Bikinis En Campaña




Bikinis En Campaña
De todo el mundo llegarán a Lima modelos para el concurso New Models International.

Venezolana figura de Roselyn Silveira, ganadora del New Models en su versión de 1997.

Presentación en pleno de las concursantes del New Models en Costa Rica, sede del certamen de 1997. Ahora le toca al Perú.

DESDE la próxima semana las miradas del mundo internacional de la moda se detendrán en el Perú. Una veintena de novísimas maniquíes de Norte, Centro y Sudamérica, Europa y Asia, es decir, rubias, morenas y pelirrojas, buscarán la consagración en el modelaje teniendo como trampolín el certamen New Models International. Ronald Cárdenas, presidente de Millenium Productions y productor general, pule detalles para recibirlas y organizar las sesiones de fotos y filmaciones en distintas locaciones.

El productor general del evento, Ronald Cárdenas y la Plaza Mayor, paso obligado de las candidatas.

Soltura, versatilidad, talla de portada y, sobre todo, proyección a futuro es lo que el jurado busca entre las aspirantes.

Todo estará a punto el sábado 28 de noviembre sobre el escenario del teatro Astros, día en que se transmitirá en directo a 30 países, vía Red Global, un espectáculo donde las estrellas serán las modelos que marcarán la pauta en las pasarelas del próximo siglo. El ejemplo más notable es el de la mexicana Elsa Benítez, quien fuera elegida New Model en 1995, y que ahora es el rostro latino más solicitado en las portadas de prestigiosas revistas como Vogue, Elle, Marie Claire, Glamour, entre otras. Por el momento, dos peruanas están siendo seleccionadas para representar al anfitrión. El premio mayor consta de un contrato de trabajo por un año en la agencia Company Management de Nueva York por un valor de 60,000 dólares. CARETAS seguirá paso a paso -y con lente atento- los pormenores de la estadía, preparación y competencia de las bellas de futuras portadas. Desde ya, el jurado tiembla.

En 1995, la joven modelo mexicana Elsa Benítez saltó a la fama tras ganar el concurso New Models International, y firmó inmediatamente un contrato anual por sesenta mil dólares con la agencia Michelle Pommier Models de Miami. En sólo un año se convirtió en la nueva top-model de la industria y en uno de los rostros latinos más requeridos por los fotógrafos de portadas. En la actualidad es modelo exclusiva de las campañas publicitarias de la firma Dolce y Gabanna a nivel mundial. Igual suerte podría correr una de las competidoras del certamen a realizarse en el Perú.