dos veces a lo más potable del fujimorismo. Pero ese es un mérito que la clase política hasta hoy parece mezquinarle.
Hay varias razones para este escepticismo. Como señala Giovana Peñaflor de Imasen, una tiene que ver con el estilo de Andrade.
"Es un hombre exitoso, pero pragmático. No va por el lado del análisis intelectual o teórico de las cosas, asunto que por muchos años ha sido el perfil de la clase política", afirma.
Es cierto, Andrade es un hombre que ejecuta, más que filosofa. Y probablemente exista una visión desconfiada de los hombres pragmáticos en ciertos círculos políticos.
Pero además debe tenerse en cuenta una dosis de rivalidad por el surgimiento de Andrade como potencial contrincante de Fujimori y la casi desaparición de los partidos.
"La inexistencia de vínculos hizo que surgiera una competencia entre Andrade y los partidos en lugar de un acercamiento. Los partidos no sintieron que el triunfo de Andrade fuera parte de su triunfo; lo vieron como un rival que no los incluiría en su proyecto", señala Peñaflor.
Las palabras claves del régimen parecen ser "orden" y "no retorno al pasado". Cualquier intento de perfilar alternativas se desarticula con argumentos como "nadie más que el Chino asegura orden", seguido de "el pasado es el caos".

Paquita Izquierdo: ¿relegada o presionada?

Claro que administrar una ciudad de ocho millones de habitantes no es poca cosa. La comuna metropolitana no ha quemado todavía todas sus balas. En lo que resta del año se sucederán una serie de obras de envergadura respetable como el Parque de la Cultura y el Centro Comercial Polvos Azules.
Pero, donde el alcalde tal vez agarró carne en las últimas semanas ha sido en el tema de la banca de consumo. Andrade anunció la campaña "Una oportunidad para cumplir" a fin de apoyar a los deudores morosos de la banca de consumo, problema que afecta a más de un millón de peruanos y que significa unos US$ 400 millones de cartera pesada.
La idea es que el municipio, a través de la secretaría de defensa del consumidor, actúe de mediador entre los deudores y la banca de consumo, empadronar a los afectados, clasificar su situación y negociar con los bancos para reducir intereses y ampliar plazos.
Al encarar este problema, al mismo tiempo Andrade sigue convocando voluntades. Para llevar a cabo su tarea cuenta con el concurso del especialista en la materia, Hernán Garrido Lecca, quien con una suerte de proyecto piloto -800 trabajadores y ex trabajadores de Enapu- ya probó que es posible la mediación entre los deudores y los bancos.
La propuesta sacó roncha en el gobierno y Joy Way lo acusó de crear falsas ilusiones. Una razón más para temerle.
En medio de esta coyuntura se produjo la renuncia a Somos Perú de la alcaldesa de Jesús María, Francisca Izquierdo.
"Si hay crisis, es crisis de crecimiento", dijo el martes 10 la alcaldesa de San Miguel, Marina Sequeiros, al explicar la renuncia abrupta de su colega.
La renuncia movilizó a todos los alcaldes de esa agrupación. A nombre de los 21 alcaldes de Lima Metropolitana, Sequeiros desmintió que exista autoritarismo y nepotismo al interior del movimiento, principal argumento esgrimido por Paquita.
Sin llegar a constituir una crisis, esta salida significa un golpe al corazón de la agrupación. Uno más a los sufridos últimamente. Recuérdese el "jale" a las filas oficialistas de Luisa María Cuculiza y la derrota de Fernando Andrade en Miraflores.

Alcaldes distritales de Lima y regidores metropolitanos el martes. Rápida prueba de unidad.

El quid del asunto parece encontrarse en la presentación de un grupo de voceros, entre otros, Aurelio Loret de Mola, Beatriz Merino y Pedro Planas, todos ellos rostros nuevos que no han estado con Andrade desde la génesis del movimiento.
También se habla de fuertes presiones, debido a las deudas que afronta la comuna (hace unas semanas un diario local publicó que desde mayo el municipio de Jesús María adeuda a los pensionistas 900 mil soles).
En cuanto al argumento de nepotismo, puede decirse que no es nuevo. Ciertamente en las últimas elecciones municipales han sido candidatos el primo hermano de Andrade, Jorge Bonifaz Carmona (La Victoria), la hija, Jimena Andrade, como regidora de la Municipalidad de San Isidro, y el propio Fernando Andrade.
Se trata del mismo entorno que ha rodeado a Andrade desde la fundación de Somos Lima. Fernando Tuesta Soldevilla señala que la práctica de reclutar gente del entorno más cercano la usó Fujimori y es probablemente una característica de los movimientos nuevos.
A propósito se dijo que uno de los motivos de la renuncia de la Izquierdo la habría propiciado la elección de Fernando Andrade como coordinador de los alcaldes distritales. Pero la alcaldesa de San Miguel, coordinadora de los alcaldes de Somos Perú en Lima, dijo que Fernando Andrade declinó de tal designación.
Si algún beneficio se puede sacar de este golpe, sería el haber acicateado el cronograma de los planes al interior de Somos Perú.
Las bases regionales lanzarán este viernes 13 la candidatura de Andrade, y casi se puede decir que las circunstancias lo hacen necesario.
Pero además será una hora de decisiones.
Manuel Masías adelantó que es probable que ese día se acuerde si los integrantes de las listas parlamentarias serán designados o elegidos por voto, y también si procede alguna alianza política.
Todo en una reunión a puerta cerrada, donde se tratará de despejar malestares que la renuncia de Paquita pueden haber soliviantado.



© 1995 - 1999 Empresa Editora Caretas S.A.