Abriendo La Puerta A La Fusión
En bien elaborado giro, el segundo banco más importante del Perú se asocia con el Sudameris de Italia.

Mientras el real brasileño se mueve al ritmo del carrapicho, el Sol peruano empieza a moverse al ritmo de la siguapa; sin embargo, Susana de la Puente Wiese defiende el modelo económico a capa y espada, pero no se resiste a caer en ciertas herejías como la reducción del IGV, la flexibilización del encaje y la negociación con el FMI en pro de un déficit fiscal de 1%. En la onda de Rudiger Dornbusch y el argentino Domingo Cavallo, ante la ola devaluatoria, pide la dolarización de la economía en momentos que el Banco Wiese, que fundó su abuelo Augusto Wiese, se prepara para una megafusión con el Banco Commerziale Sudameris de Italia. Ayer, miércoles 10, celebró su cumpleaños y hoy confiesa a Caretas su vena política.

Susana de la Puente Wiese, la joven y fogueada banquera que ha contribuido a la nueva arquitectura y remozada solidez del banco fundado por su abuelo.

Entrevista RAFAEL HIDALGO

EL entusiasmo de hace cinco años, cuando Caretas conversó por primera vez con usted, se ha enfriado. ¿Es que el modelo económico no camina?
-No es un problema del modelo. Este ha funcionado con gran éxito y es el que ha permitido que el Perú en sólo siete años se haya convertido en uno de los países latinoamericanos más atractivos para la inversión extranjera. Lo que pasa es que hace cinco años estábamos haciendo reforma tras reforma, con unos resultados visibles e inmediatos porque el país había estado quebrado, devaluado y había mucho por hacer y muy rápido. Ahora las reformas son más profundas, toman más tiempo y hay que hilar más fino.
-¿No le asusta que el modelo económico esté basado en un financiamiento exterior del sector privado con el que ahora no se cuenta?
-Todos los países del mundo se financian con capitales externos. Ningún país, ni siquiera Estados Unidos y menos los países emergentes como el Perú tienen la capacidad de autofinanciarse. Se tiene que acceder al financiamiento externo que es básicamente inversión externa. En los momentos de crisis como los que vivimos, las inversiones en general, sobre todo las de corto plazo, disminuyen. Sin embargo, el Perú es el país en Latinoamérica que mejor ha soportado el shock externo y pronto volverá a atraer capitales externos para financiar su desarrollo.
-Pero la tasa de inversión privada ha bajado de 24 % a 20 % en 1998.
-Ese es otro reto que tiene el gobierno. En todas partes del mundo la inversión ha bajado porque los capitales se están redireccionando. Los países que antes eran considerados desarrollados como los del Asia ahora se han vuelto emergentes y absorben estos capitales. Además, a raíz de las crisis recientes hay menos apetito por el riesgo. Sin embargo, Perú es hoy, por su solidez y perspectivas, uno de los países más atractivos para la inversión. Tenemos que sacarle partido a esto.
-¿Por qué tenemos el encaje en moneda extranjera (38 %) más alto de Latinoamérica?
-Porque se fijó en un momento que sobraban flujos externos en dólares. Los flujos entraban porque el Perú era el darling de Latinoamérica y porque sobraban capitales en el mundo. Se subió el encaje para evitar una inflación con esta masiva entrada de dólares. La contrapartida debería ser inmediata: cuando los flujos bajan, el encaje debería bajar. En mi opinión, debería haber un sistema directo para que se baje porcentualmente el encaje cuando caiga porcentualmente el nivel de dólares del exterior que están en el sistema. El sistema bancario sigue necesitando mayor liquidez para financiar el crecimiento de las empresas.

El Wiese sigue segundo (17.09 %), pero se acerca a la punta al fusionarse con el sexto del sistema, el Sudameris (4.34 %).

DOLARIZACION

-La devaluación acumulada desde enero de 1998 supera el 23%. El precio del dólar es la pesadilla de las familias. Los peruanos no ganamos en dólares sino en soles. ¿Qué hacer?
-El hecho de que haya habido una devaluación de 23% no es lo que más me preocupa. La devaluación per se no es mala porque es la forma en que la economía absorbe los shocks externos. Además, en el caso peruano ayudará a nuestras exportaciones corrigiendo así el déficit en cuenta corriente. Mi opinión es que se debe buscar dolarizar la economía en el tiempo. Ya es bastante tarde para desdolarizarla. Si ya estamos dolarizados al 70 % yo estaría tentada a irme al 100 %. O tal vez debemos crear una moneda única en Latinoamérica como la que hay en Europa. Creo que ese momento tarde o temprano llegará y será positivo, aunque muy difícil de implementar.
-Pero, la mayoría de peruanos ganan muy pocos dólares al mes...
-Todo el Perú calcula en dólares. La gente prefiere ganar en dólares.
-Usted ha pedido que rebajen la tasa del IGV de 18 %, lo que es una herejía para la ortodoxia fiscal.
-El Perú tiene que atacar el problema de la recesión por dos lados: por la oferta y por la demanda.
-El ministro Víctor Joy Way, para atacar por el lado de la demanda, ha anunciado un adelanto del gasto fiscal por S/. 980 millones.
-Ya que el crecimiento se ha estancado es importante soltar algo de demanda y aumentar muy moderadamente el déficit fiscal. El Perú puede darse el lujo de tener un déficit fiscal moderado de 1% del PBI, equivalente a unos US$ 600 millones. Pero sobre todo necesitamos concentrarnos en atraer y promover mayor inversión.

