Caretas 1550: Ofensiva De Verano




Ofensiva De Verano
Andrade tiene holgada mayoría en el Concejo, pero Vamos Vecino le prepara en el Municipio, en el Congreso y en otros terrenos una batalla campal.

En su discurso inaugural, Andrade levantó la puntería política contra el centralismo del Ejecutivo.

EL nuevo período de Alberto Andrade Carmona promete ser de candela. Lo subrayó el burgomaestre metropolitano reelecto en su juramentación el viernes último, al decir: "No puede haber un país auténticamente moderno, si no hay respeto al Estado de Derecho, si no hay independencia judicial y si no hay efectiva descentralización". Era mentar la soga en la casa del ahorcado.
Afuera, en la Plaza Mayor, un contingente del Sindicato Unico de Trabajadores Municipales (Sitramun) había intentado ingresar al Palacio Municipal antes de que empezara la ceremonia y, repelido por la Guardia de Asalto, se mantenía a la ofensiva sonora mediante altavoces vociferantes.

Alcaldesa Vergara: artillería muy pesada.

En otros escenarios, entre tanto, se alistaba a toda prisa la creación de una Asociación de Municipalidades del Perú (AMPE) paralela, dispuesta a romper por el eje dicho organismo, creado años atrás en la época del alcalde acciopopulista Eduardo Orrego. (Ver aparte).
Todo indicaba que había comenzado la ofensiva de verano en este año preelectoral que algunos quieren que sea también un año prerreeleccionista.
En el interior del municipio se había congregado una pocas veces vista muchedumbre de invitados, entre 1,500 y 1,800, a los que no llegaba la grita callejera gracias a que las ventanas exteriores habían sido cerradas, no sólo para defenderse del ruido, sino también de algunos más que probables proyectiles pétreos.

CON AMPLIA MAYORIA

Tras la juramentación de Andrade para su segundo mandato provincial ante el teniente alcalde Germán Aparicio, vino el juramento de 38 de los 39 regidores, ya que José León Luna Gálvez del Apra no se hizo presente.
La ceremonia hizo notar la holgada mayoría con que cuenta Somos Perú en el Concejo Metropolitano: tiene 24 regidores, en tanto que el oficialista Vamos Vecino sólo 13, y Acción Popular y el Apra uno cada uno.
Andrade puso una y otra vez el acento en el tema de la descentralización. "No es necesario viajar tantas veces al hermano país de Bolivia", dijo irónicamente, "para conocer y aplaudir la profunda descentralización realizada por sus democráticos gobernantes. Desde hace algunos años, el 20% de su presupuesto se canaliza hacia los gobiernos departamentales y otro 20% a los municipios, mientras aquí, donde no hay gobiernos regionales, la cifra para los municipios no alcanza siquiera al 4%. Y, extrañamente, hasta tiende a disminuir".
Habría que recordar que el gobierno está actualmente empeñado en retirar del ámbito metropolitano a la Empresa Municipal de Peajes, cuya recaudación es de 80 millones de soles anuales, equivalente a alrededor del 23% del presupuesto municipal de Lima.
Levantando la puntería, el alcalde convocó a todos los alcaldes del país a conformar una plataforma democrática, municipalista y descentralista que reivindique un desarrollo digno para todos los peruanos.

EL CASO MANUEL PARDO

No omitió Andrade un oportuno homenaje a Manuel Pardo, fundador del Partido Civil en 1871, y que fue eficiente alcalde de Lima antes de ser un descentralista presidente de la República.
Pardo, elegido presidente en 1872, en una época en que se había agotado la etapa de la "prosperidad falaz" provocada por los altos precios del guano exportado, dio un gran impulso a los concejos distritales y provinciales y a los concejos departamentales. Encargó a los municipios la enseñanza primaria. Creó Escuelas Normales en cinco departamentos.
Siendo muy joven, Pardo había estructurado, en artículos de la notable "Revista de Lima", el primer proyecto político nacional de nuestra historia. Proveniente de la aristocracia de la sangre y el dinero, no fue, como otros de su sector social, un reaccionario. José de la Riva Agüero llegó a decir de él: "Manuel Pardo preconiza, no un conservatismo inerte y estático, sino un derechismo constructivo y renovador, porque dice, en frase harto expresiva y colmada de intención: `En América, derrumbado el edificio colonial, no había nada que conservar, si no eran la religión y el idioma' ".
Sucede, en verdad, que Manuel Pardo fue, en tiempos de caudillaje militar agreste, uno de los pocos gobernantes peruanos con estatura de estadista, quizá porque era también un intelectual preocupado por el futuro.

