Por Júpiter, ¿Qué Es Esto?


Por Júpiter, ¿Qué Es Esto?
Las unidades que maneja como un ejército propio el Dr. Vladimiro Montesinos con armas prestadas.

Se estima que por lo menos 40 efectivos escoltan a Montesinos permanentemente.

EN la mitología griega, Júpiter viene a ser el equivalente al dios Zeus de los romanos, el padre de todos los dioses y el más poderoso, al cual se le tiene que rendir todos los honores. Júpiter también es el planeta de mayor tamaño en el sistema solar.
Júpiter, por lo tanto, no es un apelativo particularmente modesto.
Ese es, sin embargo, el nombre de una Unidad Especial de Seguridad (UES) que custodia al Dr. Vladimiro Montesinos, abogado que formalmente sigue desempeñando sólo el cargo de asesor.
Existe la posibilidad que esta unidad cumpla también funciones de guardia pretoriana del propio Presidente de la República, pero está acuartelada lejos de Palacio de Gobierno, en Chorrillos, y en todo caso se sobrepondría a las funciones formales además de ceremoniales del Regimiento Escolta del Batallón Húsares de Junín del Ejército.
La UES `Júpiter' -o la SIN-UES "J", como se identifica en la documentación oficial- no es, en todo caso, una escolta cualquiera, sino que tiene las características de una ejército particular. Y otra UES, `Alfil', forma parte de este aparato.
`Júpiter' y `Alfil' se formaron dentro de la estructura del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN) a partir por lo menos de 1993. Fuentes militares indican que reúnen a más de 300 hombres seleccionados en la Policía Nacional y el Ejército.
El comandante PNP Jesús A. Konja Chacón es el jefe de la UES `Júpiter'. El mayor PNP Julio Mercado Castillo y el capitán Percy Escobar Castillo han sido o siguen siendo sus segundos.
Konja es un policía que ha pertenecido a la que fuera importante División de Operaciones Especiales (DOES) de la PN, y es reconocido como el hombre de confianza de Montesinos en estos menesteres.

Pero vuelve la pregunta, ¿qué menesteres son éstos?
La función institucional del SIN es la de captar información privilegiada y analizarla, para que las autoridades gubernamentales -y específicamente el Presidente de la República- tome decisiones, principalmente en materia de seguridad, tanto en el campo interno como el externo. Y el SIN encabeza lo que actualmente se llama el Sistema Nacional de Inteligencia que reúne a los otros servicios y direcciones de la misma índole.
Pero el SIN no es una unidad militar de protección, defensa, ataque o "limpieza" -los organismos de inteligencia rara vez lo son. Esta SIN-UES "J" y su paralela `Alfil' cuentan, sin embargo, con una apreciable cantidad de armamento.
Se estima que la escolta personal de Montesinos, la que lo sigue cada vez que se moviliza, consta de unos 40 hombres, los que multiplicados por tres turnos llegan a 120.
A ellos se suman los patrulleros de la sección de protección de dignatarios de la Policía Nacional.
En las caravanas de Montesinos a menudo se incluye una camioneta con una ametralladora montada en la plataforma posterior, distinguible bajo la funda. El elegante detalle no impresiona a expertos que señalan que el pobre artillero sería el primero en caer en una emboscada. (La escolta del general EP Nicolás de Bari Hermoza cuenta con otra unidad similar, quizás para no quedarse atrás.).

Instalación sindicada como cuartel de las UES `Júpiter' y `Alfil' en Chorrillos.

En todo caso, la SIN-UES "J" ha recibido pertrechos militares que largamente exceden las necesidades de una escolta.
Documentos obtenidos por CARETAS detallan un flujo sustantivo (y en singular procedimiento) de armamento de guerra prestado por la Escuela de Comandos del Ejército.
El 29 de junio de 1995, por ejemplo, mediante el oficio N°645-95-SIN-UES "J", Konja dio cuenta de la recepción de un total de 350 fusiles automáticos ligeros (FAL), cuya transferencia se inició en 1994.
El material de guerra de estas UES incluye 100 fusiles Galil AR/M-386, calibre 5.56 mm. con sus respectivos accesorios y municiones. Este armamento de procedencia israelí figura en los almacenes de la UES `Alfil', que jefatura el técnico EP Jesús Zamudio Liaga. Según fuentes militares, este grupo sería un organismo para operativos y trabajos "especiales", y se confirma que instructores israelíes han participado en el entrenamiento de ambas unidades.
El mismo 29 de junio, la UES `Júpiter' recibió 11 ametralladoras AMET con sus respectivas cintas de municiones. En abril de 1994 Konja detalló otra entrega de FAL, esa vez de parte del Batallón MG. Pero a diferencia de los Galil, rifles automáticos excelentes de configuración variable, en ese lote habían 15 FAL inservibles, con el ánima picada, como consta en el oficio.
Como estos préstamos se mantienen, el jefe del Comando de Logística del Ejército (COLOGE), general de brigada Jaime Zegarra Guillén, dirigió un oficio, al parecer para curarse en salud, al oficial encargado del Servicio de Material de Guerra del Ejército el 21 de noviembre último, donde confirma la entrega de armamento de guerra en préstamo al SIN.

Ametralladora pesada bajo funda en escoltas de Montesinos y de Hermoza Ríos.

Allí precisa que "el SIN en los últimos años ha recibido en calidad de préstamo artículos de material de guerra de propiedad del Ejército, por intermedio de la Escuela de Comandos". A su vez, para salvar la responsabilidad a las entidades logísticas del Ejército, Zegarra propone que "en el sistema computarizado del COLOGE deberá figurar este material con un asterisco a fin de no incrementar artificialmente la capacidad operativa y cargos de la Escuela de Comandos, ya que el SIN no pertenece al Ejército, ni dispone de código en la estructura programática".

INSTALACION

Se señala, por otro lado, que para las UES `Júpiter' y `Alfil ` se ha construido una instalación especial en el área que ocupa el SIN en las proximidades de Las Palmas y frente al amplia área destinada a la División de Fuerzas Especiales (DIFE), próxima a su vez a la Escuela Militar de Chorrillos.
Desde hace un tiempo se asegura, por cierto, que en la DIFE existe un batallón listo a arrasar con el SIN en minutos si se diera el caso de una confrontación. La existencia de polvorines en los alrededores haría de este evento algo muy espectacular.
Nada de eso se presume que pudiera darse en la actualidad, y es de esperar que nunca suceda.
Pero esas unidades del SIN que cuentan con un arsenal prestado del Ejército sin pertenecer al Ejército -ese ejército que el Dr. Montesinos maneja como si fuera propio-, resulta incongruente por decir lo menos en estos tiempos en que, considerando la fragilidad de la seguridad ciudadana, se busca restringir y regular severamente el uso de armamento de guerra y evitar hechos delictivos realizados por criminales y por elementos descontrolados o paramilitares.
Las persistentes masacres de cambistas, inexplicables por lo cruentas y poco remunerativas, han generado todo tipo de especulaciones y toca al Estado disciplinar y regularizar al máximo sus procedimientos para evitar excesos o sorpresas.