MATRIMONIO AD PORTAS

-JP Morgan asesoró las fusiones de Backus con CNC y la de Alicorp. ¿Están actualmente asesorando la voceada fusión entre el Banco Wiese y el Banco Sudameris?
-Desde hace 18 meses JP Morgan viene asesorando al Banco Wiese en su proceso de determinación de su estrategia a largo plazo y las alternativas que tiene. El Banco Wiese es el segundo banco del país y tiene un gran "franchise" que quiere preservar en el tiempo. Los accionistas mayoritarios del Wiese se acercaron para que elaboremos un plan estratégico de mediano plazo dentro del cual se incluya el objetivo de buscar una asociación estratégica con un banco internacional. La intención del Wiese es entrar al próximo milenio preparado para la globalización, la competencia, las nuevas tecnologías. Quiere ser el mejor banco del Perú y uno de los mejores en Latinoamérica.
-¿Es que el Wiese necesita punch?
-En un mundo globalizado donde los capitales van y vienen y el ahorro interno es limitado, la importancia de contar con las espaldas grandes de un banco internacional se ha vuelto evidente, más en estos momentos en que frente a cada shock externo puede proveer ayuda a través de líneas de crédito. Además, ante la globalización los bancos deben buscar crear masa crítica, así como atraer tecnología de punta. Antes, los bancos regionales no sentían la necesidad de tener un socio estratégico. Opinaban algunos que la banca era un negocio local y que por lo tanto los bancos debían ser locales. Esto ha cambiado. Ahora buscamos bancos grandes regionales o internacionales. El capital no tiene nacionalidad.

Una aspiración política y el inspirador recuerdo de su abuelo, don Augusto Wiese, el fundador, figuran en la suma vital de Susana de la Puente. Es, además, cultora de la música criolla.

-¿Ya se concretó esta fusión?
-El Banco Wiese tiene una tradición peruana altamente reconocida. Es el segundo banco del país, por tanto es muy atractivo para los bancos extranjeros que quieren crecer en Latinoamérica y en el Perú en particular. Hemos realizado el análisis de cuáles son los mejores candidatos y el Sudameris sería un socio muy interesante.
-¿Por qué razones?
-La Banca Commerziale y su subsidiaria en Latinoamérica, el Sudameris, tienen una larga trayectoria bancaria en la región. Más de 100 años. Además conocen bien el Perú. Fueron los accionistas principales del Banco de Crédito por más de 80 años. Es uno de los bancos más importantes de Europa y proporcionará al Wiese el capital, la red internacional, las líneas de crédito y su experiencia de gestión a nivel mundial.
-¿Cuál sería la arquitectura de la alianza?
-El objetivo es juntar fuerzas y que cada socio aporte a la asociación sus mejores activos; el Wiese su tradición de banco peruano donde la gestión de la familia Wiese se complementaría con el respaldo de la Commerziale/Sudameris. Así se lograría un nuevo banco, sólido, moderno y peruano, enriquecido con la gestión de ambos.

LAS PRIMERAS LETRAS

-¿Cómo se aprende el abc de la banca?
-Desde muy niña me gustaron los negocios.
-¿Qué recuerdos tiene de su abuelo materno?
-Desgraciadamente recuerdo poco de mi abuelo Augusto Wiese porque murió cuando yo era chica. Pero siempre ha tenido una presencia muy fuerte en mi familia. Don Augusto era un tipo espectacular. En su momento fue el empresario más importante del Perú y con renombre internacional. Curiosamente su interés principal fue la industria. Fue un gran empresario y además un banquero prominente, con un gran amor por su país. Era un hombre que siempre veía hacia afuera y en su época quería hacer del centro Wiese, lo que es el Rockefeller Center. Soñaba con hacer el Centro Wiese, que hoy finalmente se está construyendo en la avenida República de Panamá.
-¿Te educaron en el ahorro?
-No, más bien mi enfoque estaba en el gasto. Yo siempre he gastado más de lo que tengo. Más que ahorrar, me ha gustado tomar prestado y darle la vuelta al dinero.
-¿Estarías dispuesta a dejar la banca y tomar un puesto político?
-He heredado de mi padre la vena política. En algún momento voy a hacer algo. No sé exactamente qué, pero creo que, considerando mi experiencia, debo y puedo contribuir con mi país. ¿En qué momento será? No sé. Pero tengo la sensación de que lo voy a hacer en algún momento.
-¿Te sientes la Ana Botín peruana o Ana Botín debería sentirse la Susana de la Puente española?
-Me siento Susana de la Puente, y ella se siente Ana Botín. Somos amigas. Trabajamos juntas en el JP Morgan durante 13 años y no la queríamos dejar partir a España al banco de su familia, porque era una de nuestras mejores ejecutivas. Ahora es directora del Banco Santander y una de las líderes del grupo, así como una mujer de trayectoria internacional de la cual las mujeres debemos estar orgullosas. Frecuentemente nos encontramos en eventos de la banca internacional. Lo que tenemos en común es ser banqueras internacionales con una larga tradición familiar de banqueros.
-¿Ha soñado con ser presidenta de un banco?
-Regresaré al Perú en algún momento a apoyar al grupo Wiese.