PIEDRA EN EL ZAPATO

Aun antes de la juramentación, Andrade se había topado con novedades. La primera de ellas surgió con el enrolamiento de la burgomaestre de San Borja, Luisa María Cuculiza, al gabinete ministerial. Sobre este hecho ha surgido una polémica respecto a la constitucionalidad y legalidad de esa transferencia, entre otras cosas porque el artículo 126 de la carta señala que los ministros no pueden ejercer otra función pública que la de congresistas. Por su parte, la Ley Orgánica de Municipalidades establece que los ministros de Estado no pueden asumir puestos de alcaldes o regidores. Hay, además, una cuestión de origen. Un alcalde es elegido por voto para ese cargo; un ministro, no.
Leonie Roca Voto Bernales, joven cabeza del bloque de regidores de Vamos Vecino, ha dicho, por otra parte, que será la piedra en el zapato del Alcalde. A ella se le atribuye el Decreto Ley 776, que, con el argumento de descentralizar las transferencias monetarias a los municipios, aplicó el primer tijeretazo a los recursos metropolitanos. Ahora anuncia que va a exigir mayores atributos fiscalizadores para los regidores.
En fin, la veraniega ofensiva de la guerra mayor ha comenzado. Todo indica que por ambas partes hay equipos de polendas, en un concejo conformado en general por munícipes más técnicos y calificados que en el anterior período (ver aparte).


¡Ampay En AMPE!
Vamos Vecino busca imponer nueva directiva violando el estatuto institucional.

En 1998, en Machu Picchu, el órgano municipal todavía estaba unido. Al lado, Edgar Añamuro, de Moho, y Rolando Reátegui, de Tarapoto, dirigentes de Vamos Vecino que perdieron sus alcaldías.

EL plan político de Vamos Vecino (VV) se viene cumpliendo sin dudas ni murmuraciones. Luego de que su alta dirigencia se reuniera en Lima la primera semana de diciembre con la participación del asesor presidencial Absalón Vásquez (CARETAS 1546), se puso la mira en el próximo congreso nacional ordinario de alcaldes, acordado por el comité directivo de la AMPE el pasado 22 de octubre, y convocado por su presidente, Luis Guerrero Figueroa, para el 18, 19 y 20 de marzo en Lima.
A pesar de eso los alcaldes de VV que forman parte de la actual junta directiva de la AMPE se reunieron nuevamente en Lima el 16 de diciembre, y convocaron unilateralmente a un congreso nacional extraordinario para este 16 de enero. Plato de fondo de la agenda: la elección de nueva junta directiva.
La intención de VV no es otra que dividir la institución y al mismo tiempo cristalizar uno de sus objetivos políticos: ganar la directiva de la AMPE. Debido a que tanto el presidente como el secretario general de este movimiento político, Rolando Reátegui Flores y Edgar Añamuro Rodrigo, perdieron las elecciones municipales en Tarapoto y Moho (Puno), respectivamente, la tarea de representar esta movida institucional, ha recaído en la alcaldesa de Chaclacayo, Delia Vergara, quien ha recuperado el protagonismo perdido en las últimas elecciones donde se impuso en un final de fotografía y con reclamos en mesa no del todo aclarados, por apenas 30 votos.
Esta es la crisis institucional más seria que sufre la asociación de alcaldes, desde que en 1980 la fundara el entonces alcalde de Lima, Eduardo Orrego Villacorta. De prosperar la convocatoria al congreso extraordinario, el asunto podría derivar a los tribunales de justicia, debido a la violación de los estatutos institucionales, bajo el delito de usurpación de funciones.
El estatuto reconoce el derecho del consejo directivo de solicitar la convocatoria a un congreso nacional extraordinario con apenas el 25% de sus miembros. Lo que no se confiere, es el derecho a convocar, ellos mismos, ese congreso extraordinario. Las convocatorias a congreso, sea éste ordinario o extraordinario, sólo las realiza el presidente de la institución.
Otro yerro en modo alguno inocente es pretender renovar la junta directiva en un congreso extraordinario. Desde su fundación, AMPE ha elegido a sus órganos de gobierno en congresos nacionales ordinarios. Los congresos extraordinarios pueden elegir el reemplazo de alguno de los directivos (por vacancia, muerte o enfermedad), pero no la totalidad.
Se ha alegado que la renovación es procedente porque Guerrero ya no es alcalde. Pero se obvia el hecho, que las elecciones para el consejo directivo se realizan, por elemental sentido común, luego que los alcaldes asumen el cargo. Y los comicios se realizan una vez que los alcaldes elegidos ponen la casa en orden. Es decir que, eventualmente, un ex alcalde puede retener la presidencia de AMPE aunque por un corto tiempo.
Esta semana, Guerrero convocó, en un último esfuerzo por evitar el rompimiento definitivo de la institución que preside, a una reunión de consejo directivo. Se espera lograr una fecha intermedia para elegir a nuevos directivos de forma ordenada, democrática y legal. Esta podría ser a fines de febrero.
Incluso se ha solicitado el pronunciamiento del consejo consultivo, formado por ex presidentes de AMPE como el congresista Arturo Castillo, el alcalde de Trujillo, José Murgia Zannier y los ex alcaldes de Lima y Callao, Ricardo Belmont y Kurt Woll.
Detrás de esto no hay sino una lucha adelantada de lo que será la pugna política del 2000. Acicateado desde los más altos círculos del poder y engarzado al trabajo político desarrollado por los organismos estatales, VV se ha convertido en un experimiento exitoso, si tenemos en cuenta los 500 municipios ganados en las elecciones municipales. Somos Perú obtuvo la mitad, mientras que las agrupaciones independientes se alzaron con el triunfo en poco más de 600 municipios.
VV está tan seguro de su capacidad de organización y convocatoria que en sus predios se afirma con insistencia que la inauguración de su congreso extraordinario correrá a cargo de la flamante ministra de la Mujer y ex alcaldesa de San Borja, Luisa María Cuculiza. También asistiría el alcalde de Piura, Francisco Hilbeck.
La mayoría de alcaldes de las más importantes provincias, en cambio, no han prestado oídos al canto de sirena. Entre quienes han descartado su presencia en dicho evento se cuentan: los alcaldes de Maynas, Iván Vásquez; de Arequipa, Juan Manuel Guillén; de Huancayo, Dimas Aliaga; de Tarapoto, Marina Aguilar; de Trujillo, José Murgia Zannier; de Huancavelica, Federico Salas; del Callao, Alexander Kouri, entre otros.
El movimiento oficialista es la segunda agrupación política a nivel municipal nacional y pretende consolidar esta posición ganando la directiva de AMPE. Pero sus modos, pasando por encima del estatuto y de la tradición eleccionaria, es una demostración de fuerza al más rancio estilo de los partidos que con tanto empeño y tan poca coherencia critican. Ahora, señala un analista político, se entiende el verdadero significado del símbolo del tractor y su slogan de campaña tenemos la fuerza para gobernar.
No me cabe la menor duda que el objetivo final es asegurar la campaña reeleccionista del 2000 del actual grupo de poder, sea con Fujimori o sin él, apunta Luis Guerrero.
Y agrega: Lo peligroso es que el método utilizado recuerda el socavamiento institucional que se ha venido produciendo en el país desde el 5 de abril del 92. Es como si aquello que una vez se llamó el cáncer del poder, pretenda ahora avanzar, desde los órganos de gobierno, desde los cimientos del Estado, a las instituciones de la sociedad civil.